sin ciencia no hay futuro

Simeon Coxe III: "La música electrónica recién está dando sus primeros pasos, esta es la fase inicial"

Uno de los pioneros de la experimentación electrónica en la música pop se presentará hoy en el Espacio Fundación Telefónica a las 8pm. Conversamos con él sobre el legado de su banda, Silver Apples, y hacia dónde va este.

Publicado: 2015-11-13

Cuando se piensa en un músico pionero de la electrónica experimental de 78 años, o simplemente cuando se escucha la música de Silver Apples, uno se imaginaría a un artista difícil, con posos de genio loco snob iluminado. Un poco una versión aumentada del paradigma del aficionado a la música 'avant-garde', o que se refiere a la música de la que es aficionado como "música avant-garde". 

No es que Simeon Coxe III sea el tipo más normal del mundo, pero su afabilidad y esa disposición a apoyar en lo que sea, como por ejemplo, en posar frente a sintetizadores y teclados cuando lo que él toca son osciladores (a veces uno tiene que improvisar, como él muy bien sabe) contrastan con el estereotipo. Cuando lo piensas un poco más, tiene sentido que una personalidad así - lúdica, abierta a probar cosas- haya terminado encontrándose con esta forma de hacer música y volviéndose uno de los artistas pioneros de la experimentación electrónica en el pop. Esta noche Simeon tocará bajo su seudónimo (antes banda) Silver Apples en el Espacio Fundación Telefónica (Av. Arequipa 1155) a las 8pm. Previo a este concierto, Lamula.pe conversó con él.


¿De dónde has llegado?
De Medellín, luego iré a Chile. Estoy en algo así como una mini-gira. Solo tres países.
Aún sigues en la ruta ¿Cómo se ha sentido estar presente tanto tiempo? Ver evolucionar estos géneros de los que, en cierta manera, eres pionero.
Es emocionante. Gratificante. Es un honor total que la gente vuelva a mis grabaciones de hace tantos años y encuentre alguna inspiración para hacer lo suyo. Sé que mucha de esa música no suena tanto a lo mío, pero está bien. Uno necesita algo de lo que influenciarse. Algo, en algún lugar, de lo que agarrarse. Yo, por ejemplo, me tuve que remontar a mis primeras experiencias con la música para encontrar algo, y mis cosas no suenan para nada a cómo sonaba eso. Al menos yo, en mi cabeza, sí puedo escuchar esta raíz.
¿Qué raíces son esas?
Fats Domino, sobre todo, y 'bluegrass'. Mis primeros años de vida los pasé en Knoxville, Tennessee, en las montañas, y escuchaba mucho bluegrass en la radio de la casa de mi abuela. Después, cuando me mudé con mi familia a New Orleans descubrí a Fats Domino y a estos artistas que dieron a luz al rhythm & blues, que eventualmente se transformó en la música 'soul'. Cuando estaba buscando mi propia forma de expresarme combiné cosas de ambos. Cuando tocas banjo en el 'bluegrass' tocas las mismas cosas una y otra vez. Podía tocar en el banjo, entonces, algo que era totalmente circular. Se vuelve un 'drone'. Combiné eso con los tipos de melodías y la simplicidad de los ritmos de Fats Domino, y de esa fricción apareció Silver Apples.
Dices que no encuentras ningún parecido entre tu trabajo y el de algunos artistas que se dice han sido influenciados por Silver Apples, o que ellos mismos lo señalan. ¿En cuáles sí notas esta influencia directa?

La noto, por ejemplo, en los primeros trabajos de Spacemen 3 y también en Spectrum y en algunas partes de Spiritualized (las respectivas bandas post-separación de Sonic Boom y J. Spaceman, los miembros originales y fuerzas creativas de Spacemen 3). Los he conocido y ellos abiertamente lo mencionaron y me agradecieron por las puertas que según ellos abrí. He tocado y grabado cosas con ambos. Creo que Portishead también ha sido influenciado por mi trabajo y ellos también lo han mencionado abiertamente. Amo la forma en la que han tomado mi música y simplemente la explotaron hacia otra dirección. Son geniales. Creo que todos terminamos siendo como una gran familia feliz. Me gusta hasta la EDM ('Electronic Dance Music', la electrónica que inunda las radios) de ahora. A veces sí se suele poner un poco tediosa, pero me encanta hacia dónde está yendo y cómo brinda alegría a toda una generación.

foto: adrián Portugal/lamula.pe

Justo quería preguntarte por eso. La música electrónica... Que, para esto, no creo que tú hagas 'música electrónica'....
Claro, no exactamente. Pero he ido a clubs y a discotecas, más que nada por curiosidad, y he escuchado mis 'beats' y algo de mis patrones en lo que está pasando. No es que esté ahí al frente en la mezcla, o que me estén copiando, pero hay una influencia. Puedo ver la relación entre las dos.
¿Y qué opinas sobre este giro hacia lo comercial y estandarizado que ha dado esta música influenciada por Silver Apples con el 'EDM' y demás estilos?
Yo creo que la música electrónica como totalidad, y eso ciertamente incluye a la EDM, está dando sus primeros pasos. Recién estamos empezando con esto. ¿Qué tan viejo era el violín cuando llegó a las manos de Bach? Ya era un instrumento antiguo, y él lo llevó a otro nivel. Mozart, también, lo llevó a otro lugar después. La música electrónica es como un instrumento, yo creo. Está siendo llevada hacia un mundo de posibilidades totalmente nuevo y no puedo esperar a ver lo que pasará después. La 'EDM' es sólo una fase inicial. Esto se va a poner muy emocionante.
¿Estabas pensando en eso cuando empezaste a jugar y experimentar con los osciladores?

(Sonrie) No, para nada. Todo lo que estaba tratando de hacer era crear música con cosas que no se suponía fueran musicales porque pensaba que era un poco loco y divertido. Combinar eso con un baterista tan hábil como Danny (Taylor, el segundo miembro de la banda, fallecido en el 2005) era algo irónico en su propia manera. Lo que salió de ahí era distinto a lo que pasaba en la época, era 'anti-establishment'. 

Los círculos musicales tomaban la electrónica tan seriamente... Metidos en sus laboratorios con estos sintetizadores enormes y sus botones y lucecitas parpadeantes, tocando música clásica en los teclados. Y ahí estaba yo, recogiendo pedazos de basura de la calle, conectándola y haciendo sonidos con ella. Una vez la Rolling Stone nos llamó 'la epítome de la tecnología hippie' luego de un concierto. Me pareció una descripción perfecta (ríe).

FOTO: ADRIÁN PORTUGAL/LAMULA.PE

¿Cómo llegaste a la idea de hacer esto?
Tenía un amigo que tenía una de estas máquinas. Era un músico y compositor serio, de nivel sinfónico, interesado en Stockhausen y esas cosas, un poco el tipo de persona que estaba mencionando hace un rato. Él solía poner discos de Beethoven o Bartok y tocar su oscilador al mismo tiempo. Decía que era para "entrenar su tono musical", su habilidad de encontrar en su cerebro la nota musical entre él y lo que se tocaba y que sonara absolutamente perfecto. Mientras él hacía eso, tomándolo muy seriamente, yo pensaba "oye, me gusta cómo suena ese traste". Un día estábamos borrachos en su casa y me dejó poner un disco de rock y tocar el oscilador acompañandolo. No recuerdo qué disco era, seguro era algo de los Stones, pero quedé enganchado para siempre. Pensé: "Dios mío, esto funciona". Y ese fue el comienzo. Nunca había visto un oscilador antes. No sabía qué diablos era. Sólo sabía que no tenía el dinero para comprar uno, así que tenía que encontrarme uno para mí de alguna forma. Busqué en tiendas de chatarra y la mayoría estaban rotos, así que tuve que aprender a arreglarlos. Así fue que nos volvimos músicos electrónicos callejeros, una banda de basura electrónica, "JunkTronics" (ríe).
¿Estabas enterado de la existencia de artistas afines a ustedes en la misma época y en el mismo país como The United States of America o The Spoils of War?

No. No hasta bastante después alguien me mostró a esta gente y se me señaló que eran contemporáneos. Siempre me ha asombrado lo avanzados que estaban. Me hizo sentir un poco avergonzado (ríe). Porque esos tipos eran gente de Julliard, chicos de conservatorio. Pero sí, no los conocía en ese momento. Gracias a Dios, me habría asustado muchísimo.                        

¿Sigues a algún artista nuevo?
No realmente. Tengo una colección bastante grande de música que la gente me da cuando estoy de gira. Me gusta más escuchar eso que a gente más establecida. Gente que no son músicos realmente y que hace cosas en sus habitaciones. Amo escuchar ese tipo de cosas. Por esa razón no te podría dar los nombres, simplemente no puedo recordar a todos.
Escuchar eso es como una forma de tomarle el pulso a lo que está pasando
¡Sí! Algunas de estas cosas son simplemente terribles (ríe), y algo de ello es simplemente maravilloso. Pero siempre es alguien esforzándose mucho para crear, poniendo toda su alma en ello, y eso para mí es tremendamente emocionante. En comparación, no me podría importar menos lo que una banda consagrada esté haciendo.
Dijiste en una entrevista que el rechazo que sufrió Silver Apples de una parte de la comunidad musical cuando aparecieron se siente con los años como una medalla al Mérito
(ríe) ¡Sí!
¿Qué tal se lleva esa medalla ahora?
Aún siento que soy parte de la revolución. Nunca llegué al momento donde soy el 'establishment'. Y eso es genial.
¿Tus shows en vivo se siguen basando en gran medida en la improvisación?
No totalmente. Cuando Danny estaba vivo sí era totalmente improvisación. Simplemente jugábamos con alguna canción y si él cambiaba el tempo, lo cambiábamos. Ahora lo tengo en los 'tracks' de apoyo. No he producido bases de batería por mi cuenta, o usado baterías electrónicas. Simplemente uso pistas de él tocando, las he embellecido para darles un sonido diferente pasándolas por pedales de efectos como ecos y 'fuzz', pero es básicamente Danny tocando en mi estudio 'sampleado'. Es casi imposible, entonces, cambiar el tempo o llevar la base rítmica a otro lado en medio de una canción. El espacio para improvisación, por lo tanto, está más o menos sujeto a lo que se me ocurra hacer con los bordes. A veces alargo una canción por dos o tres minutos más, conmigo tocando e improvisando en los osciladores. Y con las voces entrando y saliendo. Pero hacer shows totalmente improvisados como lo solíamos hacer es simplemente imposible con una base fijada.
¿Sigues escribiendo música nueva?

Sí, tengo un disco saliendo en seis meses. No he publicado nada hace bastante tiempo, pero hace poco he terminado las pistas de once canciones nuevas. Estuvieron en Londres siendo producidas y ahora están siendo ofrecidas a diferentes disqueras. Hay varias ofertas así que alguien lo va a hacer. Este disco va a tener más capas de sonido que mis canciones anteriores. Va a tener un sonido más rico, más complejo que el de mis primeros discos.

FOTO: ADRIÁN PORTUGAL/LAMULA.PE

Leí en Internet que fue una demanda de PanAm Airlines lo que los sacó del negocio a los dos años. ¿Qué parte de eso es verdad?
Todo. La demanda fue por las portadas de nuestro segundo disco, Contact. La portada es una foto mía y de Danny en la cabina de un avión con un sticker del logo de PanAm en una de las paredes y la contraportada es una foto de un avión caído conmigo y Danny sentados en los escombros tocando el banjo. Eso no le pareció nada gracioso a la compañía. Demandaron a la disquera en la que estábamos y prácticamente la destruyeron. Nosotros tuvimos que escondernos porque hasta confiscaron nuestros equipos con el fin de impedirnos tocar el material.
Eso más o menos cortó su momentum

Nos arrancaron de raíz. No teníamos permitido tocar nuestra música. Podíamos tocar otras cosas, nuevas, pero nada de eso. Desaparecieron nuestros discos de las tiendas y la disquera no sobrevivió. Pero bueno, PanAm ya no existe, dejó el negocio, en cambio yo sigo aquí (sonríe).


[Foto de portada: Adrián Portugal / LaMula.pe]

[Intervención de fondo en la foto de portada: "CICLOS Y VARIACIONES II" por Álvaro Icaza y Verónica Luyo]


Notas Relacionadas:

Atentados en Francia: Un pianista toca 'Imagine' en la puerta del teatro Le Bataclan [Video]

Una vanguardia caleta en la música peruana

Música Electrónica a la peruana

Crónica: "I am the ganjah man", Lee 'Scratch' Perry y Mad Professor en concierto

La sanación de un músico sellado por los atormentados años ochenta


Escrito por

Nayo Aragón

nayo.aragon@lamula.pe


Publicado en

Redacción mulera

Aquí se publican las noticias del equipo de redacción de @lamula, que también se encarga de difundir las mejores notas de la comunidad.