¡lluvia de millones!

Carlos Bruce hace historia

Con orgullo, el congresista reivindica su homosexualidad. Su gesto radical es un ejemplo de valentía para todos los peruanos. Que haya más.

Publicado: 2014-05-18

En el Perú, como en muchos países, la represión de las sexualidades alternativas es cosa de todos los días. Gays, lesbianas, transexuales, transgéneros y otras personas cuya identidad no se ajusta a la supuesta norma que la sociedad tradicionalmente ha demandado de ellos, sufren innumerables insultos, agresiones e indignidades que van mucho más allá de lo verbal o el tono general de la cultura, y se convierten incluso en peligros para su existencia. 

Una persona LGTBI puede, por ejemplo, perder su trabajo o simplemente no tener acceso a él. Puede sufrir violencia física en cualquier momento, en cualquier lugar. Puede morir simplemente por ser quien es. Que para muchos esto no sea un escándalo inaceptable es clara señal de que aún hay un largo camino por recorrer en nuestro viaje hacia la igualdad y los plenos derechos de ciudadanía, e indica que el tema nos concierne a todos los peruanos y no es, como algunos quieren hacernos creer, cuestión de "intereses especiales".

En este contexto, hay que aplaudir vigorosamente, y con orgullo, la decisión tomada por el congresista Carlos Bruce de proclamar hoy en voz alta su identidad homosexual. "Sí, soy gay y estoy orgulloso de serlo", dice Bruce esta mañana en una entrevista al diario El Comercio, que la ha puesto en su portada. 

Con ello hace mucho más que simplemente salirle al paso a rumores que hace tiempo circulan sobre él, e incluso más que concitar nuevos apoyos para su propuesta de una ley de Unión Civil (aunque hace ambas cosas, la segunda mucho más importante que la primera). Carlos Bruce ha dado un paso que definirá para siempre su carrera y su legado políticos, pues lo convierte en el primer parlamentario abiertamente homosexual en el Perú y la figura gay más visible en el espacio público del país.

Si bien es cierto que, en las condiciones descritas líneas arriba, estar "en el clóset" continúa siendo cuestión de supervivencia para muchas personas, el momento de promover la visibilización de las personas LGTBI en la vida nacional ha llegado hace un buen tiempo, en todos los territorios, incluyendo la política. Porque, a la larga, la visibilidad es una de las mejores armas en el combate por los derechos igualitarios y la única manera de ir quebrando las fronteras impuestas a lo que los peruanos consideran normal y aceptable.

Para ello, se requiere valentía, y Carlos Bruce la está demostrando con creces. Ciertamente, sus declaraciones de hoy contribuirán en lo inmediato al avance de su propuesta de ley, pues si bien no convencerán de nada a los inconvencibles de siempre, los homófobos y los enemigos de la igualdad, dan a los indecisos un argumento más para la aceptación y la solidaridad hacia las personas LGTBI, y a la sociedad en general un ejemplo de conducta que merece encomio sin peros o cortapisas.

Pero más allá de eso, y sin desmerecer la importancia de la jugada política en pro de un cambio del sistema legal a todas luces necesario y justo, lo más fundamental aquí es que Carlos Bruce está haciendo historia con algo que es mucho más que un gesto. Es un acto político radical en el mejor sentido del término, y uno que tiene el potencial de contribuir de verdad, en la práctica, a cambiar una situación que debe ser cambiada. No sólo una ley, sino una cultura. Y por ello hay que estarle agradecidos, y por ello debemos todos estar orgullosos.

Ahora, es de esperar que otras personas, en todos los ámbitos de la vida peruana, sigan su ejemplo. Uno a uno, abriendo las puertas y ventanas de ese clóset ya intolerable, harían del nuestro un país mejor.

Lee también en LaMula.pe esta entrevista con  Carlos Bruce:

"La Unión Civil incomoda a quienes no respetan la dignidad del otro"


Escrito por

Jorge Frisancho

Escrito al margen


Publicado en

Redacción mulera

Aquí se publican las noticias del equipo de redacción de @lamula, que también se encarga de difundir las mejores notas de la comunidad.