que resuelvan su crisis sin victimizarse

Manuel Siccha: "Quiero que la administración pública se renueve, que tenga otra cara"

Joven abogado y activista es el primer ciudadano abiertamente LGTBI que es elegido regidor en la Municipalidad Metropolitana de Lima.

Publicado: 2018-10-12

Al hablar con Manuel Siccha uno nota claramente que está frente a una persona ambiciosa. O mejor dicho, que recupera el mejor sentido para ese término luego de décadas en que la política nacional lo ha convertido en un defecto más que una virtud. 

Con solo 28 años está dispuesto a cambiar la percepción que los ciudadanos tienen de quienes ocupan puestos de autoridad en la administración pública, y hace solo una semana logró subir un peldaño más y abrir la puerta de lo que considera el sueño que viene construyendo desde adolescente: hacer política para servir a la gente.

Manuel acaba de convertirse en el primer regidor de la Municipalidad de Lima abiertamente LGTBI, cargo al que llega de la mano de Jorge Muñoz de Acción Popular. Una apuesta firme del aún alcalde de Miraflores por uno de los tantos jóvenes que buscan no solo renovar el gobierno metropolitano sino también a uno de los partidos tradicionales del país.

Pero el virtual integrante del nuevo Concejo, que asumirá funciones el próximo 1 de enero, no busca que lo vean solo como una 'cuota LGTBI' en la administración capitalina, algo de lo que se siente muy orgulloso pero que considera debe ser solo una característica más dentro de los innumerables puntos que tiene la agenda para la ciudad.

"Hay formas de causar rebeldía y esto pasa por generar debate. Al interior del partido lo hubo y ya hay por lo menos un posicionamiento desde las juventudes que son las que están dando la renovación en Acción Popular y las que han estado activamente toda la campaña. Los otros militantes de guardia se han quedado todavía en la apuesta por esa ideología que, si bien sostiene nuestro partido, todavía no tiene ese despliegue". (Manuel Siccha)

¿Eres consciente que has hecho historia en una Municipalidad que, si bien ha tenido miembros LGTBI, nadie aún lo había manifestado abiertamente desde la campaña?
Creo que sí desde el momento que formé parte de la lista de regidores por una invitación que me hizo el mismo Jorge Muñoz, a quien yo conocía desde que fui parte del Consejo Juvenil Distrital de Miraflores y la Academia de Ciudadanos Líderes de Miraflores. Desde esa experiencia, desde el activismo feminista, juvenil y LGTBI, las tres trincheras en las que siempre me he desenvuelto, Jorge me convocó a una lista interna como precandidatura que luego fue confirmada como la lista oficial. Desde ahí ya era consciente que mi participación era histórica dentro de Acción Popular, un partido que no tenía un posicionamiento institucional sobre temas de género y diversidad sexual hasta hace dos años en los que hemos logrado colocar algunos temas y discusiones al interior. Sin embargo, fue cuando ya confirmamos que ganamos la elección, a las 4 de la tarde que dieron el flash, que pasó un minuto y me di cuenta que efectivamente estaba haciendo historia. Igual es cierto que ya hay experiencias como la de Luisa Revilla en La Libertad y también hubo personas de la diversidad sexual en el Concejo Metropolitano que, si bien en sus candidaturas no dijeron ser abiertamente LGTBI, eran activistas y desarrollaron en su regiduría su rol fiscalizador, representativo, normativo, apostando por la comunidad.
¿Por qué con Jorge Muñoz?
La invitación fue a través de una llamada de teléfono y no lo dudé un instante. Lo conozco a él y a su apuesta por políticas de inclusión. En Miraflores ha tenido experiencia de cuantiosos programas sociales que han sido una buena práctica no solo reconocida a nivel nacional sino también internacional. Yo soy una persona con experiencia profesional y académica en gestión pública. Trabajo en municipalidades, actualmente trabajo en una municipalidad distrital como asesor legal. Desde esa trinchera admiro a las personas que tienen una vocación de servicio de la gestión pública y quieren modificarla para que sean lo que tienen que ser: una gestión eficiente de cara al ciudadano.
De todos modos, Jorge Muñoz pertenece hace poco a Acción Popular, un partido que, si bien en los últimos años algunos lo perciben como progresista, no deja de ser un partido tradicional. ¿Crees que ha llegado la renovación en él?
Jorge es militante desde 2017 y tiene, a raíz de estas elecciones, muchas más intenciones de renovar el partido. Es un partido tradicional, sí. Es un partido que, además, como la mayoría en el Perú, está afrontando diversos desafíos entre los cuales está el fortalecimiento interno. Se está renovando el debate, lo que me parece ejemplar. Luego de la experiencia de la candidatura de Alfredo Barnechea se empezó a buscar tocar nuevas agendas. En la candidatura él planteó esta idea del estado de bienestar, lo que a mí me llamó la atención, pero no era lo que estaba puesto en el plan de gobierno y se le atacó mucho diciendo que eran más sus que las del plan de gobierno que era, en realidad, el instrumento institucional partidario. Entonces las juventudes empezaron a motivarse por tocar nuevas agendas y es así que llegan a hacerme una invitación. Precisamente en el local de Paseo Colón abordamos la agenda de la diversidad sexual e identidad de género, y se dieron cuenta que no era nada de lo absurdo que plantean los antiderechos sino que más bien es una cuestión ética y de reconocimiento de derechos humanos que garantiza que una persona los ejerza como lo hace cualquier otra. Apostaron por eso, me invitaron a ser parte y desde el 2016 a la fecha se ha venido buscando renovar el debate. Se ha tenido tres oportunidades en las que de manera pública al interior de Acción Popular se ha tocado el tema abiertamente. Tenemos juventudes que reconocen a todas y todos, lo que me hace sentir bastante cómodo porque no podría estar en un partido en el que tendría que estar reivindicando mi identidad a cada momento. Saben lo que es la igualdad de género, apuestan por eso y reconocen la diversidad sexual tanto como otras agendas, porque no solo es el tema LGTBI. Dentro de la lista tenemos a una compañera que es activista afroperuana, tenemos compañeras feministas... es muy motivante.
Eres abogado, activista, pero has reconocido que tus ganas de hacer carrera en el Estado no va solo por el lado de ser un rostro LGTBI. ¿Cómo y con qué respaldo llegas a la política?

Mi vida política comienza en programas de voluntariado. Fui scout e hice trabajos de comunidad en organizaciones sociales de base comunitaria desde muy niño, creo que en la búsqueda por mi identidad propia. Llegué al activismo juvenil en la adolescencia, lo que me permitió ver otros horizontes de activismo e identificarme posteriormente con el feminismo. En cuanto a mis temas profesionales, yo tengo ocho años en la administración pública. Solo tuve una mala experiencia en el sector privado de un mes, así que lo dejé porque me motiva bastante más prestar mi servicio al Estado. Quiero que la administración pública se renueve, que tenga otra cara y para eso me he ido formando. Yo he tenido muy claro desde adolescente que quería estar en política. Es como uno de los sueños cumplidos, no el límite, sino la puerta de entrada a lo que ambiciono. En esa medida he querido siempre que, cuando llegue a un cargo de autoridad, tener la hoja de vida llena en formación política, no solo profesional. 

El feminismo me abrió mucha visión. Descubrí que había una discusión interna que aún existe dentro del movimiento en cuanto a las cuotas electorales. Se plantea que, por ejemplo, la cuota LGTBI o la de género deben ser como una suerte de mecanismo afirmativo que busque como sopesar la igualdad entre las personas, entre las identidades. Pero hay aún otra discusión en las corrientes del feminismo que coloca en la agenda que esa cuota no tiene que ser identitaria como tal, sino una que tenga contenido. Me he esforzado durante todo este tiempo en darle contenido al momento en que yo llegara como autoridad y poder decir que no solo soy una cuota LGTBI sino además una persona preparada en política, una persona con formación. Creo que eso es lo que ha destacado en mí y lo que hizo que Acción Popular también se sumara a incluirme. Soy reconocido a nivel interno en el partido no solo como una persona LGTBI sino como una que puede aportar desde los conocimientos y la experiencia.

La comunidad LGTBI, lamentablemente, no ha tenido respaldo abierto por parte de las autoridades municipales y quizá la última gran decepción -porque sí se esperaba algo-, fue la no probación de una ordenanza contra la discriminación por parte de la gestión de Susana Villarán. ¿Qué podemos esperar de Muñoz?

Creo que la gestión de Muñoz lo que va a poder hacer es exponer lo que está en el plan de gobierno. Está la ordenanza contra la discriminación. Cuando se hablaba de 'Limaflores', que es una campaña un poco enrevesada y muy mal entendida, lo que se hablaba era de replicar la experiencia de gestión municipal que se ha tenido en Miraflores, porque él no puede hablar de otra que no sea esos ocho años como alcalde y los otros en que ha estado como director municipal y regidor. Ahora toca volcar esa experiencia en Lima Metropolitana y dentro de ella está como gran ejemplo la ordenanza que rige en Miraflores, por más que sea algo reducida en lo programático que se busca y esperamos como movimiento LGTBI.

En la experiencia de la gestión de Susana Villarán, seguro hay otros factores que influyeron en no tener un posicionamiento claro, pero al menos Jorge Muñoz ha hablado de las poblaciones invisibilizadas. Las cataloga así porque no quiere hablar de una en particular. Afrodescendientes, LGTBI, mujeres, adultos mayores, pero no solo esos cuatro, porque cuando él habla de estas poblaciones, trata de enfocar a otras también, como por ejemplo indígenas y migrantes que también están en Lima. Yo creo en él, apuesto por el plan de gobierno, sin embargo, hemos reconocido en el Diálogo Electoral LGTBI que era una responsabilidad política el no estar incluidos como políticas públicas. En ese sentido, Jorge Muñoz ha hablado de abrir el plan para que se incluyan otras propuestas de quienes han postulado en estas elecciones. Ha recibido el plan de Alberto Beingolea y de Daniel Urresti. ¿Pero por qué no recibir las muy buenas propuestas que tiene Gustavo Guerra García en su plan de gobierno respecto a las políticas públicas de inclusión? Ese trabajo va a ser buenazo. Yo espero ahora, como una persona LGTBI en un cargo, ser el canal para podernos comunicar. A mí lo que me favorece en términos de conversación política es que vengo del movimiento social.

¿Cuál sería un buen punto de inicio?
Siguiendo la línea de Jorge Muñoz, reconocer a las poblaciones LGTBI como víctimas de estigma, prejuicio y discriminación, y por otro lado apoyar a que todas las barreras que imposibilitan los derechos de personas lesbianas, gays, bisexuales, trans, intersexuales y de otras identidades no binarias, no existan. Eliminar esas barreras. Lo vamos a hacer viable, es un discurso de la lista.
Pero de la mano de la norma tiene que también ir un proceso de concientización...
¡Claro! ¡Y hacia los mismos funcionarios! De hecho hay experiencias lamentables en el mismo Miraflores que hacían referencia a esa ordenanza como una que tampoco era A1, sino como una que aún tiene falencias. La ordenanza involucra a que personal, funcionarios y serenazgo estén capacitados en temas de respeto a toda la diversidad de identidades. Lamentablemente algunos serenos han cometido actos de represión, discriminación con compañeros y compañeras LGTBI aún con una ordenanza. Son temas que se tienen que volver a analizar y replantear soluciones para que no pueda suceder.
Y que haya también un cambio en la ciudadanía...
Quienes defendemos los derechos humanos esperamos eso. Creo que en Lima, con la elección de Jorge Muñoz, estamos demostrando que somos una sociedad en evolución cultural. El hecho de que se haya desarrollado una campaña de mentiras días antes visibilizándolo como un líder de la supuesta ideología de género y que haya recibido tantos ataques de los antiderechos, me parece un síntoma más para apoyarlo. Eso demuestra que es una persona que ha logrado desde su cargo de autoridad hacer una sociedad un poco más amigable.
Pero más allá de las ordenanzas se espera que estas iniciativas también se traduzcan en gestos. ¿Podemos estar seguros que con esta nueva gestión no habrá represión en un 'besos contra la homofobia' o se prohibirá el uso de la Plaza San Martín para la Marcha del Orgullo como hace dos años?
Tiene que haber un correlato, una articulación para todo lo que se piense o desee hacer. Yo he sido asesor legal del Colectivo Marcha del Orgullo durante los dos últimos años y cuando asumí ese cargo hice toda una evaluación de por qué no se nos había permitido. Descubrí que había sido más bien el no entender cómo funcionaba la operatividad de las normas municipales, y una vez que apliqué y llevé adelante el proceso administrativo como debe ser, salió. Fue una evaluación personal que luego compartí a nivel de colectivo porque me di cuenta que durante la gestión de Villarán cualquier cosita te aprobaban solo porque eras 'amiguito LGTBI'. Fue un jalón de orejas. Mientras se hagan las cosas como se deben hacer, no va a haber ningún problema. Y si existe alguno, ese es el indicador de que te están violentando los derechos.
¿Veremos a Jorge Muñoz abriendo la marcha del 2019?

Lo intentaré (risas) pero creo que es más significativo que una persona LGTBI como autoridad pueda abrir esa marcha. Igual entiendo que hay un nivel simbólico en ello y que lo espera el movimiento. No quisiera asegurar aún la decisión de Jorge Muñoz pero sí aclarar que su apuesta por las poblaciones LGTBI no viene de manera oportunista a propósito de una elección, porque quiera estar de moda o porque ha puesto mi cuota en la lista. Viene de tiempo atrás y quien más que yo, que lo conozco hace muchos años, para saberlo.




Notas relacionadas en LaMula.pe

Jorge Muñoz es el nuevo alcalde de Lima

Cinco prioridades en las que Jorge Muñoz se debe enfocar para sacar adelante a Lima

"Jamás me he escondido, toda mi vida me he mostrado tal y como soy"

"Un político LGTBI es igual a uno heterosexual"





Escrito por

Ginno P. Melgar

Esperando un mundo regido por la igualdad con base en las diferencias. @ginnoceronte


Publicado en

Redacción mulera

Aquí se publican las noticias del equipo de redacción de @lamula, que también se encarga de difundir las mejores notas de la comunidad.