desde este momento, no más hermanitos

Alerta ambiental solo en el papel

Comunidades indígenas de cuatro cuencas de Loreto denuncian que pese a medida decretada a inicios de este año, aún consumen productos de fuentes de agua contaminadas.

Publicado: 2013-10-01

El pasado lunes, 32 apus de las comunidades que integran la Federación Indígena Quechua del Pastaza (Fediquep) llegaron a Lima para conversar con el presidente del Consejo de Ministros (PCM), Juan Jiménez Mayor, sobre la problemática que los afecta desde hace varias décadas: la contaminación petrolera. 

Si bien el tema ha pasado desapercibido por varios medios de comunicación local, esta reunión fue producto de las intensas negociaciones que, semanas atrás, llevaron a cabo los representantes de estas comunidades, miembros de la PCM y voceros de la empresa petrolera Pluspetrol en las que precisamente se fijó esta asamblea en Lima y, sobre todo, se determinó a la empresa que se encargará de valorizar el terreno que la petrolera ha utilizado dentro de las comunidades indígenas para el lote 1 AB.

A su llegada a Lima, los apus denunciaron que su seguridad alimentaria está en peligro pese a la emergencia ambiental declarada por el Estado peruano en la cuenca del Pastaza, vigente desde marzo pasado, pues están obligados a consumir los peces y el agua del río y lagunas (cochas) contaminadas.

Asimismo indicaron que las autoridades competentes no han ejecutado acciones y medidas concretas para resolver este grave problema, que pone en riesgo la salud y la vida de los pueblos indígenas.

Al respecto, el apu de la comunidad de Nuevo Andoas, Ricardo Arahuana, denunció que, a raíz de la emergencia ambiental, lo único que entregó el gobierno, a través de la Dirección Regional de Salud (Diresa), fueron 800 kits de 37 litros de agua cada uno que no sirven para eliminar los elementos tóxicos que tienen los ríos por la contaminación petrolera.

“Estas lagunas son los únicos lugares donde pescamos todos los días, aún cuando sabemos que todo está absolutamente contaminado (...) Seguimos tomando agua contaminada, la emergencia ambiental está solo en el papel”.

Por su parte, Sebastián Uchurahua, apu de la comunidad de Alianza Capahuari, agregó que incluso consumen animales, como majaz, venado, sajino, otros, que a su vez beben del agua de las lagunas y del río altamente contaminado.

Producto de esto, muchos pobladores “tienen ronchas, dolores de cabeza y diarreas” a causa de la contaminación. “Los habitantes de las 27 comunidades aledañas tenemos que comer el pescado y tomar el agua de estas cochas (lagunas) porque no hay más lugares de donde sacar el agua”, señala.

Otro dato alarmante revelado por un grupo de trabajo especializado del Congreso fue que el 97% de familias encuestadas de esta zona aseguraron que actualmente “es difícil acceder a los recursos de caza", ya que el ruido de las instalaciones petroleras obligan a que los animales busquen nuevos nichos ecológicos adecuados para su reproducción.

“Hay una amenaza contra la soberanía alimentaria de esta población, debido a la reducción de espacios de uso y aprovechamiento por parte de la empresa Pluspetrol, que repercuten en el acceso y control de recursos alimenticios”, señala el informe.

Cobertura especial de lamula.pe sobre el drama de los publos indígenas contaminados:

Indígenas dialogarán con el Gobierno sobre la contaminación

Comunidad indígena de la selva denuncia abandono del Estado

[Reportaje] Andoas, un pueblo que vive entre el abandono del Estado y la explotación petrolera

[Fotos de la contaminación] Nueva Andoas, cruda realidad

Pluspetrol pagará compensación a comunidad indígena

Diálogo sin propuestas de solución concretas

Fijarán monto que Pluspetrol deberá pagar a indígenas


Escrito por

Ego Agurto

Historiador del minuto.


Publicado en

Redacción mulera

Aquí se publican las noticias del equipo de redacción de @lamula, que también se encarga de difundir las mejores notas de la comunidad.