es constitucional, no confundas

¿Qué nos dice Gisela Valcárcel sobre el 'éxito' en su último libro?

Una breve lectura sobre "El éxito está en tus manos". ¿Un texto más añadido al enorme repertorio del género autoayuda?

Publicado: 2014-07-30

Para muchos, los libros firmados por celebridades no deberían recibir la atención que ya tienen, debido a que son productos del espectáculo, antes que "libros" en el sentido convencional del término. También porque es fácil criticar el sistema de creencias tras los escritos. 

Lo que es innegable es la llegada que tiene un libro firmado por un personaje de la televisión. Más aún si propone una narrativa acerca del "éxito". Más aún si se trata de trata del éxito de Gisela Valcárcel. 

¿Qué es lo que entiende Gisela por 'éxito'? ¿Cuáles son las implicancias de ese  éxito? Aquí vamos.

1) Mi vida es ejemplo

“Reconozco que soy el rostro visible de varios emprendimientos exitosos”

La estrategia del libro es muy simple: la narradora, la misma 'señito', nos da a conocer momentos 'significativos' en su vida, de los que se extraen conclusiones y lecciones "que tú puedes aplicar". Los momentos autobiográficos son el punto de partida para justificar un programa de acción para que seas 'exitoso'. Tras la primera persona gramatical que se dirige al lector hay una voz-modelo de acción. 

Entre otras anécdotas, Valcárcel habla de un programa suyo que duró tan solo un mes en el aire. Un "fiasco" lo llama, y cuenta que fue tildado de "cadáver televisivo". Tres años después, explica, su productora incursionó en la compra de formatos y programas de concurso talento ("mi productora fue pionera"), de tal manera que aquel "fracaso televisivo", concluye, le sirvió de experiencia para "pensar en otras opciones, jamás en retirarme". Y esta es la enseñanza que extrae de esa experiencia. Asñi que apostilla en el libro: "con las caídas y los errores, aprendes, maduras, vas fortaleciendo tu carácter, ese que necesitas para pelear las batallas más difíciles".

foto: flickr de la fillima

La conclusión a modo de consejo o recomendación, es un vicio de muchos libros de autoayuda: conclusiones generalísimas, ideas complacientes con la llamada 'sabiduría popular' y que podría haberse concluido de cualquier otro evento, aunque presentada como la única conclusión posible. En estas narraciones, las 'batallas de la vida' serán calificadas siempre como difíciles.

Su salida del barrio de La Victoria, la innovación en su identidad que significó abrir un negocio fuera de la tevé (el salón de belleza "Amarige"), los sucesivos programas con alto rating, las empresas que fundó y tiene actualmente, todo su patrimonio aparece en función de legitimar sus consejos.

2) El éxito, ¿qué es?

Quizá esto es uno de los aspectos más difusos del libro. Hay varias definiciones, algunas diferenciadas, sobre lo que Gisela considera 'éxito'. El primer capítulo, "El éxito existe", el más largo de todos, es el que abunda en concepciones. Veamos:

-> “El éxito va más allá de la fama, de un cargo importante o el dinero. Tiene que ver con un conocimiento profundo de aquello que nos hace sentir plenamente realizados, de aquello que nos motiva ser mejores personas”.

gente del espectáculo consideró que la entrevista que gisela valcárcel le realizó a edwin sierra sirvió para lavarle las manos y victimizarlo, luego de las acusaciones que recibió por un escándalo de infidelidad

-> "Sentirnos en paz con nosotros mismos”.

-> Cita al multimillonario Carlos Slim para compartir su definición de éxito: “el deseo de ser más, no de tener más” (esta definición, cuando la 'googleas', la encuentras a veces con otra autoría, otras sin ninguna). Luego lo parafrasea: “la trascendencia de tus acciones”.

-> “Confianza en las propias capacidades”, “requisito para el éxito: en qué eres bueno y en qué no”.

-> Gisela también toma a la RAE para agregar una definición más al asunto: “resultado positivo de un emprendimiento”.

Bajo la idea de que el libro es práctico, para operar y aplicar en tu vida, la vaguedad en el concepto "exito" no es algo exclusivo de este libro de Gisela Valcárcel, sino del género. Porque la lógica mercantil tras estos libros de autoayuda, o acaso para mantener el posicionamiento de una marca-autor-personaje (tipo Jack Canfield), es que el éxito pueda ser lo que tú quieras, donde proyectes tus expectativas y sueños: aprende cómo hacerlo a la altura de una crisis existencial o económica que dicen es global; la posibilidad de ser grandioso al precio del libro.

¿No parece esto a los vendedores que te ofrecen en la calle un montón de cosas en un solo objeto a un precio bajísimo? Cuando lo usas, emerge la fragilidad de lo que te ofrecieron, que se traduce en la decepción de lo que creías que habías comprado.

3) Tú

"La decisión es tuya: te abandonas en una cama a llorar o decides levantarte"

El libro constantemente te interpela a que aceptes que tú eres responsable de lo que vives, tienes y de cómo te va a ir en el futuro -tópico usual en autoayuda-. En términos generales, podría decirse que la concepción de 'éxito' de Valcárcel se refiere a ello: la mayor parte de cosas que experimentas son tu responsabilidad, lo que tienes y podrás tener depende ti. Comprender y aceptar eso parece ser la clave. Sino aceptas ello entonces haces de "víctima".

Esta noción es la más aguda del libro, por todas las implicancias. La verdad es que la sociedad en la que nos ha tocado vivir es injusta, la vida misma es injusta, y no todas las personas nacen con las mismas condiciones y no todas las personas tienen las misma oportunidades de desarrollo. Decir que 'todo depende de ti' es una forma perversa de proyectar autoexigencia, una forma de perfeccionismo para el cual no todos nos hemos formado, y que no sabríamos decir qué tan constructivo sea como recomendación abierta. Todo depende de ti. ¿Te ofrezco las claves del éxito con la compra del libro, diciéndote que la culpa de lo que pasas es solo tuya? 

La decisión es tuya: te abandonas en una cama a llorar o decides levantarte”, es el clásico discurso de la superación personal, que pretende enterrar cómo se siente una persona honestamente frente a un evento adverso. En el camino al éxito no hay tiempo para sentirse herido. Eso es para que el no termina nunca de 'superarse a sí mismo'.

dos  libros de autoayuda  generaron enormes colas en la feria del libro de lima 2014: el libro de gisela y el libro del periodista de cnn, ismael cala.

Podríamos decir que reconocemos las buenas intenciones de este libro: ofrecer un modelo de vida -digamos de tendencia productiva- distinto al que muchas personas tienen en mente, y que podría ayudarlos a avanzar en sus proyectos -quizá el capítulo mejor estructurado es el IV: "Aprende a organizarte"-. Sin embargo, hay una inocencia que no sabemos si es intencionada o no, y tiene que ver los cambios internos que el libro busca inducir en los lectores.

Existe un estudio que sostiene que las personas con una baja autoestima que repiten algunas de las afirmaciones que suelen leerse en los libros de autoayuda, pueden terminar con sensaciones negativas sobre ellos mismos. La autoestima es un asunto que el libro de Gisela pasa casi de largo. Insistir en que el lector es el responsable de lo que quiere y no tiene, muestra cierto desinterés en cómo puede afectar el discurso de un libro de estos en el autoconcepto de las personas.

4) Viejas historias conocidas

Por último, el libro cae en lugares comunes característicos del género. Se repiten las mismas ideas constantemente a lo largo del libro. A veces pareciera que el texto en general es un atado de frases, que no pretenden un modo de pensar sistemático. Decíamos lugares comunes por ejemplo cuando sostiene: "nadie debería vivir sin un sueño", la importancia de visualizar lo que anhelas (técnicas al estilo de El Secreto, de la PNL, la Ley de la Atracción, etc.), "nada es gratis, todo tiene un precio", aprende de tus errores, el éxito y la felicidad van de la mano, y así sucesivamente.

Otro rasgo típico es el uso de frases de tipo aforismo, enunciados resaltados. Esto está escrito en negrita y en altas en el libro: "EL DESÁNIMO NO ME GUSTA, POR ELLO SIEMPRE ME LAVO LA CARA Y EMPIEZO DE NUEVO", sostiene Gisela para explicar la importancia de no rendirse. Entre sus secciones finales, se dedica, una frase por página del tipo "conocer tu propósito, tu misión, hará de ti un hombre (sic) con rumbo", o "los milagros suceden solo cuando hay dos involucrados ¡nada sucede si no crees!".

Sobre esa última frase, cabe mencionar que hay nociones espirituales cristianas que recorren todo el libro, como por ejemplo, la idea de encomendarse a Dios para que él te guíe en lo que necesites ("he encontrado que nada es imposible si tienes a Dios y realmente confías en Él"), la idea del perdón como una vía a la felicidad y al éxito, y una sección final dedicada exclusivamente a versículos de la Biblia, así que los ateos y agnósticos que creen en los manuales de éxito se van a encontrar con una puerta en la cara con este libro.

Datos:

- Este es el segundo libro de Gisela Valcarcel, sin embargo el primero fue sobre todo autobiográfico: Mi nombre es Gisela (2005).

- Los referentes mencionados en el libro, de los que sirve para reforzar su mensaje, son: Nick Vujicic, Nelson Mandela, Madre Teresa de Calcuta, Bill Gates, Carlos Slim, Ghandi, Steve Jobs, la Biblia, Eleanor Roosvelt, Martin Luther King, G. K. Chesterton, Mahatma Ghandi.

- La edición estuvo a cargo de la periodista Mávila Huertas. Fue presentado en la Feria del Libro de Lima 2014.


Notas relacionadas en LaMula.pe:

¿Quién entiende a Gisela?

Baigorria, la escribidora

Los falsos maestros de la felicidad


Escrito por

Daniel Ávila

avilamonroydaniel@gmail.com


Publicado en

Redacción mulera

Aquí se publican las noticias del equipo de redacción de @lamula, que también se encarga de difundir las mejores notas de la comunidad.