El trabajo de la División de Investigación de delitos de Alta Complejidad (Diviac) de la Policía Nacional viene siendo clave en la lucha contra la criminalidad organizada y la corrupción política. De ahí que se ha vuelto el centro de los cuestionamientos y las críticas de sectores vinculados con la trama Lava Jato en el Perú.

El último episodio, que confirma que están haciendo bien su trabajo, ocurrió este lunes en el Congreso, donde en la Comisión de Defensa, los congresistas del Apra y Fuerza Popular trataron de responsabilizar a los agentes de la Diviac del suicidio de Alan García, el expresidente que se mató el 17 de abril pasado para evitar que sea detenido, debido a su implicación en el caso Odebrecht.

Si bien la unidad cuenta con el respaldo del comando de la Policía Nacional y del Ejecutivo a través del Ministerio del Interior, goza de independencia para realizar su trabajo, lo que explica en parte los resultados positivos que lograron hasta ahora.

¿Qué es la Diviac y cuáles son sus funciones?

La División de Investigación de delitos de Alta Complejidad (Diviac) de la Policía Nacional fue creada el 29 de agosto de 2016 y tiene como misión combatir la criminalidad organizada en todas sus modalidades: corrupción de funcionarios, lavado de activos, tráfico de terrenos, sicariato, trata de personas, robo agravado y extorsión.

¿Quién es el jefe de la Diviac?

El jefe de la división especializada es el coronel Harvey Julio Colchado Huamaní, de 44 años, quien tiene 22 años de servicio y ha participado en una veintena de operativos trascendentales y ya tiene en su haber más de 60 intervenciones. Es el rostro visible, pero no él único. Está rodeado de un grupo de investigadores de la élite policial cuya principal virtud es el perfil bajo.

Harvey colchado el lunes en la comisión de defensa. (foto: congreso)

Colchado participó antes en los casos de Fernando Zevallos, Eclipse y la operación Perú 2012, en la que se capturó al último cabecilla terrorista de Sendero Luminoso que quedaba libre: Florindo Flores Hala, ‘Artemio’. Además tuvo participación en la operación Chavín de Huántar, que culminó con el rescate de 72 rehenes que habían secuestrado terroristas del Movimiento Revolucionario Túpac Amaru en la casa del embajador de Japón, en 1997.

Desde que salió de la Escuela de Oficiales de la Policía, como tercer mejor cadete de la promoción Los Amautas, trabajó en la Dirección contra el Terrorismo (Dircote), Dirección Antidrogas (Grupo Especial de la Dirandro y la DEA), en la Dirección de Policía del Ministerio Público y la Dirección de Investigación Criminal (Dirincri). Es un investigador cuarteado en el campo, que ha sabido infiltrarse en organizaciones terroristas para desbaratarlas.

¿En qué casos ha intervenido?

Hasta el momento, la Diviac ha participado en operaciones para desarticular organizaciones criminales como "Los Cuellos Blancos del Puerto", el caso Odebrecht, los "Piratas del Norte", el clan Orellana, los "Babys de Oquendo" o los "Malditos de Santa Rosa", entre otros.

¿Por qué está en la mira del fujiaprismo?

En los últimos meses, el trabajo de esta división especializada cobró notoriedad al intervenir en la detención de los políticos y exfuncionarios investigados por el caso Lava Jato.

Así, los agentes que hoy están en la mira de Fuerza Popular y el Apra participaron en la detención de Keiko Fujimori, así como de Augusto Bedoya, Adriana Tarazona, Mejía Lecca, entre otros procesados por el denominado caso cócteles. La unidad también participó en el allanamiento a los locales partidarios de Fuerza Popular, el  2018. 

El pasado 17 de abril, policías de esta unidad acompañaron al fiscal del Equipo Lava Jato, Henry Amenábar, para hacer cumplir la orden de detención preliminar contra Alan García Pérez, quien se disparó antes de ser arrestado.

Por esta diligencia, los efectivos de la Diviac, con el coronel Colchado a la cabeza fueron convocados este lunes a la Comisión de Defensa. En la sesión, legisladores apristas y fujimoristas cuestionaron la labor desarrollada y el parlamentario Carlos Tubino (FP) los calificó de "policía política".

Lejos de intimidarse, Colchado y sus colegas los confrontaron y respondieron las preguntas y críticas a su trabajo con seguridad y solvencia, en una accidentada sesión. Pero la animadversión al jefe de la Diviac no es nueva ni reciente. Ya en octubre del año pasado, Colchado fue mencionado por legisladores de Fuerza Popular en el chat 'La Botica', donde coordinaron acciones para buscar su salida de la división, sin éxito. Hoy su trabajo y el toda la unidad a su cargo, tienen no solo un fuerte apoyo político, sino también ciudadano.

Lee también

Del Solar sobre incidentes en Comisión de Defensa: "Se ha faltado el respeto a nuestra Policía Nacional"

Vizcarra ante vergonzoso maltrato a agentes de la Diviac en el Congreso: "A la Policía se la respeta"

Ministro Morán califica de 'atropello a la PNP' sesión de la Comisión de Defensa sobre caso Alan García