El pastor evangélico Vicente Díaz Arce, acusado de lavado de activos, fue liberado por el Poder Judicial, que eligió informar de ello el viernes 10 de octubre último, cuando casi todo el país esperaba con ansias el inicio del partido de ida de la selección peruana contra Nueva Zelanda. 

Por ello pasó casi inadvertido el tuit de este poder del Estado en el que se daba cuenta de la liberación de Díaz Arce, quien solo estuvo en manos de la justicia 15 días, tras ser detenido por la Policía, que lo halló escondido en un cuarto subterráneo de su residencia en Surco, en un megaoperativo en el que se le incautaron más de una decena de bienes valorizados en 40 millones de soles, entre ellos una galería en Gamarra, por mandato del juez Richard Concepción Carhuancho, a solicitud de la fiscal especializada en lavado de activos Marita Barreto Rivera.

La División de Investigaciones Especiales (Dinandro) ejecutó la orden del juez, que acogió el pedido de la fiscal que acusa a Díaz Arce y su esposa, Elizabeth Palomino Córdova, de dirigir una organización criminal que en los últimos 13 años se apropió de 100 inmuebles mediante la simulación de laudos arbitrales, suplantación de identidades y falsificación de firmas.

La defensa del acusado inició entonces una serie de acciones legales para dejar sin efecto la detención del empresario evangélico y fundador de la iglesia Restaurando Vidas. Y lo logró, pese a las contundentes evidencias que hay contra su cliente. 

El día de su detención, díaz arce se hizo el enfermo.

¿Cómo? Según la Primera Sala Penal de Apelaciones Nacional, que preside Sonia Torres Muñoz y que integran Porfiria Condori Fernández y Rómulo Carcausto Calla, la versión que había dado un colaborador eficaz sobre las  actividades ilícitas de Díaz Arce y su esposa no fueron verificadas de forma adecuada por la fiscal Marita Barreto, informó La República.

Por ello, el citado tribunal, el viernes 3 de noviembre, revocó el mandato de detención y le impuso comparecencia simple, tanto para Díaz como para Palomino, quien está prófuga. "Si no ha sido corroborada la declaración del colaborador eficaz en forma debida y legal, esta no puede ser empleada como elemento de convicción que sustente una medida cautelar (la detención contra Arce y su cónyuge)", se lee en la polémica resolución.

Pero fuentes del Ministerio Público relacionadas con el caso, que cita La República, rechazaron los argumentos de la sala y afirmaron que la versión de ese colaborador eficaz fue corroborada con otras ocho declaraciones de testigos que describieron las actividades ilícitas de la pareja, con el objetivo de apropiarse de inmuebles y reinscribirlos a nombre de sus empresas y de testaferros.

La jueza Torres Muñoz también alegó que no existía un delito precedente para atribuirles lavado de activos a los esposos Arce-Palomino, ya que los casos judiciales que enfrentaron fueron archivados, lo cual no es del todo cierto, porque las 436 denuncias que habían contra la pareja no avanzaron porque dilataron los procesos hasta que los delitos prescribieron. Es decir, nunca fueron absueltos de nada.

Lee también:

Escondido en su casa: así cayó Vicente Díaz Arce, el pastor evangélico acusado de lavado de activos

Incautan bienes por más de S/. 40 millones a pastor evangélico vinculado a la red Orellana

El Apra y Fuerza Popular son los partidos con mayores nexos con el crimen organizado, según Ojo-Público