Con lupa en el Congreso

Mark Cymrot: “La enmienda le costó al Perú aproximadamente 40 millones de dólares"

Esta entrevista es la primera entrega de un informe periodístico sobre un delito de cuello blanco que involucró a grandes capitales extranjeros, autoridades fujimoristas que ahora son parte de importantes empresas privadas y la extraña historia del avión presidencial en la fuga de Alberto Fujimori, contada por un periodista británico. Lo más resaltante es que después de casi veinte años, y alrededor de 50 millones de dólares involucrados, aun no hay responsables. 

Publicado: 2015-06-18
Aproximadamente 40 millones de dólares le costó al Perú una decisión del Poder Legislativo de Nueva York en los últimos años del régimen de Fujimori, durante el juicio que enfrentó al Gobierno peruano con Elliott Associates, LP, un “fondo buitre” dirigido por el estadounidense Paul Singer, recuerda el abogado extranjero Mark Cymrot, quién asumió la defensa peruana para este caso.

¿En qué circunstancias asumió la defensa peruana para el caso Elliott Associates, LP? ¿Quién lo contactó?
Cuando el caso Elliot es presentado en 1996, yo era el abogado principal de la defensa peruana en 55 demandas de cinco países, derivadas del incumplimiento de pago de 10 mil millones de dólares de la deuda comercial externa. Abel Salinas, entonces negociador de la deuda peruana, me contrató porque en 1988 había ganado un juicio en Nueva York a favor de Minpeco S.A. por 197 millones de dólares, en contra de Nelson Bunker Hunt y otros por manipular los precios de la plata.
¿Qué estrategia usó la defensa peruana en este caso?

En todos los juicios, nuestra defensa consistió en afirmar que el Perú se encontraba en quiebra, a pesar de que no existe una ley de bancarrota para los Estados. En 1990, negociamos la suspensión de los juicios en cinco países, para permitir que el Perú reestructurara su economía y pudiera negociar con sus acreedores, proceso que tomó casi siete años. 

Cuando el Perú realizó una oferta de canje de los viejos préstamos morosos por nuevos bonos comerciales, Elliot compró deudas antiguas a muy bajo precio con la estrategia de interrumpir las negociaciones y exigir el pago completo. Nosotros alegamos que Elliot no podía cobrar la deuda pues, al comprar los préstamos con el propósito de presentar una demanda, violaba la ley de Nueva York. El juez de primera instancia nos dio la razón, lo que permitió que se cerrara la propuesta de canje del Perú con 179 de sus 180 acreedores comerciales.

paul singer, fundador de elliot associates, fondo que  recibió del perú más de 58 millones de dólares luego de ganar un juicio en nueva york. foto: Remy Steinegger

Sin embargo, el tribunal de apelaciones revocó la resolución. Mientras que el Perú había prometido a los que aceptaron la oferta de canje – con el apoyo del Fondo Monetario Internacional y el Tesoro de Estados Unidos – que pagaría la misma cantidad a todos los acreedores comerciales, Elliott era el único que exigía un monto mayor. Ante esto, decidimos confiar en las doctrinas de inmunidad soberana y diplomática, que protegen los activos del Perú en el extranjero de la ejecución de una sentencia civil. Nuestro razonamiento fue que eventualmente tendría que aceptar la oferta de canje planteada por el Perú, pues tendría dificultades en encontrar bienes contra los cuales ejecutar el fallo.

Se cuestionó el papel de Jaime Pinto, asesor legal del Ministerio de Economía y Finanzas entre 1992 y 1996, por haber favorecido la operación de compra. Coincidentemente, años después ejerció la defensa del "fondo buitre". ¿Encontró otras irregularidades?
No estoy en condiciones de hacer algún comentario sobre el señor Pinto. No tengo conocimientos de irregularidades cometidas por otros funcionarios peruanos.
Se evitó que Elliot modificara a su favor la sección 489 del Estatuto Judicial de Nueva York gracias a una coalición de países, empresas y consumidores que usted organizó. Esta sección evitaba que se compre documentos de deuda vencidos con la única finalidad de hostigar al deudor para obtener reparación crediticia, como hizo con Perú. ¿Cuáles fueron las acciones que llevaron a cabo?

Cuando nos enteramos de la propuesta para modificar la sección 489, el Perú contrató abogados de Albany (Nueva York) para que informaran a los miembros claves de la legislatura que el proyecto de ley era un esfuerzo para anular a la defensa involucrada en una importante demanda soberana. Sugerimos que Nueva York perdería credibilidad como centro financiero si las leyes eran modificadas para ayudar a un fondo de cobertura a ganar un juicio. Finalmente, la enmienda no fue aprobada

Sin embargo, tiempo después, la legislatura de Nueva York modificó la ley del cobro prejurídico – permite que un acreedor recaude el valor de lo adeudado sin que medie un proceso judicial – para cambiar el tipo de interés aplicable, de un interés simple a uno compuesto. La enmienda le costó al Perú aproximadamente 40 millones de dólares en intereses adicionales.

No obstante, la corte de apelaciones revocó la sentencia, aportando su propia interpretación de la sección 489. ¿Cuál fue la razón de esta decisión?
En casos sobre deuda soberana, la Corte de Apelaciones de Estados Unidos generalmente defiende los intereses de Nueva York como centro financiero, que en su opinión significa asegurar la aplicabilidad de los instrumentos de la deuda. Nosotros logramos convencerla de apoyar la suspensión de los juicios peruanos, pero esa fue una decisión inusual.
El Estado peruano decidió otorgar más 58 millones de dólares al fondo de Paul Singer, luego de que Elliott Associates ganara el juicio en Nueva York, donde exigía el pago de 66 millones de dólares por una deuda peruana que compró a un precio casi seis veces menor. Usted no estuvo de acuerdo con este pago. ¿Por qué?

El problema surgió cuando Elliot obtuvo, de un tribunal en Bélgica, una orden para embargar el pago de intereses de los nuevos bonos internacionales, que Perú tenía programado hacer a través del Euroclear. Aunque no logró adjudicarse ningún fondo, la orden era una amenaza para Perú pues podía entrar en default. 

Nuestras recomendaciones fueron proceder con medidas legales y diplomáticas adicionales, además de buscar respaldo en la corte de Nueva York y en Bélgica, con el apoyo de la comunidad financiera internacional además de organizaciones internacionales. Sin embargo, el Gobierno peruano decidió llegar a un acuerdo con Elliot.

Argentina, que se encuentra en una situación similar frente a una demanda de Elliott por un monto mucho mayor (más de mil millones de dólares), ha decidido dejar de pagar por sus bonos internacionales; aunque esta decisión ha afectado su economía. La economía peruana se ha beneficiado de mantener una buena calificación de crédito después de pagar a Elliott.

¿Quién dio la orden de pagar los 58 millones de dólares? ¿Cuál fue el papel del ex presidente Alberto Fujimori en esta decisión?
No lo sé, yo recibí instrucciones del ministro de Economía y Finanzas.
Elliot se esforzó por embargar propiedades peruanas no sólo en EE.UU. sino en Alemania, Holanda, Bélgica, Inglaterra, Luxemburgo y Canadá. ¿Qué propiedades fueron confiscadas y a cuánto ascendía su valor?
Según recuerdo, Elliot pudo haber embargado una pequeña cantidad de equipo militar en Canadá, que estábamos buscando para ampararla en la doctrina de la inmunidad soberana. No recuerdo ningún otro embargo.
En su libro ‘Picnic de Buitres’, el periodista británico Greg Palast asegura que Paul Singer embargó el avión presidencial. ¿Conocía esta versión?
Palast se ha equivocado. Paul Singer (y Elliot) nunca incautaron avión peruano alguno.

Escrito por

Ernesto Cabral

Escribo.


Publicado en

Redacción mulera

Aquí se publican las noticias del equipo de redacción de @lamula, que también se encarga de difundir las mejores notas de la comunidad.