la mafia no descansa

La falsa despedida o una odisea sin puerto

El libro será presentado el viernes 6 de junio en la VI Feria del Libro Zona Huancayo (FELIZH).

Publicado: 2014-05-27

Investigar el asesinato de Zoe Landázuri es la misión principal de Fabio, el protagonista de La falsa despedida (Paracaídas editores, 2013), segunda novela de Aldo Pancorbo. El texto nos ofrece una serie de códigos policiales a partir de los cuales Fabio tendrá que sortear misterios y ardides que irán complicando su situación.   

Acusado injustamente se verá no solo convertido en un prófugo, sino que también tendrá que hacerse cargo de la pequeña Malena. Pancorbo logra configurar escenas marcadas por la ternura o el sosiego cuando se trata de la relación de Fabio con la niña, lo que contrasta con el miasma que lo rodea (ya sea el coronel Barrios) o los conflictos amorosos (con Mirna o Greta).

Además del estilo policial la novela denuncia un sistema coercitivo, que en este caso es dominado por el general Barrios desde su centro de operaciones conocido como “El Mirlo Rojo”. En este sentido el narrador incide en la corrupción de la prensa, la prostitución y la política a fin de demostrar cómo Fabio ha de enfrentarse contra toda una maquinaria (lo que por cierto resalta su condición de héroe).

Cabe además destacar que La falsa despedida se centra también en la faceta de escritor de Fabio, dejando testimonio, por lo tanto, de su odisea como novelista, enfrentado a dificultades sobre el oficio de escribir que van desde el orden doméstico hasta el amor.

Ahora, si bien Pancorbo nos ofrece una trama que avanza por su facilidad al establecer los diálogos a partir de la cuarta parte de la novela ("On the road again") hay un apresuramiento por rematar la novela, y es por esto que los eventos finales parecen resultados fortuitos o forzados. Por otra parte las referencias musicales, que debieran fortalecer las crisis o emociones de los personajes, quedan solo como menciones aleatorias que poco o nada ofrecen al desarrollo de la novela.

Pancorbo domina una narración limpia, que en su linealidad logra generar tensiones debido a los giros que da la investigación sobre el crimen y ciertamente esta evolución narrativa es gratificante en un medio en el que cada vez más, la novela parece una utopía.


Escrito por

Christian Elguera

Escribidor, colecciona cuervos y panteras


Publicado en

Redacción mulera

Aquí se publican las noticias del equipo de redacción de @lamula, que también se encarga de difundir las mejores notas de la comunidad.