Yo me quedo en casa

Por un arte provocador

Deborah de Robertis busca actualizar la perturbación que causara en el siglo XIX el famoso cuadro de Gustave Courbet: "El origen del mundo".

Publicado: 2014-06-05

Deborah de Robertis alteró el sistema intentado recuperar la potencia que toda obra pierde enclaustrada en un museo. Con 29 años de Robertis realizó el pasado jueves 29 de mayo una performance en la cual mostraba su vagina en obvia alusión al cuadro de Gustave Courbet intitulado L'Origine du Monde (El origen del mundo).  

El happening, ocurrido en los interiores del Museo de Orsay, se llamó Miroir de l'Origine (El espejo del origen) y por este la artista luxemburguesa fue acausada de exhicicionismo puesta en custodia por la policía francesa. Aquí podemos ver el video en que se convierte en el espejo del cuadro: 

Considerada una de las joyas del arte erótico, y que escandalizará a publicó cuando se dio a conocer en 1866, L'Origine du Monde tuvo que soportar la censura hasta 1995. Considerando lo hecho por de Robertis diremos que se buscó actualizar la carnalidad de este cuadro: un arte cargado de pasión es el de Courbet. 

Esta performance nos devuelve a la esencia, a la semilla, la origen sin convencionalismo ni moral aún imperantes. En este sentido habría que entender cuando ella resalta, en declaraciones a Luxemburger Wort, que su performance tuvo mucho de acción, esto es, de creación en términos de Arednt. 


Escrito por

Christian Elguera

Escribidor, colecciona cuervos y panteras


Publicado en

Redacción mulera

Aquí se publican las noticias del equipo de redacción de @lamula, que también se encarga de difundir las mejores notas de la comunidad.