Desde que el pasado 6 de noviembre se inició la segunda temporada de pesca en la zona comprendida entre Paita (Piura) y San Juan de Marcona (Ica), el Sindicato de Pescadores de Chimbote y Anexos empezó a notar que las anchovetas que extraían las redes eran de la especie juvenil.

“Lo que se ha autorizado es la pesca de individuos de 11.5 centímetros hasta 16 centímetros, pero estamos recibiendo reportes fílmicos y fotográficos que demuestra la extracción de individuos de 11.5 centímetros para abajo. De hasta 0.5 centímetros, lo que no está permitido. Esa es la llamada anchoveta peladilla. Hemos constatado que la peladilla alcanza hasta el 90% de la extracción, cuando solo debería ser el 10%”, dijo al diario La República, el secretario general del Sindicato de Pescadores de Chimbote y Anexos, Macedonio Vásquez Contreras.

Según cita La República, los reportes indican que al 16 de diciembre se ha extraído 992 mil toneladas de anchoveta, una cifra mucho menor a lo que se esperaba haber alcanzado: 1 millón 900 mil toneladas. En noviembre pasado, el Ministerio de la Producción (Produce) autorizó una cuota de pesca de hasta 2 millones 786 mil toneladas para la presente temporada.

Para el secretario general del Sindicato de Pescadores de Chimbote y Anexos, lo que está pasando es "depredación y las autoridades deberían sancionar a los responsables”.

El pasado 21 de noviembre, este sindicato de pescadores envió un memorial a la ministra Rocío Barrios Alvarado pidiendo que se reconsidere la cuota de pesca, pero hasta el momento no ha recibido respuesta.

“La grave del caso es que las autoridades del sector permiten desembarcar y procesar en harina de pescado la anchoveta juvenil en casi todos los puertos del litoral norte y centro. La racionalidad y sostenibilidad de la pesca de anchoveta se ha dejado de lado y pone en riesgo la biomasa pesquera y la seguridad alimentaria que la pesquería representa para el país”, resaltó el secretario general del sindicato.


[Foto de portada: Andina]


- Más información sobre pesca aquí.