#CómoSalimosDeEsta

foto: Barbara fraser

"Todo se ha terminado con este derrame"

Comunidades indígenas afectadas por derrame de Petroperú testimonian las consecuencias que ha traído este descuido de la empresa estatal para su salud y vida.

Publicado: 2014-10-09

Han pasado más de tres meses del derrame de petróleo ocurrido en un tramo del Oleoducto Norperuano cerca a la quebrada Cuninico, afluente del río Marañón, en Loreto. Los principales afectados, las comunidades kukama kukamiria que se ubican en la zona, brindan sus testimonios sobre su día a día tras este derrame.

Los tres testimonios, publicados por el Observatorio Petrolero, fueron recogidos por Juan Carlos Ruiz Molleda, abogado del Instituto de Defensa Legal (IDL), con el apoyo de la Oficina de Derechos Humanos del Vicariato Apostólico de Iquitos.

"La principal fuente de ingresos que teníamos para la población y para nuestra alimentación ya no la tenemos, que es la pesca. Todo se ha terminado con este derrame", afirma en su testimonio de Galoc Vásquez, apu de la comunidad de Cuninico.

Los problemas que denuncian los comuneros de Cuninico son similares a los que padecen las comunidades cercanas de San Francisco, Urarina, y San Antonio, entre otras. La preocupación de las comunidades crece a consecuencia de la proximidad de la temporada de lluvias, que podría expandir la contaminación. 

“Nosotros tenemos una cocha (laguna) que manejamos (mediante crianza de peces), y ahorita por el momento no está contaminada, pero cuando venga la creciente (de las aguas del río) va a terminar con todo porque es inundable, va a ser una desgracia porque es nuestra única despensa, cuando venga la creciente va a entrar la contaminación y los peces se van a ahuyentar”, señala César Mozombite, miembro de la comunidad de Urarina.

Preocupación por los niños

“Los niños ahorita tienen sueño, tienen pereza, no tienen ganas de estudiar y hasta no quieren comer la conserva que le damos acá en el desayuno, porque se van a su casa comen arroz y atún, se van a su clase comen arroz y atún, eso yo también me estoy dando cuenta que los niños no tienen ganas de comer, no tienen ganas de estudiar, por ese motivo, por el derrame de petróleo”, afirma una madre Kukama.

Pese a que el derrame de Cuninico ocurrió a fines de junio de este año, las comunidades denuncian que hasta ahora el Estado y en particular la empresa Petroperú, a cargo de Oleoducto Norperuano, siguen sin resolver las consecuencias del derrame.

Notas relacionadas de LaMula.pe:

'Derrames petroleros siempre quedan en la impunidad'

Marea negra

"La vida y la salud no son negociables"

OEFA podría multar a Petroperú por derrame de crudo en Loreto


Escrito por

Dany Valdez V

Periodista, con el sueño no tan loco de un mundo mejor. Redactora - reportera de lamula.pe @danyvaldezv


Publicado en

Redacción mulera

Aquí se publican las noticias del equipo de redacción de @lamula, que también se encarga de difundir las mejores notas de la comunidad.