no tiene chats blindadores

EL PUEBLO LO HIZO, 2014.

La nación como simulacro

Un breve recorrido por (apolítico), las más reciente exhibición de Musuk Nolte en la Galería Lucía de La Puente. 

Publicado: 2014-08-16

La muestra (apolítico) de Musuk Nolte está compuesta de siete fotografías, tres objetos, dos videos y una proyección de diapositivas. En todos los trabajos en exhibición, Nolte plantea un vaciamiento de los símbolos y mecanismos a través de los cuales solemos relacionarnos con nuestra idea del Perú como un estado-nación. Esta operación, fuera de ofrecer nuevas luces sobre nuestra patria o sus implicaciones simbólicas, termina evidenciando su arbitrariedad constitutiva.  

Partiré hablando de la aproximaciones a la bandera peruana que presenta Nolte. ¿Qué es una bandera? ¿Qué hace que una bandera sea una bandera? Si optamos por responder a estas preguntas a través del tríptico Sin título, terminaríamos con algo parecido a esto: una bandera es, básicamente, una combinación de colores. Tres fotografías donde la bandera está presente, sin estar ahí realmente, en una impecable operación de traslado y reformulación del símbolo. 

Junto a estas fotografías, el video titulado Erosión, reduce aún más la condición de la bandera: una bandera es un trozo de tela colgado a un asta. La erosión a la que alude el título es producto del viento, pero intuyo que también se trata de la erosión que el paso del tiempo ejerce sobre la carga simbólica de nuestro pabellón.

Erosión, STILL DEL VIDEO, 2014.

Estos trabajos sirven para, de algún modo, introducirnos a lo que realmente se sugiere con las demás piezas: vivimos en una nación en constante refundación, una nación aplazada. Este descubrimiento se produce solo en tanto seamos capaces de leer/reconocer todo aquello que Nolte ha removido de las imágenes con las que nos confronta. Es importante insistir en este punto: la limpieza y factura técnica casi impecable del trabajo de Nolte, pueden ser un impedimento para la lectura de las operaciones conceptuales que busca generar. Es difícil tomar consciencia a primera vista de a dónde esta queriéndonos llevar: al grado cero de determinadas manifestaciones políticas nacionales. Esto evidencia también la ironía del título de la muestra tomando en cuenta la ilusión, ampliamente difundida dentro de la escena política peruana, de que existen políticos carentes de ideología o contextos donde esta no opera.

de la serie la primera piedra.

Esta suerte de simulación constante en la que está envuelta la política peruana es puesta en evidencia en la serie La primera piedra, donde Nolte, haciendo uso de su trabajo como reportero gráfico, resignifica las imágenes que registran el extendido ritual de colocación de la primera piedra de una obra pública. Extraídas de su contexto, estas imágenes regresan sobre el punto que mencioné lineas arriba: el vacío constitutivo de los símbolos dentro del tejido político nacional. Este ritual, que es reproducido desde el alcalde de la localidad más pequeña del país hasta el presidente, se convierte en un mero gesto. Se podría decir, para usar una frase del imaginario popular, que se convierte (irónicamente) en un saludo a la bandera.

DE LA SERIE LA PRIMERA PIEDRA.

El video titulado Andes, es una aproximación diferente dentro del conjunto. En este se proyectan dos loops, a la derecha un campesino siega un cultivo, mientras que a la izquierda una vaca se encuentra constantemente ocultada y develada por el humo de una fogata. A mi modo de ver, la vaca representa la promesa del producto del trabajo (en este caso infinito y sin descanso) que constantemente aparece y desaparece. Una metáfora más del eterno aplazamiento en el que vive nuestro país.

La fotografía, los moldes y los ladrillos que contienen la popular consigna el pueblo lo hizo, son otra forma muy sutil de sugerir el vacío total de contenido que se encuentra en esta clase de mensajes políticos. El ladrillo se crea gracias al constante vaciar/rellenar del molde, análogamente nuestra propia idea del pueblo/nación está siendo constantemente vaciada y vuelta a llenar de contenido.

Las dos fotografías que en mi lectura proponen la idea más sobrecogedora dentro de la muestra son la de la parada de la Virgen de la Candelaria y la del monumento en Andahuaylas. Los brazos sin cuerpo del eternizado trabajador que sostiene su lampa y el rostro cubierto del hombre en la procesión de la virgen, son los retratos que Nolte propone de nuestra nación: una desprovista de cuerpo y más gravemente aún, desprovista de rostro.

SIN TíTULO. PARADA AUTóCTONA, VIRGEN DE LA CANDELARIA, PUNO.

SIN TíTULO. ANDAHUAYLAS


Este domingo 17 a las 12 pm. se realizará una visita guiada de la exhibición a cargo de Jorge Villacorta dentro de la iniciativa Domingo de Harto Arte en Barranco.

(apolítico) de Musuk Nolte
Galería Lucia de La Puente, Sala de proyectos especiales
Paseo Sáenz Peña 206, Barranco.
Lunes a viernes de 11 am. a 8 pm.
Sábados de 3 pm. a 8 pm.
Hasta el 6 de setiembre.

Notas relacionadas en lamula.pe:

La fotografía de Nicolás Torres

Man Ray, un vanguardista accidental

El nuevo fotolibro de Daniel Pajuelo




Escrito por

Andrés Hare

andres.hare@lamula.pe


Publicado en

Redacción mulera

Aquí se publican las noticias del equipo de redacción de @lamula, que también se encarga de difundir las mejores notas de la comunidad.