la naranja está partida

televisión basura local, ensayando orígenes: ¿nace desde como designación de directorio o es producto de opciones del público? foto: blog.rafomorales.com

Hacia una explicación del contenido 'basura' en televisión

¿La calidad empieza por las cabezas de las televisoras o en los gustos y preferencias de la audiencia?

Publicado: 2014-08-09

El polígrafo y periodista, Marco Aurelio Denegri nos acerca, a través de un diálogo del año 2012 con el crítico televisivo Fernando Vivas, a una disquisición a propósito de la agenda y línea de programas de la televisión local llamada "basura". La entrevista fue parte del programa que conduce Denegri, "La Función de La Palabra", transmitido por TVPerú, Canal 7.

JOSÉ WATANABE Y ERNESTO SCHÜTZ 

A finales de la década del 90, el prófugo de la justicia peruana Ernesto Schütz Landázuri era el principal accionista del Grupo Pantel S.A. Canal 5, este hecho no lo convertía necesariamente en el dueño de la televisora, pero sí en un empresario que –sin ninguna experiencia en medios pues venía del sector manufactura- tomó las riendas del canal, vía la compra de un fuerte paquete de acciones que Manuel Delgado Parker poseía en la emisora y que puso en venta hacia 1997.

En la entrevista con Vivas, Denegri menciona un cruce de palabras que tuvo el poeta José Watanabe y Schütz por esos años, cuando el autor era guionista de un programa cultural en el Canal 5, que consistía en documentar la vida de personajes peruanos que aportaron a la cultura y educación local.

PORTADA DEL DOCUMENTAL SOBRE LA VIDA del poeta josé watanabe. su impase con Schütz en canal 5 puede brindar pistas respecto al contenido actual de los medios televisivos locales. foto: lamula.pe 

En este poco feliz intercambio, de acuerdo a Denegri y citando a Watanabe como fuente de primera mano, Schütz llega a la oficina que el poeta tenía en la televisora y pregunta sobre la pauta del próximo programa, a lo que Watanabe respondió:

- Estamos preparando un programa acerca de Chambi.

- ¿De quién? Respondió Schütz.

- De Chambi, Martín Chambi, el famoso fotógrafo, explicó Watanabe.

- No lo conozco. Reviró el empresario y a la sazón ‘dueño’ del canal.

- Bueno, con mayor razón hay que hacer el programa porque si usted, que es el dueño del canal no lo conoce, imagínese qué se puede pensar del gran público, alegó audazmente el autor, añadiendo de inmediato:

- …sería conveniente consultarle al señor Guerrero (Alejandro Guerrero, productor del programa), que es el encargado de asuntos culturales…

- ¡Vea usted señor! –interrumpió Schütz- Aquí, el número uno soy yo, el número dos soy yo y el número tres también soy yo, el señor Guerrero creo que es el número ocho o nueve…aquí se hace lo que yo digo y lo que yo digo es que ese programa del tal Chambi no se va a hacer y ¡no se hace pues!

Como refiere Marco Aurelio Denegri, en ese momento, Watanabe renunció al canal.

AUTOREGULACIÓN COMO PELIGRO

Independientemente de la actitud del improvisado broadcaster, ‘improvisado’ pues –como se mencionó- provenía de otro tipo de industria y al margen de su poca potencia cultural al desconocer a Chambi, la pregunta que subyace en la entrevista que Denegri realiza a Vivas tiene que ver con la autosupervisión de contenidos que vienen desde las cabezas de los medios,  sean éstos visuales, radiales, escritos o de plataformas virtuales. 

En la 'anécdota' de Watanabe y Schütz (donde el que se esfuerza por realzar un paquete televisivo poderoso es rebasado por el dueño, que se afana en obstaculizar el esmero del primero), lo importante son las pistas que nos sugieren de dónde nacen las pautas que derivan en programaciones con sequía de contenido serio y con valor agregado.  

"¡Vea usted señor! –interrumpió Schütz- Aquí, el número uno soy yo, el número dos soy yo y el número tres también soy yo, el señor Guerrero creo que es el número ocho o nueve…aquí se hace lo que yo digo y lo que yo digo es que ese programa del tal Chambi no se va a hacer y no se hace ¡pues!"

¿Son los dueños quienes determinan la línea de difusión por una razón u opción personal, sanguínea actitud, posición política, 'amistad' con terceros o auspiciadores? Esta autonormatividad se lee como peligrosa pues decanta en un paupérrimo contenido o débil programación o hasta línea periodística concentrada en información ad hoc y poco diversificada en difusión plural o alternativa. Por ejemplo, Schütz, con esta actitud, ¿impidió que el público se entere de la obra y trayectoria de Martín Chambi, y dejó paso a programas más 'ligeros'?

Para Denegri la autonormatividad en los medios es factor clave para explicar pautas y ofertas de calidad austeras en contenidos enriquecedores, sean éstos culturales, científicos, académicos, de entretenimiento o informativo-periodísticos.

En respuesta a esta preocupación del conductor del programa, Fernando Vivas sustenta lo siguiente: “Es peligrosísimo. Un empresario así (Schütz), que después lo vimos recibiendo (dinero) en un ‘Vladivídeo’ (…), no me extraña que le haya dicho eso a nuestro amigo José Watanabe”. Otro tanto, Vivas añade: “…no se puede confiar todo en la autoregulación, pedir autoregulación es trabajar para los empresarios y sin ninguna preocupación por el efecto de la televisión sobre la gente. Cuando se habla de autoregulación (…) no es como una alternativa absoluta, sino como un sistema que tiene que coexistir con la regulación y si la autoregulación no funciona, la regulación tiene que ir más allá…”

POLÍTICA DE MOSCAS

Al final, la reflexión -de acuerdo a Denegri y Vivas- apunta a pensar que la televisión ‘basura’ existe y se explica no sólo por esta suerte de pobre cultura corporativa (y cultura general mínima) de los (algunos) empresarios mediáticos, que se traduce, entre otros factores, no sólo en una autonormativa extrema, sino por un público acostumbrado a esta oferta. Ambos modelos –en función a lo dicho por Denegri y Vivas- se retroalimentan, dialogan entre ellos en perjuicio de mejores contenidos.

“Hay un acostumbramiento a la basura” nos explica Denegri. “El problema tremendo de la basura es que estás acostumbrando a la gente a ese tipo de consumo, o sea, tienes la política de las moscas, porque 10 millones de moscas recomienda (esa basura)”, concluye el conductor televisivo.

Aquí, la segunda parte de la entrevista:

El redactor recomienda:

José Watanabe, entero (Documental producido por LaMula.pe sobre la vida y obra del poeta).

José Watanabe sigue siendo

Marco Aurelio Denegri, televisión basura y contagio de la idiotez

Televisión Basura: ¿Combate es Bacán?

Esto es chamba


Escrito por

Eduardo Recoba Martínez

Economista, periodista, docente. Corresponsal para Latinoamérica de iFX financial news, consultor y analista. Sígueme en @eduardo_recoba


Publicado en

Redacción mulera

Aquí se publican las noticias del equipo de redacción de @lamula, que también se encarga de difundir las mejores notas de la comunidad.