Yo me quedo en casa

efe

La situación en Fukushima es "catastrófica"

Tres años después de la tragedia, Ecologistas en Acción y Greenpeace alertan que las fugas de agua radiactiva siguen ocurriendo.

Publicado: 2014-03-11

Hace tres años, la mayor catástrofe nuclear de la historia desde Chernóbil sacudió Japón. Era el 11 de marzo de 2011 y la tierra tembló bajo el mar nipón con una magnitud 9 en la escala Richter, resultando en un terrible tsunami que causó más de 18,000 muertos y desaparecidos.

ap

Los reactores de la central nuclear de Fukushima sufrieron explosiones y generaron fugas radiactivas que contaminaron aire, tierra, agua y alimentos. Cientos de miles de personas se vieron obligadas a vivir fuera de sus pueblos, en medio de una incertidumbre por su futuro.

Sin embargo y a pesar del tiempo transcurrido las cosas no parecen mejorar: Ecologistas en Acción y Greenpeace señalan que la situación actual en la central nuclear de Fukushima Daiichi y en su entorno, es "catastrófica".

efe

Es más, las fugas de agua radiactiva siguen ocurriendo, hasta el punto que en algunas zonas han llegado al agua y suelo, dejando tras sí una radiación de 1 sievert a la hora. Esto implica que  si alguien entra en contacto con ese agua moriría en pocas horas.

Las cosas no son mejores para la población de la zona. Mientras continúan las labores de limpieza y descontaminación, unas 52,000 personas están obligadas a vivir lejos de sus casas, en viviendas prefabricadas, donde los niños tienen limitado el tiempo de juego al aire libre. 

El portavoz nuclear de Ecologistas en Acción, Paco Castejón, señala que "lo peor de lo que queda por delante es el desmantelamiento de la planta", ya que "no hay precedentes de desmontaje en reactores total o parcialmente fundidos, como es el caso de los reactores 1, 2 y 3", informa Europa Press.

Japón, el dilema de la energía nuclear

Por ahora, los técnicos siguen luchando por avanzar en el proceso de desmantelamiento de la planta, que tardará 30 o 40 años. Y es que, a pesar de la oposición a la energía atómica de una buena parte de la población, el Gobierno ha dejado su postura clara: Japón no renunciará a la energía nuclear

El domingo, miles de personas se manifestaron en Tokio para pedir el fin de la energía atómica y mostrar su rechazo al primer ministro, Shinzo Abe. Bajo el lema como "Sayonara nukes" (adiós a lo nuclear) la población considera que Japón puede vivir sin centrales nucleares, señala Efe.

Sin embargo, el borrador del Plan de Energía Básica, que se presentó a finales de febrero y que establece la política energética, indica que la fórmula más fiable y estable para cubrir las necesidades de Japón es una "mezcla de energías nuclear, renovables y combustible fósil". En otras palabras, el gobierno considera que la nuclear seguirá siendo una fuente importante de electricidad para el país.

Es más, los reactores serán puestos en funcionamiento de nuevo conforme se  cumplan las nuevas normas de seguridad decretadas tras la crisis de 2011. “El plan es una marcha atrás, y no refleja el deseo de la población ni la realidad de la revolución de las energías renovables que está teniendo lugar en Japón y otras partes del mundo”, afirma Hisayo Takada, responsable de Energía en Greenpeace Japón. 

"Plantea dudas sobre si el Gobierno es serio en su intención de que no se repita nunca un desastre nuclear. Tres años después, nadie sabe aún dónde están los núcleos fundidos de la central de Fukushima, no hay solución para el agua contaminada (que se acumula en la planta), y al menos 140,000 personas no pueden regresar a sus casas”, sentencia.

Fukushima en cifras
-Japón tiene 48 reactores atómicos. Aunque se encuentran paralizados se prevé que algunos vuelvan a funcionar este año.
-El terremoto y tsunami dejó 15.884 personas muertas y 2.636 desaparecidas, según el balance oficial.
-Unas 267.000 personas siguen evacuadas de sus hogares, de las cuales 50.000 son de los alrededores de Fukushima, por lo que probablemente nunca puedan regresar a sus casas.
- Al menos 1,656 vecinos de la prefectura de Fukushima han fallecido desde la catástrofe por estrés y otras enfermedades relacionadas con la tragedia.

Noticias relacionadas de LaMula:

Tres años después de Fukushima

Sigue la lucha contra el agua contaminada

Japoneses levantan la voz contra la energía nuclear


Escrito por

Tamara Lasheras

Politóloga, amante de la música y el buen vino. Buscando formas distintas pero posibles de hacer las cosas.


Publicado en

Redacción mulera

Aquí se publican las noticias del equipo de redacción de @lamula, que también se encarga de difundir las mejores notas de la comunidad.