VacúnateYa!

La historia cinematográfica de "El Capital"

El proyecto inconcluso de Serguéi Eisenstein de adaptar el libro de Karl Marx fue retomado, en 2008, por el director alemán Alexander Kluge. 

Publicado: 2014-05-05

Tras dirigir El acorazado Potemkim y Octubre, el director soviético Serguéi Eisenstein tuvo una gran ambición: adaptar al cine el libro monumental de Karl Marx: El Capital.  Texto que hace un balance del capitalismo de la época y que ha provocado una serie de revisiones y debates (desde Louis Althousser hasta Terry Eagleton, entre otros), El Capital se concibió como una crítica económica, política y social.    

Si Marx solo vio publicada la primera parte en 1867, y las siguientes fueron editadas póstumamente por Engels entre 1894 y 1895, para el año de 1928 Eisenstein comienza el plan de la adaptación. Su convicción era ser fiel al libro y lograr con la cinta el mismo efecto, que tal como anotó el 4 de abril de 1928, es: “enseñar a los trabajadores a pensar dialécticamente”.

Esta misión, que para él unía a los directores rusos y los diferenciaba del cine de los países capitalistas, lo expresa claramente en su conferencia en La Sorbona titulada  "Principios de los nuevos filmes rusos" (17 de febrero de 1930): “Por eso intentaré filmar El Capital de manera tal que hasta el más humilde de los campesinos lo pueda entender. Y si lo logro, Rusia habrá hecho una gran contribución a la historia general de las artes” . 

El plan de Eisenstein era grabar un día en la vida de un hombre común y retratar su contexto, esto es, filmar la dinámica de la superestructura. Este enfoque se debió a la influencia que tuviera sobre él la lectura del Ulises y, posteriormente, las conversaciones con James Joyce. 

No obstante, para fines de 1930, y ante la llegada del cine sonoro, Eisenstein se ve obligado abandonar el proyecto debido a que Hollywood (al que había recurrido en busca de auspicios) no le brindó los recursos financieros necesarios. Un cine revolucionario no tenía lugar en medio de los intereses comerciales. 

Ha sido el director Alexander Kluge quien se ha encargado de continuar el trabajo del genio ruso. En 2008 se dio a conocer su Noticias de la antigüedad ideológicaMarx/Eisenstein/El capital, película de 9 horas divida en 3 partes: I. Marx y Eisenstein en la misma casa (199 mins.), II. Todas las cosas son personas hechizadas (200 mins.) y III. Paradojas de la sociedad de intercambio (183 mins.). 

La primera parte detalla cómo nació el interés de Eisenstein por el marxismo y repasa todo el material que él dejara inconcluso, como por ejemplo sus notas de diario. Quien nos narra estos datos es la historiadora de cine, y biógrafa Eisenstein, Oksana Bulgakova. 

Kluge en las otras partes inserta entrevistas con autores como Peter Sloterdijk y Hans Magnus Enzensberger, añadiendo además un corto del director Tom Tykwer. En diversas declaraciones ha resaltado que la finalidad de su trabajo es “salvar lo que vale la pena entregarle a la próxima generación”, esto es, mantener la vigencia del pensamiento marxista. 

Hoy en día, en que abunda tanto un total desinformación sobre la herencia de Marx o una generalización que estigmatiza su pensamiento en nombre de un postmodernismo cada vez más anodino, urge volver la lectura de Los manuscritos de 1844, Las tesis sobre Feuerbach, El manifiesto comunista y, sobretodo, El capital

Aquí dejamos un fragmento del film:


Escrito por

Christian Elguera

Escritor y corresponsal de literaturas indígenas en Latin American Literature Today


Publicado en

Redacción mulera

Aquí se publican las noticias del equipo de redacción de @lamula, que también se encarga de difundir las mejores notas de la comunidad.