la mafia no descansa

elindependiente.ca

El comunicado medieval de la Conferencia Episcopal

Obispos del Perú se pronuncian sobre proyecto de Unión Civil en un comunicado que parece desempolvado de sus viejos archivos.

Publicado: 2014-04-03

¿Desesperados? Ante el avance del proyecto que plantea la Unión Civil entre personas del mismo sexo, la Conferencia Episcopal Peruana emitió un comunicado en el que manifiesta su férrea oposición a la posibilidad de que este sea aprobado en la Comisión de Justicia y posteriormente en el Pleno del Congreso. Aquí el texto íntegro, con algunas observaciones del redactor de esta nota: 

con ustedes: los obispos del perúandina

Los Obispos del Perú, ante el proyecto de ley denominado Unión civil entre personas del mismo sexo, nos dirigimos a los fieles católicos y a la opinión pública en general, para manifestar lo siguiente:

1. La familia es la célula natural, primera y fundamental de la sociedad. Así lo han consagrado las más importantes declaraciones internacionales sobre la materia.

Las más importantes declaraciones internacionales también han considerado que los derechos de las personas homosexuales en el mundo deben ser respetados, algo que no se cumple al considerar que por el solo hecho de ser quienes son están descalificados para formar una familia.

2. La familia es anterior a la ley y al Estado. No es una creación humana sino una institución de Derecho Natural que está inscrita en la misma naturaleza humana.

¿Parejas del mismo sexo no pueden ser consideradas una familia? ¿Cree la conferencia episcopal que el único núcleo familiar es el que tiene papá, mamá, hijos y perrito? ¿Qué sucede con las madres y/o padres solteros? ¿Las abuelas que crían a sus nietos? La homosexualidad, y el núcleo homosexual, también son anteriores a la ley. A ver si leemos algo más que la biblia, señores 'obispos del Perú'. 

3. Dios los creó “varón y mujer”(Gn1,27). Esta diversidad y complementariedad sexual tampoco es un mandato de la persona humana, ni del Estado, ni de la ley, sino que es creación de Dios para el bien del género humano.

Más allá de lo desatinado que resulta citar extractos bíblicos en un comunicado dirigido a la "opinión pública en general" de un estado laico, los señores obispos hacen gala de una ignorancia divina al considerar que un gay por el solo hecho de serlo deja de ser hombre o una lesbiana deja de ser mujer.

4. Como enseñan las Sagradas Escrituras: “Por esta razón deja el hombre a su padre y a su madre y se une a su mujer, y los dos se hacen uno solo” (Gn2,24). Dios dijo al hombre y a la mujer: “Crezcan y multiplíquense” (Gn1,28).“Lo que Dios unió que no lo separe el hombre” (Mt19,6). El matrimonio es la unión natural y perpetua del hombre y la mujer que, en una comunidad de vida, de manera digna, procura el propio bien de los cónyuges, la generación responsable de los hijos y la mejor educación de éstos.

¿Solo el hombre debe dejar a su padre y a su madre para unirse a una mujer? Si el mandato es crecer y multiplicarse, ¿las parejas heterosexuales que deciden no tener hijos están mal vistos ante los ojos de dios? Si lo que Dios ha unido no debe separarlo el hombre ¿por qué la iglesia católica continúa manteniendo la figura de la 'nulidad eclesiástica'? Es que si nos vamos a poner a interpretar la biblia al pie de la letra...

5. La propuesta de unión civil entre personas del mismo sexo contraría el orden natural, distorsiona la verdadera identidad de la familia, contradice la finalidad del matrimonio, atenta contra la dignidad humana de los peruanos, amenaza la sana orientación de los niños y menoscaba el más sólido fundamento de nuestra sociedad, que aspira a un desarrollo humano integral. Sus defensores invocan el derecho a la igualdad, pero olvidan la realidad de las innegables y naturales diferencias preciosas y complementarias del ser humano.

¿Quiénes son los representantes de la Iglesia Católica para definir cuál es la verdadera identidad de la familia? Un proyecto que solo va a permitir que personas homosexuales se unan civilmente ¿en qué afecta a las parejas heterosexuales? ¿Se va a obligar acaso a un heterosexual a casarse con un gay o una lesbiana? ¿Insinua la iglesia que todos la generación de homosexuales que hoy existen en el Perú y el mundo y que crecieron en un contexto en el que serlo era sumamente rechazado lo son porque vieron 'amenazada' su orientación? ¿Creen que alguien desearía ser algo que sabe va a generar rechazo de la sociedad y sus familias? ¿En serio siguen creyendo que se trata de una elección?

6. El proyecto de ley de unión civil entre personas del mismo sexo que se viene promoviendo ante el Congreso de la República contiene elementos jurídicos típicos del matrimonio, lo que pone de manifiesto que, más allá de la denominación de la norma, se pretende equiparar el matrimonio y la unión civil, preparando el camino para introducir en el Perú el matrimonio homosexual con la posibilidad de adoptar niños, que estarían privados de su derecho natural a tener un padre y una madre.

Si se llamaba matrimonio, malo. Si lo llaman 'unión civil no matrimonial', malo también. En ninguna parte de la ley se plantea la posibilidad de adoptar niños. ¿No sería otro debate? Si tan seguros están de que la gente no acepta este tipo de uniones ¿cuál es el temor a que se plantee más adelante otro proyecto?

7. Los católicos somos conscientes de que todas las personas tenemos iguales derechos, por lo cual rechazamos cualquier forma de discriminación. Sin embargo, también sabemos que en la búsqueda de la verdadera justicia es indispensable respetar las innegables diferencias naturales y complementarias entre el hombre y la mujer.

Ah, o sea, ¿la polarización promovida desde sus púlpitos y templos llamando a rechazar el reconocimiento de derechos fundamentales establecidos constitucionalmente en un estado laico no es discriminación?

8. Como pastores de la Iglesia en el Perú, reafirmamos nuestro amor y solicitud por todos los peruanos, independientemente de su identidad u orientación sexual, y al mismo tiempo les recordamos que las puertas de la Iglesia están abiertas para todos y los invitamos a comprometer sus mejores esfuerzos en la construcción de una sociedad justa y pacífica, en la que se respete la dignidad de cada persona y los elementos propios de la naturaleza humana.

No puede hablarse de una sociedad justa y pacífica cuando se le niegan derechos a una minoría. ¿Dónde están los comunicados de la conferencia episcopal condenando cada uno de los casos de pedofilia que han tenido como protagonistas a sacerdotes y obispos? ¿No atentan esos abusos contra la dignidad de las personas y, peor aún, de los niños?

9. Finalmente, invitamos a los miembros del Congreso de la República a defender los inalienables valores de la familia, como lo pide la Constitución Política del Perú y el sentir de la mayoría de los peruanos a quienes ustedes representan.

¿Invitar? En un estado laico la Iglesia Católica y la Conferencia Episcopal podrían pedir a los congresistas que actúen de determinada manera, pero 'invitar' no es más que un modo eufemístico de sentirse superiores a un poder del Estado que debe legislar en defensa de los derechos de los ciudadanos y, con mayor razón, de las minorías, por ser estas las más vulnerables al respecto.

En resumen, ni la iglesia, la conferencia y cualquier político ensotanado tiene vela en este entierro. Mejor si la van apagando, no se vayan a terminar incendiando.

Notas relacionadas

Los otros enemigos de la Unión Civil

¿Por qué se opone la iglesia?

Ocho claves sobre la Unión Civil para personas del mismo sexo

Unión Civil llegó al Congreso

Defensor del Pueblo: No cabe referéndum sobre Unión Civil

Minjus se pronuncia a favor de aprobación de la Unión Civil


Escrito por

Ginno P. Melgar

Esperando un mundo regido por la igualdad con base en las diferencias. @ginnoceronte


Publicado en

Redacción mulera

Aquí se publican las noticias del equipo de redacción de @lamula, que también se encarga de difundir las mejores notas de la comunidad.