desde este momento, no más hermanitos

Conoce a Jorge Locke, el candidato presidencial que quiere vender el Perú

Empresario exaprista sostiene que vender el país es la mejor alternativa: "A cada peruano le tocaría US$100,000", asegura.

Publicado: 2015-11-15

Los limeños hemos visto esta semana singulares paneles en algunas zonas de Lima. Inmensos avisos en los que destacaba la frase “US$100,000 para cada peruano”. Anuncios con todos los detalles de uno electoral y que cuentan con la sigla PPP y una página web. Intrigados por esta campaña ingresamos a la dirección y nos dimos con la primera sorpresa: Partido Pragmático Peruano (sí, un partido más). Una segunda y descabellada sorpresa, que es en verdad su lema: ‘Vender el Perú es la mejor alternativa’. ¿Qué cosa? ¿Qué ocurre con esta gente? ¿Está loca? Estas preguntas y más vinieron a nuestras mentes hasta que encontramos un nombre: Jorge Antonio Locke Cochrane. Sí, otro candidato a la Presidencia.  

Mientras tratábamos de contactarlo (enviamos un correo con nuestros datos), leímos su lema: “Si no quieres que tus hijos y tus nietos reciban un Perú igual -o incluso peor- que el que tus políticos te han dado, es hora de hacer algo. Vendamos el país a una nación del primer mundo que sepa administrarlo y recibamos cada uno 100 mil dólares a cambio”. Estando aún perplejos por lo leído, sonó nuestro teléfono, era el señor Locke, quien muy amable y entusiasmado respondió a nuestra solicitud. Una hora después estaba en las oficinas de LaMula.pe.

Sale del ascensor sonriente, lleva en su mano derecha una bolsa de papel con panecillos comprados en La P'tite France. Camina por la amplia sala de la redacción, saluda a todos, me estrecha la mano como si fuéramos viejos conocidos. Hace un movimiento ligero con la mano izquierda, lo suficiente para ver su reloj Audemars Piguet y destacar que llegó cinco minutos antes de lo acordado.

El sociólogo y empresario de 53 años, vecino de Magdalena (cerca del límite con San Isidro, confiesa) y con un pasado político aprista hasta que fue expulsado, se sienta frente a mí, apaga sus tres celulares y me cuenta que a finales del año pasado fundó el Partido Pragmático Peruano (PPP) para tentar la Presidencia de la República en la elecciones del 2016. “Por mis ideas provocadoras y arriesgadas, algunos políticos tradicionales me han rebautizado como Coco Loco”, me confiesa entre risas.

Hijo de George K. Locke y Catherine J. Cochrane, Jorge creció en el seno de una familia de clase media-alta limeña. Sus abuelos, inmigrantes ingleses, hicieron fortuna en las salitreras al sur del Perú y luego incursionaron fundaron Hielos Cochrane Ice, fábrica de hielo líder en el sur del Perú, y Candados Locke, la principal empresa familiar con un amplio dominio en el mercado de las cerraduras y candados. “Plata no me falta, así que no hago política por dinero. La plata no me llega sola, sino con mis esfuerzos”, anota. En este momento me cuenta que vivió muchos años en Europa donde hizo un posgrado en Ciencias Políticas y diplomados en Marketing, Innovación y Desarrollo Social y Manejo del Cambio. Y, claro, hace hincapié en que habla inglés, francés, italiano y catalán. “A la muerte de mi padre, regresé a Lima para hacerme cargo de las empresas familiares y retomar mi vieja filiación con el Apra”, añade.

locke visitó lamula.pe

Su padre George fue parte del grupo de jóvenes que acompañó a Víctor Raúl Haya de la Torre en los inicios del movimiento aprista, y uno de los primeros miembros del partido con el carnet 00012. El pequeño Jorge vivió pues rodeado de los grandes patriarcas del Apra. “Las tertulias de mi padre con Víctor Raúl, Luis Alberto Sánchez y Townsend, en la sala de mi casa, marcaron mi vida. Hoy recuerdo sus propósitos sanos y soñadores y me frustra ver que tantos años después, incluso con dos gobiernos apristas, no hayamos avanzado ni un paso en la dirección que aquellos valientes hombres trazaron en sus conversaciones y escritos”, señala.

En París conoció a Alan García y establecieron una amistad que se mantiene aún hoy, a pesar de la diferencia de edad y sus visibles diferencias políticas. Alan y Pilar son padrinos de su hija mayor. En noviembre del 2014, luego de que mencionara en un discurso su idea de poner en venta al país, fue expulsado del Partido Aprista Peruano.

Insiste en decirme que es un empresario exitoso, que le va muy bien como presidente del directorio de Industrias Locke, pero que su principal actividad es la política y ocupa casi todo su tiempo en el desarrollo del Partido Pragmático del Perú. Y le recuerdo que para eso nos hemos citado, para hablar del PPP y de su descabellada propuesta.


¿Vender un país? ¿Vender el Perú? ¿Se da cuenta de lo que propone?
Vamos a cumplir 200 años como país y no ha funcionado. No tenemos una idea de patria ni un propósito común. ¿Cuánto tiempo más le vamos a dar al país para que funcione? ¿Cuánto tiempo más le vamos a dar a Alan García, Keiko Fujimori, Ollanta, Kuczynski para que un país funcione? No va a funcionar. No tenemos políticos preparados ni con la intención de que esto funcione, porque si hacen que esto funcione se quedan sin trabajo ellos, porque lo que queda claro es que todos son unos incompetentes. Entonces, si esto no funciona, ¿qué hacemos con un auto que no funciona? Lo vendemos. ¿Qué hacemos con una casa que no podemos remodelar y se está cayendo a pedazos? La vendemos. Vendamos esta vaina y repartámonos la plata. Que a cada uno le toque lo que le corresponde y pongámonos en manos de políticos preparados.
Pero usted es peruano, ¿cómo va a vender su país?
Voy a seguir siendo un peruano, pero así como un texano sigue siendo texano y un tipo de Los Ángeles sigue siendo angelino. Yo no voy a dejar de ser peruano, lo que pasa es que el Perú va a ser un estado o una parte de otro gobierno. Quizás japonés, estadounidense, alemán, suizo…Quién sabe qué país nos termine comprando.
¿Acaso va a poner al Perú en subasta pública internacional? Eso no lo va a permitir el Congreso, mucho menos los ciudadanos…

Por supuesto. Nos ponemos en subasta pública internacional, organizada por nosotros, conducida por nuestro gobierno, y todos los peruanos elegiremos democráticamente el país al que queremos pertenecer. La idea es cambiar todas las reglas de juego. Si vamos a vender el Perú, tenemos que cambiar todas las reglas de juego porque eso no está en ninguna Constitución. Tenemos que cambiar todas las reglas de juego y hacer lo que se tenga que hacer para vender el país.

Por otro lado, no estaría tan seguro de la oposición a mi proyecto. Pensé que iba a encontrar más oposición, pero a cada persona que le cuento mi idea, le explico lo que está detrás, me sorprende pero todos estamos decepcionados. Hemos crecido con esto. Tenemos 50 años viendo lo mismo y no pasa nada. Llegan nuevas elecciones y tenemos 23 candidatos que dicen lo mismo. No hay un líder que nos diga hacia dónde vamos a ir como país. Todos se quedan en la pequeña solución, en el pleito, en el circo político, en la farándula política y no nos dicen a dónde llevan el país. Creo que ha llegado el momento de tomar decisiones serias y la más seria de todas es decidir qué queremos hacer con este país. Queremos seguírselo dando a nuestros políticos o a gente que sepa manejarlo y de paso pongamos algo de plata en nuestras cuentas bancarias.

¿En qué momento se da cuenta de que el país ya no va más?
Durante muchos años he estado en el Apra. Mi papá fue aprista. Yo heredé de mi papá dos empresas que prácticamente se manejan solas. Yo soy un tipo muy acaudalado y no tengo problemas económicos. Me dediqué seriamente al trabajo partidario y viajé por todo el país. Cuando estás adentro del país y visitas comunidades te das cuenta que esa gente está condenada a ser pobre para toda su vida, y que sus hijos están condenados a ser pobres durante toda su vida y que sus nietos están condenados a ser pobres durante toda su vida porque están en manos de nuestros políticos, te decepcionas. Eso fue lo que me pasó. Esto no tiene solución mientras no cambiemos de gobierno, mientras no cambiemos de líderes, y acá no hay líderes dispuestos a hacer el cambio que se necesita.
¿Me dirá que país le gustaría que comprara el Perú?

La decisión va a ser popular. Mal hago yo sugiriendo. La decisión va a ser en conjunto y cada país que nos quiera comprar va a hacer sus propuestas, tendrá que hacer sus ofrecimientos. Cuáles son sus planes para el Perú. Si Japón planea comprar Perú tendrá que contarnos qué planea. Si Estados Unidos planea comprar Perú tendrá que contarnos qué planea hacer con el país. Si Brasil quiere comprar Perú, sería su salida al Pacífico, tendría que contarnos cuáles son sus planes para Perú y tiene que asumir sus compromisos. Aparte de la plata, tiene que contarnos cómo sería nuestro país.

Pero ciertamente me inclino por naciones que privilegian la libertad, que respetan los derechos de la gente, que no tengan regímenes totalitarios. Hay algunas potencias que son tan corruptas como el Perú. Sería salir de una para entrar en otra y no tendría mucho sentido, pero te repito, más allá de mis preferencias sería la gente la que decida. Más de 30 millones de peruanos que votarían y elegirían con quién.

Su excompañero lo va a criticar en redes sociales, como hace con todos los otros candidatos…
Supongo que no le va a gustar mucho esta propuesta. El lado bueno de esto es que Alan García ya no podría ser presidente por tercera vez. Él es uno de los políticos a los que me refiero, tuvo en sus manos la oportunidad de hacer los cambios necesarios dos veces y no lo hizo.
Las poblaciones amazónicas siguen reclamando que no hay presencia del Estado y sus territorios son amenazados por actividades extractivas. ¿Su riesgo no aumentaría con lo que usted propone?
Qué inspirador lo que dices, porque si tú miras lo que esos países han trabajado dentro de sus propios territorios, es justamente lo que buscamos. Ninguno de los países que podría comprar el Perú, sea Francia, Inglaterra, Suiza, Japón, Taiwán o China, tienen esos problemas dentro de casa. Ninguno de esos países tiene abandonada a su población por 40 o 50 años, sin contactarlos, sin darles servicios, sin darles nada. Todos esos países sí explotan sus recursos, sí le dan importancia a las empresas, pero le dan servicios a su población y los tienen a todos contactados y bien atendidos. Esa es una razón más que me convence que estamos en el camino correcto.
Un poco más y me dice que con su propuesta habrá una minería responsable en el Perú.
Obviamente. ¿Tú crees que en Estados Unidos o Canadá dejan que las minas contaminen? Claro que no. Y todas pagan impuestos. Acá no. Traigamos a alguien que se ocupe de eso y que lo haga bien.
Como promotor de esto, ¿usted desearía que el país comprador lo designe gobernante?
No. Yo creo que es algo que podría llegar a pasar, pero nosotros dejaríamos de tener presidente. Pasaríamos a tener un gobernador, quizás de la región. O quizá ellos decidan dividir esto en tres o cuatro regiones y tener tres gobernadores. Es su potestad. Es el derecho del comprador.
Usted habla de 100 mil dólares por cabeza...

Es el cálculo que hemos hecho.

¿Cuál es el precio inicial para la subasta? ¿A cuánto lo cotiza?
Debe quedar claro que no hay antecedentes. Pero según cálculos que hemos hecho con el equipo económico, hemos puesto un precio base de 3 millones de millones de dólares. Obviamente ese es el precio base. Hay que ver cuánto ofrezcan. Puede ser más, puede ser menos, ya veremos. Nosotros también decidiremos a qué país elegir.
¿Y cómo va a hacer su campaña para vender el país?
No hemos llegado a eso, pero debe ser muy sencillo. Poniendo un aviso en cada país. No es todos los días que se vende un país tan rico como el Perú. Yo creo que simplemente con anunciarlo desde hoy día, todos los países van a estar atentos a lo que hagamos.
¿Por qué alguien compraría un país como el Perú?
Primero la riqueza natural. La riqueza natural que tenemos, los minerales, la Amazonía, las riquezas naturales son envidiables. Un patrimonio que no usamos bien y permitimos que se lo lleven. La segunda es la ubicación estratégica del Perú en el corazón de Sudamérica. Esto es estratégico para un país de fuera que recién entra a Sudamérica, o estratégico para un país de Sudamérica que quiera tener salida por este lado. Y la tercera, yo diría su gente. Porque si separas a los políticos, los peruanos somos buenos y muy capaces. Somos emprendedores, luchadores y en esencia buenos. La gente es el tercer aspecto. Ya después viene el tema turístico e histórico que podría ser interesante. Eso es un plus.
Los ppkausa le apoyarían, pero la izquierda no…
Ningún político ya sea liberal, de izquierda o centro, me va a apoyar. Pero creo que la gente me va a apoyar porque estoy dándole una alternativa a las personas para librarse de los políticos. Una alternativa diferente a los políticos. Yo no estoy postulando a la presidencia para ser presidente del Perú. Estoy postulando a la presidencia para vender este Perú. Chau. Nunca más un presidente peruano. Nunca más un Alan, una Keiko, un Kuczynski, un Ollanta ni una Nadine. Nunca más. Esa es la alternativa que le estoy dando a la gente.
Supongamos que usted tiene razón, y que el peruano cansado de la política vota por usted. ¿Qué hará de inmediato en el poder?
No creo que se pueda vender el país en el primer año. No quiero prometer esto. Vender al país es un proceso largo y debemos tener fases. Creo que tenemos primero que escuchar las ofertas, hacer una primera ronda y después una segunda vuelta para ver a quién le vendemos. Será cuestión de dos o tres años en que esto se termina de vender. No habrá un próximo presidente ni un próximo Congreso peruano. Se acabaron los políticos peruanos para siempre.
¿Se quedará a vivir en el país?

Claro que sí.


Nos despedimos y me adelanta que este jueves 19 de noviembre dará una conferencia de prensa para dar a conocer sus otras propuestas.


Yapa track 

¿Y su primera dama?

Estoy casado en segundas nupcias con Cecilia Trigoso del Solar, una mujer de primera. Es una profesional, pero se ha dedicado a su casa. Será la última primera dama.

¿Quiénes lo acompañan en la plancha?

Me acompañan mis amigos Tommy y Cinthya, que son amigos de la Universidad Católica, donde estudié sociología, y han sido mis fieles compañeros en todos estos años. Ellos han reclutado un amplio grupo de profesionales de todas las disciplinas. Te sorprenderían los nombres. Son personas que no han estado en la política, porque han visto en la política una podredumbre a la que no se quieren acercar. Personas decentes y exitosas que no se quieren acercar a la política. Todos ellos están conmigo. Te sorprenderían los nombres que no quiero lanzar todavía porque es parte de la campaña.

¿Qué le gusta hacer aparte de la política?

Me gusta mucho el tenis y el basquet norteamericano. Soy malo para los deportes pero me gusta verlos. No el fútbol. El fútbol no lo entiendo. Me decepcioné. Ojalá que tengamos nuevas oportunidades ahora con esta selección. También me gusta un poco de música.


Nota: Como era previsto, en redes sociales los usuarios han compartido sus opiniones al respecto. Muchos han criticado la campaña, pero ha sorprendido el nivel inicial de aceptación de su propuesta. En la cuenta de Twitter del PPP, @perupragmaticos, se observa la frase “Vendamos el Perú por una mejor vida. Jorge Locke Presidente”.



Escrito por

ALBERTO ÑIQUEN G.

Editor en La Mula. Antropólogo, periodista, melómano, viajero, culturoso, lector, curioso ... @tinkueditores


Publicado en

Redacción mulera

Aquí se publican las noticias del equipo de redacción de @lamula, que también se encarga de difundir las mejores notas de la comunidad.