Carta de Cecilia Heraud Pérez a propósito del estreno de El viaje de Javier Heraud


Al cabo de 56 años del inútil y cruento asesinado de mi hermano Javier Heraud, con 21 años recién cumplidos, está por estrenarse este 22 de agosto en salas comerciales el documental “El viaje de Javier Heraud”. Película que narra, en testimonios personales e irrefutables, una parte de la historia del Perú. Los hechos que sucedieron en Puerto Maldonado, entonces un pequeño y abandonado pueblo, nadie los puede borrar porque ocurrieron tal cual describen testigos presenciales de aquel fatídico 15 de mayo de 1963.  

El director, Javier Corcuera, hijo del gran amigo de mi hermano, el poeta Arturo Corcuera, ha logrado desarrollar un bello relato a partir de la oportunidad de conocer a la sobrina nieta del poeta asesinado cuando va a un colegio a pasar otro documental anterior y a charlar con los alumnos. Ariarca Otero, casualmente mi nieta, interesada en el cine, es la que abre el baúl de los recuerdos donde encuentra la hermosa carta de despedida que Javier Heraud dejara en La Habana cuando parte hacia el Perú con la idea de sumarse a los campesinos para luchar contra las injusticias del Perú que entonces vivíamos. Lo inédito en este documental que Corcuera presenta, es la carta de nuestra madre a Javier un año después de su muerte.

Cuando tengo la oportunidad de visitar invitada, colegios, universidades, de hablar con los jóvenes del país, suelo preguntarles por qué me convocan y por qué quieren que les hable de Javier Heraud. La respuesta es siempre la misma: queremos saber más de él porque dio la vida por sus ideales.

Ideales, honradez, principios éticos, eso es lo que representa Javier Heraud, en este país que amamos, tan carente de estos valores en el periodo que vivimos. Amor por su patria y por el arte que alimenta como la poesía, por ese Perú en el que él cree que “aún es tiempo de recuperar la primavera”.

Esta película va dirigida a los jóvenes para que sientan a ese poeta de clase media, educado, gracias a los tres trabajos que tenía nuestro padre, en el colegio Markham y luego en la Universidad Católica que lo becó por obtener el primer puesto en el examen de ingreso; culto, conocedor de la literatura española, inglesa, latinoamericana. “Poeta Joven del Perú”, ganador de los Juegos Florales de San Marcos. Había publicado su poema más conocido y genial El río, a los 18 años.

Veremos en la pantalla, a través de la memoria de quienes lo conocieron, a un joven travieso, que podía hacer bromas seriamente, de ojeras marcadas y profunda mirada y que cruzaba los brazos cuando no llevaba libros consigo. Que pudo quedarse en Europa a estudiar pero decidió “servir a su patria y a su pueblo” porque, como dice en su carta, su madre lo crió “honrado y justo, amante de la verdad, de la justicia”.

Cuánta falta hace Javier Heraud ahora, donde no hay verdad sino conveniencias partidarias, donde no importan los valores y priorizamos intereses personales.

Como escribió nuestro padre a Pedro Beltrán director de La Prensa: “Para nuestra familia, sin distingos, Javier es el símbolo de la pureza y del sacrificio”.

No se pierdan este documental, se los recomiendo sinceramente.




'El viaje de Javier Heraud' fue la película seleccionada para inaugurar el 23 Festival de Cine de Lima, donde Cecilia también expresó su agradecimiento:


Notas relacionadas

Entrevista al otro Javier

"Me gustaría que luego de ver la película sientan que se han tomado una cerveza con Javier Heraud"