Lograron que cientos o miles de personas hablen de ellos en redes sociales con su anuncio racista, pero ahora esto podría traer consecuencias económicas. La empresa Saga Falabella S.A. está sujeta a un procedimiento administrativo sancionador, que el último martes inició la Secretaría Técnica de la Comisión de Fiscalización de Competencia Desleal (CCD) de Indecopi.

[Lee tambiénEl anuncio racista que Saga Falabella eliminó]

La Secretaría considera que el anuncio de Saga Falabella sobre colchones Drimer "induciría a cometer actos de discriminación por motivos de raza, hacia las personas afrodescendientes". 

Precisó que esta presunta infracción iría en contra del principio de adecuación social, el cual está establecido en el literal a) del artículo 18 de la Ley de Represión de la Competencia Desleal (Decreto Legislativo N° 1044). 

Este artículo establece que:

los actos contra el principio de adecuación social consisten en la difusión de publicidad que tenga por efecto, inducir a los destinatarios del mensaje publicitario a cometer un acto ilegal o un acto de discriminación u ofensa por motivo de origen, raza, sexo, idioma, religión, opinión, condición económica o de cualquier otra índole.

[Lee también: Saga Falabella y su blanca navidad peruana]

Indecopi explicó que el inicio de un procedimiento administrativo sancionador, se basa en la existencia de indicios sobre la realización de una presunta infracción a las normas mencionadas y no constituye un prejuzgamiento sobre el resultado del procedimiento.

El pasado 7 de setiembre, Saga Falabella publicó un video en redes sociales sobre un producto de la marca Drimer. El anuncio era protagonizado por una joven mujer blanca que le decía al televidente lo preocupada que era por la limpieza y el orden, y pedía que no le digan nada a su compañera de cuarto, una joven mujer afroperuana, quien, se infiere, representa los valores contrarios a los que ella tiene. El colchón en cuestión era antibacterial y combatía los malos olores.

[Lee también: ¿Grandes tiendas comerciales o "grandes centros de blanqueamiento"?]

Ante el rechazo masivo en redes sociales y el pronunciamiento del Ministerio de Cultura a través de su plataforma 'Alerta contra el racismo', la empresa tuvo que borrar el anuncio racista y publicar un comunicado, aunque sin pedir disculpas directas a la población afroperuana a la que ofendió.


Notas relacionadas en LaMula.pe:

Así fue el plantón anti-racista contra Falabella [VIDEO]

El anuncio racista que Saga Falabella eliminó [VIDEO]