Viajaban a Europa con cocaína obtenida de la zona de producción del Valle de los ríos Apurímac Ene y Mantaro (Vraem). Ocultaban la droga en maletines que eran acopiados en el Círculo Militar, en Jesús María, luego se transportaban hacia el puerto del Callao y se despachaban vía marítima. La red de narcotráfico estaba integrada por extranjeros y liderada por el capitán del Ejército peruano en retiro Paul Bobadilla Retamal, quien aprovechaba su condición de socio de la institución Militar para utilizar las habitaciones del centro de esparcimiento como lugar de acopio de la droga que exportaba.  

capitán en retiro, paul bobadilla. foto: la república

De acuerdo al coordinador nacional de las Fiscalías contra el Crimen Organizado, Jorge Chávez Cotrina, citado Perú21, la red estaba conformada por siete personas, de las cuales cinco ya han sido detenidas, entre ellas un colombiano.

Bobadilla fue detenido el pasado 7 de enero en el Aeropuerto Internacional El Dorado, en Bogotá, Colombia, tras permanecer como fugitivo durante seis meses. Como se sabe, la División de Investigaciones Especiales (Divinesp) de la Dirandro obtuvo las primeras pistas de esta red en marzo del año pasado; pero la primera intervención se realizó el 13 de junio. Bobadilla había alquilado un par de habitaciones del hotel que se encuentra dentro del Círculo Militar para que se hospeden Luis Altez Rivera y Jonathan Benzaquén Ortíz. Estos sacaron dos maletines con droga y subieron a un vehículo conducido por Marlon Rodríguez Aylas, algunas horas después, este último fue intervenido en Carabayllo, mientras ingresaba a una cochera, y se le incautaron 38 kilos de cocaína.

jonathan benzaquén. foto: la república

En paralelo, la fiscal Katherine Cáceres ingresó, junto con la policía antidrogas, al Círculo Militar para requisar las habitaciones alquiladas, pero no se encontró nada. En esa oportunidad Bobadilla y Altez lograron escaparon. Hasta que el 7 de enero pasado, el capitán retirado del Ejército y cabecilla de la banda fue detenido en la capital colombiana.

Antes de ser capturado, Bobadilla seguía enviando droga al extranjero desde la clandestinidad. Esta vez, por medio del colombiano Alberto Rodriguez Ussa y del peruano Félix Mejía Molina. Ambos fueron detenidos en febrero en Sullana, Piura, con 50 kilos de clorhidrato de cocaína, según informa La República.

alberto rodríguez. foto: la república

félix mejía. foto: la república

La red del capitán Paul Bobadilla estaba conformada por Luis Altéz Rivera, alias “Kike”, quien se desempeñaba como el coordinador; Jonathan Benzaquen Ortiz, alias ‘Ciego’, encargado de la custodia de la droga; y Marlon Rodríguez Aylas, responsable del transporte de la droga que venía del Vraem.

La Interpol Lima se encuentran coordinando con sus pares de Colombia para la extradición del capitán Paul Bobadilla a Lima.

Por su parte, el Círculo Militar negó, por medio de un comunicado, que el Centro de Esparcimiento funcione como centro de acopio de esta red de narcotraficantes. Asimismo, aseguraron que durante el operativo apoyaron a la Policía para el ingreso y la captura de uno de los delincuentes, Joanthan Benzaquén. Por último, resaltaron que no hay ningún directivo de la institución que esté siendo investigado por este caso.

(Foto de portada: La República)

Temas relacionados en LaMula.pe:

Círculo Militar era usado como centro de operaciones por mafia de narcos

Cantidad de dinero lavado por corrupción pública supera al vinculado con narcotráfico y minería ilegal

“Perú resolvió su problema de seguridad y nos mandó a todos sus narcotraficantes”