El candidato a las elecciones de Dinamarca, Erik Wagner, tapizó las calles de la capital con propaganda que lo muestra semidesnudo, porque lo único que viste es un cinturón y sombrero de vaquero.

Lamentablemente, no es la primera vez que el político de 52 años sorprende con sus propuestas propagandísticas tan particulares. Ya en el 2013 interrumpió un estudio de televisión donde se llevaba a cabo un debate político.

Wagner protestó por su exclusión de los debates por ser parte de un partido político menor. "¡¡¡No son elecciones libres!!!", exclamó mientras era sacado del set de TV.


Han pasado dos años y ahora candidatea para tomar el cargo de primer ministro. Su nueva estrategia: Posar desnudo en los carteles que el mismo coloco por toda la ciudad. Sin embargo, no solo se trata de desnudez, pues también tiene otros pósters donde esta vestido de manera formal.

En cuanto a sus políticas de gobierno, plantea modificar las reglas electorales, convertir en gratuitas las visitas médicas y cambiar el mercado de trabajo, para que todos tengan seis meses de trabajo y seis de vacaciones. Veremos si consigue ocupar el puesto, este 18 de junio, cuando se realizen las votaciones en Dinamarca.