la mafia no descansa

este mensaje podría tener muchos destinatarios. la comunidad lgtb no está entre ellos. / lamula.pe

Sí es homofobia

En la "Marcha por la familia" de hoy, mensajes contradictorios y voces en contra.

Publicado: 2014-05-03

Para hoy, a las 2:00 de la tarde, la Coordinadora Nacional pro Familia, Conapfam, que se define como una organización de “ciudadanos y ciudadanas unidos en un solo propósito: LA DEFENSA DE LOS VALORES Y PRINCIPIOS MORALES PARA EL FORTALECIMIENTO DE LA FAMILIA PERUANA” (las mayúsculas gritonas son suyas), convocó a una “Marcha por la Familia” en las calles de la ciudad.  

Por supuesto, más que manifestarse a favor de las familias concretas que pudieran necesitarlo, el objetivo de esta marcha es expresar su oposición a la Ley de Unión Civil, que conciben como una afrenta al concepto de la familia tradicional.

Un poco a la defensiva, Conapfam ha adornado sus carteles llamando a esta movilización con el tag “#NoesHomofobia”. No es fácil creerles, si se revisa brevemente su página de Facebook, por ejemplo. Ahí, esta organización expresa algunos puntos de vista clásicos de los homófobos contemporáneos en todo el mundo, de los que no hace el menor intento por desmarcarse.

Por ejemplo, arguyen que de darse la unión civil como “derecho especial a la homosexualidad para contraer matrimonio” (?), habría que concederle el mismo estatuto a una variedad de otras “orientaciones sexuales, como la poliamoría o el demisexualismo (posts del 15 y el 28 de abril). O la idea de que al “matrimonio natural” beneficia a la sociedad en su conjunto mientras que otras posibilidades no lo hacen (post del 9 de abril). O la presentación de las terapias de “terapias de reorientación sexual”, promovidas por figuras religiosas, como verdades científicas avaladas por la Asociación Psicológica Americana, cuando no lo son (post del 8 de abril).

También han sido una caja de resonancia para las extrañas propuestas y confusas ideas de gente como el congresista Julio Rosas, con su proyecto de una ley de “atención mutua”, y ha llamado (post del 2 de agosto de 2013) “un ejemplo para el mundo” la eliminación de los cursos de educación sexual en países como Croacia.

Y así. “#NoesHomofobia” empieza a parecer más una excusa para la platea que una afirmación de principio.

Y se trata de una platea con ideas bastante particulares, como puede apreciarse en algunas de las pancartas y mensajes que se vieron hoy en la marcha:

esta no es una performance. los portadores de estas pancartas son serios. / lamula.pe

Quizás es inútil, a estas alturas, discutir punto por punto las falsedades y tergiversaciones de este tipo de grupos, que sin duda tienen derecho a sus opiniones y sus manifestaciones públicas, pero no a imponer a la sociedad entera sus prejuicios ni a negarles a otros ciudadanos derechos que ellos sí tienen. Lo que no es inútil es recordar (y recordarnos) que la homofobia, incluso la que dice a grandes voces no serlo, es un muy pobre principio para las leyes de un país decente, y que los preconceptos de origen religioso no deben guiar el orden jurídico de un estado laico.

Quizá la mejor respuesta es la que intentaron algunos activistas contrarios (es decir, favorables a la unión civil y los drechos igualitarios): contrastar este mensaje con el suyo propio, para que quienes marchan no puedan olvidar que hay otras voces en la ciudad y el país, y para que quienes los observan escuchen lo que esas otras voces dicen también.

en el bypass de pershing sobre la av. brasil / Lamula.pe

foto: lamula.pe


Escrito por

Jorge Frisancho

Escrito al margen


Publicado en

Redacción mulera

Aquí se publican las noticias del equipo de redacción de @lamula, que también se encarga de difundir las mejores notas de la comunidad.