“Hemos venido a escuchar y aprender. Quiero ser el amplificador del mensaje de los pueblos indígenas ante nuestros seguidores, en todo el mundo”, dice a LaMula.pe James Valentine, guitarrista de Maroon 5, quien junto con la cantante escocesa KT Tunstall; Stefan Lessard, bajista de Dave Matthews Band; Adam Gardner, cantante de la banda Guster y cofundador de Reverb; y Nicola Saba, vocalista de la banda peruana Kanaku y el Tigre, visitaron recientemente la Amazonía peruana con el objetivo de escuchar a representantes indígenas sobre las amenazas a las que están expuestos por causas de actividades como la tala ilegal. 

Específicamente estuvieron en la comunidad nativa Boca Pariamanu y en el proyecto de ecoturismo de la comunidad nativa de Infierno (Madre de Dios), donde los nativos les comentaron cómo el comercio internacional de dicha madera impacta en sus vidas, desde el robo de sus recursos y estafas por parte de los madereros, pasando por una caída de precios que deja a los operadores legales fuera del mercado, hasta amenazas de muerte y asesinatos. Allí conversaron con dirigentes de la Federación Nativa del Río Madre de Dios y Afluentes (Fenamad) sobre la situación de las demás comunidades de Madre de Dios.

Los músicos también compartieron con indígenas de otras zonas, como las ashéninkas Diana Ríos y Julia Pérez, ambas de la comunidad Saweto (Ucayali), tristemente recordada por la masacre contra cuatro de sus líderes en 2014. También departieron con Segundo Pizango, nativo shawi de Alto Amazonas, representante de la organización indígena Ordepia (Loreto). Conversaron sobre la problemática de los pueblos indígenas en las diferentes regiones, y también compartieron música.

“Si bien venimos a la Amazonía peruana preocupados por el origen de la madera de nuestros instrumentos musicales -guitarras- son hechos de madera, estando aquí y conversando con los indígenas nos dimos en cuenta que ante todo esto es un problema de personas, de derechos humanos, que ellos son los más afectados, que ellos protegen los bosques y necesitan ser apoyados”, señala Katie Tunstall. Y añade que en primer lugar el mensaje de la necesidad de proteger los bosques de la Amazonía debe estar dirigido a los peruanos, sobre todo a los jóvenes.

No es la primera vez que grupos de músicos visitan selvas interesados en hacer activismo a favor del medio ambiente y de las sociedades originarias que viven en los bosques. Por ejemplo, James ya estuvo en Guatemala, viendo prácticas de sostenibilidad.

La visita de los músicos a Perú estuvo organizada por la Agencia de Investigación Ambiental (Environmental Investigation Agency - EIA) en alianza con Reverb, organización estadounidense que apuesta por conciertos sostenibles bajo el eslogan ‘Music, Environment, Action’.

Músicos activistas

Lauren Sullivan, conservacionista, directora y cofundadora de Reverb, comenta a LaMula.pe que junto con músicos y organizaciones ambientalistas han emprendido una lucha frontal contra el tráfico de maderas preciosas en el mundo e intentan destacar ejemplos de conservación. Ella cuenta que también ayuda a los músicos a ‘ecologizar’ sus giras mientras educan y activan a sus admiradores en torno a cuestiones medioambientales. “También ‘ecologizamos’ la gira detrás de escena. Usamos camiones y camionetas que funcionan con biodiesel producido localmente y de forma sostenible; reciclamos todo lo que se puede reciclar y tratamos de minimizar el desperdicio; abastecernos con alimentos de granjas familiares locales; usamos botellas y tazas reutilizables; y compost por ejemplo”, explica.

Los músicos aseguran que colaborarán con difundir entre sus fans y colegas lo beneficioso que es para los bosques amazónicos ser manejados por las poblaciones indígenas pero también las amenazas a las que éstas están expuestas Además, insistirán en generar conciencia entre los guitarristas sobre la importancia de adquirir guitarras cuya madera proceda de medios sostenibles, con la garantía de que no se afecten los bosques ni a las comunidades.