Donald Trump no tiene filtros. Una vez más, los excesos verbales ponen en la picota al presidente de Estados Unidos, que ha negado haber dicho que El Salvador, Haití y los países africanos son "agujeros de mierda", pero no logró contener la fuerte tormenta de críticas en su contra.

Los insultos racistas del magnate neoyorquino han dado la vuelta al mundo y han desatado el repudio internacional. Así, la Organización de Naciones Unidas (ONU), la Unión Africana, Haití y El Salvador criticaron con dureza los exabruptos de Trump. 

Luego de escuchar una propuesta para restaurar el programa de protección migratoria para Haití, El Salvador y países africanos, Trump replicó que no quiere gente de país "de mierda" en Estados Unidos, según fuentes citadas por The Washington Post

El mandatario estadounidense, que había revocado el lunes la protección a unos 200.000 salvadoreños y en noviembre lo hizo con 59.000 haitianos, se demoró más de 12 horas en rechazar la información del Post, confirmada luego por Los Ángeles Times y este viernes por el senador demócrata Dick Durbin, que estaba presente cuando hizo esos comentarios en una reunión bipartidista sobre inmigración.

"El lenguaje que usé en la reunión de DACA fue duro, pero esté no es el lenguaje que usé", tuiteó el mandatario en su habitual retahíla de mensajes madrugadores. En otro tuit, Trump rechazó haber insultado a los haitianos, pero no mencionó nada sobre los mismos insultos hacia salvadoreños y personas de países africanos: "Nunca dije nada despectivo sobre haitianos más allá de que Haití es, obviamente, un país pobre y afligido. Nunca dije 'sáquenles de aquí'. Inventado por demócratas", escribió.

Pero la condena global no se hizo esperar. En Ginebra, el portavoz del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU dijo lo siguiente:

"No hay otra palabra para describirlo que racista. No se puede tachar a países y continentes enteros como ‘agujeros de mierda’, retirando a sus poblaciones, que no son blancas, la entrada a EEUU".

El embajador de Haití en EEUU, Paul G. Altidor, también condenó los insultos de la Casa Blanca a sus ciudadanos:

"Sentimos que estas afirmaciones, si fueron hechas, reflejan un desconocimiento o una falta de educación del presidente sobre Haití y su gente".

El canciller de El Salvador señaló que ha enviado una nota de protesta al Gobierno de EEUU y que demanda "respeto a la dignidad de su noble y valiente pueblo", y recordó las contribuciones de sus más de 200.000 ciudadanos residentes en EEUU, al destacar su papel en la reconstrucción de Nueva Orleans tras el devastador huracán Katrina.

La Unión Africana, la organización multilateral más importante en todo el continente, también fue tajante con la Casa Blanca, según lo señalado por su portavoz, Ebba Kalondo:

"Estamos alarmados por las afirmaciones del presidente de EEUU al referirse a inmigrantes africanos y otros con tales despectivos. Teniendo en cuenta la realidad histórica de cómo llegaron muchos africanos a EEUU durante el comercio de esclavos, esto va en contra de cualquier actitud y comportamiento aceptable".

En tanto, el embajador estadounidense en Panamá también renunció, luego de señalar que "ya no puede servir bajo el Gobierno de Trump", mientras que Paul Ryan, líder republicano en el Congreso, tachó los calificativos de "desgraciados y poco útiles". Los demócratas y comentaristas progresistas fueron más allá, y volvieron a la carga con la acusación de que el inquilino de la Casa Blanca es racista.

El Estatus de Protección Temporal (TPS) es un programa que se diseñó en 1990, para conceder visados temporales y permisos de trabajo a personas de 10 países afectados por guerras o desastres naturales. Los comentarios despectivos de Trump se dieron en el Despacho Oval. Los congresistas y senadores presentes en la reunión, quedaron estupefactos, según testigos presentes en la cita.

[Foto de cabecera: Efe]

Lee también:

Trump se autoproclama un "genio estable" en medio del debate sobre su salud mental [VIDEO]

Senado de EEUU aprueba la gran rebaja de impuestos que beneficia a la familia Trump [VIDEO]

Trump pone a Rusia y China como amenazas para la seguridad y prosperidad de EEUU