Procuradores y fiscales de 11 países acordaron la creación de equipos conjuntos de investigación para el caso Lava Jato en una reunión técnica celebrada este jueves en el Memorial de la Procuraduría de la República en Brasilia. El motivo del encuentro fue discutir la cooperación jurídica internacional en la investigación que involucra a diversas empresas brasileña, entre ellas Odebrecht.

Los países participantes de la reunión fueron Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, México, Panamá, Perú, Portugal, República Dominicana y Venezuela. El anfitrión fue el procurador general de Brasil, Rodrigo Janot Monteiro de Barros. En representación del Perú asistió el fiscal de la Nación, Pablo Sánchez.

"Declaración de Brasilia sobre la cooperación jurídica internacional contra la corrupción", así se bautizó el acuerdo que firmaron los representantes de los países asistentes. En el punto dos del documento, se señala que se promoverá "la constitución de equipos conjuntos, bilaterales o multilaterales" destinada a la coordinación de "investigaciones coordinadas sobre el caso Odebrecht y Lava Jato".

En el punto siguiente de la declaración los equipos jurídicos de los 11 países acordaron que "actuarán con plena autonomía técnica y en desarrollo de su independencia funcional, como principio de los Ministerios Públicos y Fiscalías firmantes". Además, acordaron reforzar la "importancia de utilizar otros mecanismos de cooperación jurídica internacional vigentes", y de manera especial "la realización de comunicaciones e informaciones espontáneas".

larepública: Memorial de la Procuraduría de la República en Brasilia

Entre otras cosas, establecieron que insistirán en la recuperación de activos y en la reparación integral de los daños que estas empresas causaron en sus respectivos países, lo cual incluye el pago de multas. En el Perú, en ese sentido, la procuraduría solicitará el pago de S/200 millones como monto inicial de la reparación civil para la empresa Odebrecht, por los al menos US$29 millones en sobornos que admitió haber pagado a funcionarios para ganar obras públicas durante los gobiernos de Alejandro Toledo, Alan García y Ollanta Humala.

"Reafirmamos el respecto irrestricto al principio de legalidad, el debido proceso legal y a los derechos humanos, especialmente en la lucha contra la corrupción y la criminalidad organizada transnacional", se lee en el comunicado de los fiscales y procuradores.

El fiscal Sánchez viajó a Brasil acompañado del fiscal superior y jefe de la Oficina de Cooperación Judicial Internacional y Extradiciones de la Fiscalía de la Nación, Alonso Peña Cabrera. Tras la reunión el titular del Ministerio Público peruano señaló que este acuerdo supone un "compromiso conjunto" para lograr una "amplia, rápida y eficaz cooperación jurídica internacional para el caso denominado Odebrecht relacionado con presuntos pagos de sobornos por empresas brasileñas a altos funcionarios de diversos países en América".

Más detalles de la reunión

La reunión en Brasil -que se prolongó por al menos siete horas- entre los fiscales y procuradores de los países involucrados en el Caso Lava Jato sirvió para analizar los casos de corrupción y arribar a acuerdos básicos de cooperación multilateral.

La reunión en Brasilia ha servido para que las autoridades de los países involucrados en el caso Lava Jato y en el cartel conformado por las empresas brasileñas intercambien información y arriben a acuerdos básicos de cooperación multilateral. La ayuda en un tema así resulta indispensable, ya que como recordaron los fiscales y procuradores asistentes, Lava Jato es “el mayor escándalo de corrupción de la historia de Brasil”.

Este escándalo trascendió las fronteras, luego de que a finales del año pasado, el Departamento de Justicia de Estados Unidos revelera que la constructora Odebrecht admitió el pago de 788 millones de dólares en sobornos fuera de Brasil. En concreto, en 11 países África y Latinoamérica, incluido el Perú.

Las delaciones en EEUU y en Brasil han tenido como consecuencia la detención de tres ex funcionarios del gobierno de Alan García Pérez vinculados con los sobornos de Odebrecht por la buena pro del Metro de Lima y la orden de captura internacional y prisión preventiva del expresidente Alejandro Toledo, acusado de haber recibido 20 millones de dólares para favorecer a la misma empresa con la construcción de la carretera Interoceánica.

En tanto, el Ministerio Público peruano evalúa la contratación al exfiscal suizo Stefan Lenz, quien investigó en 10 países las coimas de las constructoras brasileñas pagadas a través de bancos suizos, para sumarse a las pesquisas en torno al caso de corrupción Lava Jato, según lo expresado por Peña Cabrera.

Dato:

Este Viernes, desde las 9 de la mañana, el fiscal de la Nación peruano, Pablo Sánchez, sostendrá una reunión con el procurador brasileño, Janot Monteiro de Barros.

(Foto de cabecera: Observacom)

Notas Relacionadas: 


Procuraduría pedirá S/200 millones como monto inicial de reparación civil para Odebrecht

Ministerio Público evalúa la contratación de exfiscal suizo para caso Odebrecht