orgullosa por siempre

FOTO: mACARENA GUERRA-GARCIA

Primeras impresiones sobre la FIL Lima 2014

Ayer se inauguró la 19ª Feria del Libro de Lima en el Parque de los próceres de Jesús María, esta es una pequeña mirada sobre el primer día del evento.

Publicado: 2014-07-19

En mi primera visita a la feria, tenía originalmente planeado además de dar una vuelta buscando ofertas, asistir a tres eventos. De esos tres, el primero hizo que se me quitaran las ganas de asistir a los otros dos. 

El primero fue la presentación del libro de cuentos Algunas formas de decir adiós de Sergio Galarza. El autor de Matacabros y El infierno es un buen lugar para estar, parece haber alcanzado su madurez creativa o al menos eso es lo que afirman sus presentadores. El punto en contra de la presentación está en la decisión de uno de ellos de relatarnos brevemente cada cuento del libro y contar los puntos de coincidencia que él encontraba con su propia experiencia personal.

FOTO: MACARENA GUERRA-GARCIA

No llegue a los dos otros eventos pues comenzaban mucho más tarde y las multitudes me cansan. Me imagino que la conferencia Autores chilenos de la generación del 50: Enrique Lihn y Alfonso Alcalde organizada por la delegación del país invitado debe haber tenido algo más interesante que lo que nos entregaron los presentadores de Galarza. El otro evento era la lectura y conversación que ofrecería el archifamoso Antonio Skármeta, autor entre otras cosas de El cartero, a la cual tenía planeado ir más que nada por ofrecerle a usted, querido lector, una crónica veraz de la feria. Nunca llegué. Me la imagino edulcorada y llena de lugares comunes como todo lo que le he oído decir alguna vez al chileno.

Como todos los años los distribuidores y librerías tienen una cantidad de ofertas considerable. Hace tiempo que quería leer Los cuentos de Canterbury de Geoffrey Chaucer, lo conseguí en una edición de Cátedra en el stand de la librería La casa del saber a 61 soles. No sé si esto puede considerarse realmente una oferta, aun así me parece excelente encontrar casi toda la colección de Cátedra disponible en un solo stand. Si es que usted, amable lector no conoce las ediciones de Cátedra, entérese aquí, son lo ideal para quien busca leer un clásico como dios manda.

FOTO: MACARENA GUERRA-GARCIA

El otro libro que compré fue Bonnie Prince Billy por Will Oldham, una extensa entrevista al músico editada en castellano por Contra. Este tampoco puede ser considerado formalmente una oferta, pero lo encontré bastante más barato que en librerías en el stand de la distribuidora Los Heraldos Negros. Aun así debo insistir en que hay ofertas y muchas. En otro stand ofrecían a precios bastante reducidos varios tomos de la colección El Manantial Oculto que sacó el rectorado de la PUCP, entre ellos unas obras completas de Saint-John Perse. Esta colección, que me imagino está descontinuada, tenía traducciones muy buenas de poesía y teatro clásicos.

En términos de comodidad y accesibilidad el recinto ferial de este año tiene algunos puntos a favor. Este año el diseño del espacio fue encargado a Augusto Ortiz de Zevallos que propone un recorrido circular de plazas concéntricas. A pesar de las ventajas que eso supone, pienso que es imposible diseñar un espacio con tanto recorrido sin cansar al visitante. El área central privilegia a las instituciones culturales peruanas más grandes y al país invitado de este año: Chile. El espacio dedicado a este país es bastante pequeño y sorprendentemente poco atractivo.

FOTO: DIFUSIÓN

Dos muestras me parecieron interesantes. Primero la del V Salón del comic, que exponía trabajos de toda Latinoamérica y proponía un recorrido bastante bueno. La otra es Joyas de papel: El Perú en el libro ilustrado, siglos XVI-XIX, que aunque es una figurita repetida (se exhibió en el 2013) y está puesta en una esquina casi olvidada de la feria, tiene algunas imágenes que vale la pena visitar o revisitar.

Debo confesar que aunque llegué a la feria con bastante entusiasmo, este se fue diluyendo mientras avanzaba mi visita. Aun así la feria recién empieza y por lo menos en papel parece tener varias cosas más que ofrecer.


La FIL–Lima va hasta el domingo 3 de agosto de 11 am a 9 y 30 pm, en el Parque de los próceres en la Av. Salaverry s/n, Jesús María. La entrada para el público en general es de cinco soles y de tres para estudiantes universitarios y profesores de educación inicial primaria y secundaria. Los niños hasta los doce años y los mayores de 65 años no pagan. 

Lee también en lamula.pe:

Ganadoras del Concurso de Poesía Scriptura se presentarán en la Fil Lima 2014.


Escrito por

Andrés Hare

andres.hare@lamula.pe


Publicado en

Redacción mulera

Aquí se publican las noticias del equipo de redacción de @lamula, que también se encarga de difundir las mejores notas de la comunidad.