orgullosa por siempre

cortesía cc la noche

¡Qué noche… es La Noche!

El Centro Cultural La Noche celebra 23 años presente en el corazón bohemio de Lima. Serán cuatro conciertos acústicos transmitidos en vivo por LaMula.pe

Publicado: 2014-06-04

En Lima, "la noche" son dos palabras que forman una contraseña entre los amantes de la música. “La Noche” es el nombre de un templo musical en la capital del Perú, en funcionamiento pleno durante los últimos 23 años. Y junio, mes de aniversario, se celebrará con un ciclo de “conciertos acústicos”, que LaMula.pe transmitirá en vivo vía internet.

La noche se hizo

La historia de Charo Torres se ha contado tanto que ha pasado a ser una fábula urbana. Pero sabemos que la realidad en un país latino, como es el nuestro, es siempre más delirante. La señora Torres es la dueña de la noche.

Charo, una chica española, seguramente no pensó que su vida iba a cambiar tanto cuando decidió formar parte de una misión médica y se trepó en un avión en su España natal y recaló en lo recóndito de la selva peruana. Su visión de país seguramente se amplió cuando después hundió sus pies en los arenales de la naciente Villa El Salvador.

la noche de día
(cortesía cc. la noche)

Charo, amante del día, sucumbió a la noche cuando conoció a Luna. No a la luna sino a Manuel Luna, director teatral. Cuenta que ahorraron para comprar un lugar donde cultivar el arte. El lugar fue una vieja casona de Barranco, ahí instalaron un centro teatral, luego crearon un espacio para un bar, para sostener la casa y tiempo después ésta creció hasta convertirse en un centro cultural.

Charo y Luna no imaginaron lo que vendría después, su casa cultural se convirtió en un buen espacio para la conversación al que pronto llegaron los músicos, que son mayoría entre los creadores artísticos de la ciudad y se apropiaron prácticamente de las noches de la noche no sólo como lugar donde tocar sino como punto de encuentro. Tiempo después se dio cabida a otras expresiones artísticas como el cine (“La noche de los cortos”) y, formalmente pues espiritualmente siempre lo fue, la noche se convirtió en Centro Cultural.

¡Hola, gracias por la música!

Ese fue mi saludo a la dueña de la noche. Para muchos de nosotros, sobre todo los limeños que gustamos de música contemporánea, La Noche ha sido un espacio bendito. ¿Cuántas noches de buena música hemos disfrutado en su recinto? ¿Cuántos momentos que forman parte de nuestras vidas hemos vivido ahí? Es el momento de agradecer y de pensar en la principal responsable de ello.

cortesía cc la noche

¿Qué es lo más gratificante que has recibido en los años de existencia de La Noche? “Muchísimas noches de bohemia compartiendo con gente maravillosa” me responde Charo, sonriente como siempre.

Cada uno tendrá en su mente los conciertos más impactantes, más emotivos, más memorables, que ha presenciado en La Noche. O dirá lo que nos dice la dueña de todas esas noches: “demasiados para enumerar”. Los que evoca a continuación quizá tienen que ver con sus gustos o con el peso que le ha otorgado el tiempo: “lo que más recuerdo son los inicios de muchas bandas: Bareto, la Sarita, Libido, Zen...”

Los conciertos que presencié y se me vienen a la mente en este momento: La primera vez que se presentó en Lima, Uchpa. Su cantante Freddy Ortiz, subió al escenario y se mandó un intro en quechua, nadie entendió nada. Sonó el cacho de toro y empezaron con su rock blues. ¡Qué impactante sonido remezclado!

Otro recuerdo es el de un concierto al que caímos con Andrea y Héctor de Aterciopelados, nos pusimos a movernos y chocar nuestras cabezas, en el escenario tocaba, se agitaba, Actitud Frenética, la primera banda grunge de la ciudad. ¡Imborrable!

De El Aire, recuerdo un concierto tan extenso como intenso. En medio de una inusual buena concurrencia para este tipo de conciertos, JJ y sus secuaces iban, demoledores, del rock experimental a lo tropical.

Pero no sólo recordamos el paso de músicos de rock, y no sólo de músicos locales sino también de extranjeros, algunos tocando su música, otros tocando… a sus parejas, como es el caso de Sabina, casado con una peruana. Pero volvamos a la música.

En La Noche han tocado músicos foráneos no necesariamente desconocidos internacionalmente aunque no muy populares en nuestro medio cuando lo hicieron, como No te va Gustar (Uruguay). También abrieron puertas a músicos extranjeros nuevos o que eran relativamente nuevos cuando subieron a su escenario, como Javier Barría (Chile). Músicos de otros países como Gustavo Cerati (Argentina) o Enrique Bunbury (España) tocaron solo sus copas como celebrando el local.

La dueña de la noche

En algún momento Luna dejó de iluminar en La Noche y Charo Torres se quedó al frente. Ella, ha sido el motor del local y vio como fue transformándose. “La Noche se creó pensando en hacer actividades culturales, el bar generaría ingresos para solventar gastos derivados de esas actividades. Continuamos con la misma historia”.

En la actualidad, hay demanda por los conciertos tributo por ello tienen fechas claves de la semana en La Noche, “hacemos tributos cualquier día de la semana, no solamente en fechas estelares” considera la Torres, “la demanda depende del tributo y si está bien o mal hecho”.

sabina, habitante de la noche
(cortesía blog viajar a lima)

A ello se suma una terca apuesta por el jazz, al que se le reservan los lunes y con entrada libre. “Pienso que el jazz no es precisamente el género de más demanda en el Perú pero nosotros comenzamos haciendo jazz todos los lunes desde hace 22 años y hasta ahora continuamos porque nos gusta y tiene acogida”.

En más de 20 años, por La Noche ha pasado parte importante de la escena musical contemporánea de la ciudad, pero la ciudad, la industria de la música, la escena musical, han ido cambiando. “Ahora las bandas están mejor preparadas y además tienen el soporte digital que les ayuda mucho, pero desgraciadamente lo que no ha cambiado es el apoyo a su actividad de parte de las radios…” reflexiona Charo.

La falta de difusión dificulta el conocimiento amplio de las diversas propuestas musicales que existen en el país. Indudablemente ello incide en el consumo –pues no se consume lo que no se conoce- y por ende en las concurrencias a los lugares de conciertos. Y sin duda eso desanima. Pese a ello, me sorprende que Charo me diga que entre sus nuevos planes contempla… jubilarse. Esperemos que no, pues aún hay muchos que podemos aportar a seguir construyendo públicos, lo hemos hecho desde los cruentos ochentas y como público sigamos yendo a La Noche a ver a nuestros músicos.

Conciertos calatos

El Centro Cultural “La Noche” celebrará en este mes de junio su aniversario número 23 y ha decidido hacerlos con conciertos “en formato acústico” o quizá, más exactamente, habría que decir conciertos electro-acústicos. Claro, no es la primera vez que lo hace.

A inicios del siglo, desde La Noche se lanzó "Noches en red", primera experiencia de transmisión vía internet en el país. “Fue emocionante, pensar que nos podían ver desde cualquier parte”, evoca Charo Torres recordando aquella empresa que le propuse cuando era editor de espectáculos y cultura del portal web Peru.com. 

En aquella oportunidad participaron entre otros Mar de Copas, D’mente Común, El Aire, Cardenales. Para esta nueva oportunidad, “Buscamos bandas que sabemos pueden hacer un buen acústico y de estilos diferentes”, concluye Charo. La programación es la siguiente:

Jueves 05: Tierra Sur

Jueves 12: Gaia

Jueves 19: Cementerio club

Jueves 26: Emergency Blanket

*


Enlace relacionado:

Los caballeros de La Noche


Escrito por

Wili Jiménez Torres

Wili Jiménez Torres de Lima (Perú) es Comunicador Social, dedicado a la música y +


Publicado en

Redacción mulera

Aquí se publican las noticias del equipo de redacción de @lamula, que también se encarga de difundir las mejores notas de la comunidad.