VacúnateYa!

"Paco Yunque busca cambiar las mezquindades del discriminador"

El historietista Juan Acevedo conversa con LaMula.pe acerca del significado del personaje del cuento de César Vallejo.

Publicado: 2014-03-22

"… pelear por todos y pelear para que el individuo sea un hombre, para que los señores sean hombres, para que todo el mundo sea un hombre, y para que hasta los animales sean hombres ... , el caballo, un hombre..." (España, aparta de mí este cáliz). Esta semana se empezó recordando el nacimiento del poeta César Vallejo y -sin que nadie lo previera- el tuit de un periodista puso en escena a Paco Yunque, personaje del célebre cuento del mismo nombre que nuestro vate escribió en 1931.

A propósito de ello, LaMula.pe conversó con Juan Acevedo, autor de la famosa historieta que ilustra y recrea la obra de Vallejo, publicada por primera vez en  1979.


¿Cuánto tiene Paco Yunque de real?
El cuento es ficción en tanto literatura, pero es de un corte sumamente realista, al punto que en Paco Yunque podemos reconocer a los niños campesinos de muchas provincias del Perú. Es verdad que nuestro país está cambiando en los últimos años, pero la vigencia de este relato salta a la vista cuando surgen problemas de huelgas mineras o de campesinos que bajan a las ciudades a reclamar sus derechos.
El cuento de Vallejo denuncia un maltrato social y cultural... 
Situaciones parecidas les ha tocado sufrir a niños provincianos al llegar a una ciudad más grande o que no es la suya; pueden ser negros africanos, o niños kosovares, asiáticos, y les puede tocar padecer en un colegio ruso, o europeo o norteamericano. Paco Yunque, un niño andino, llega desprotegido a un colegio peruano. Es interesante que no se trata de un caso de bullying colectivo, sino que los abusos vienen simplemente de otro niño, sumamente agresivo y que ha sido formado odiando, despreciando, creyéndose superior a los demás porque en ese sentido ha visto la relación de su padre con la demás gente. Los otros niños no cooperan aquí con el abusivo, lo contemplan conmovidos sin hacer nada o intervienen como en el caso de Paco Fariña y de otros niños cuando se da una gresca general provocada por esos abusos.
¿Cuál es el propósito de "tu" Paco Yunque"?
Recuerdo haber leído el cuento de Vallejo cuando estaba en 4to de Primaria, a los 9 años. Entonces varios alumnos lloraban al leerlo porque les recordaba su vida o porque los conmovía la injusticia. Este último fue mi caso. El cuento parecía especialmente duro porque no tenía un final feliz, como otros cuentos para niños, termina con la frase “Pero Paco Yunque seguía llorando agachado”. Esta frustración me pareció desconcertante y una década después ya quería pasarla al dibujo, pero no me sentía suficientemente formado como para hacerlo. En 1978, en la revista Collera, comencé a publicarla por entregas y al terminarla decidí hacer una página más tras el final del original de Vallejo. No alteré el cuento, sólo añadí un montaje con imágenes vistas durante la historieta y que resultaban emblemáticas del relato: las manifestaciones de abuso del niño Grieve, hijo de aquel señor tan poderoso, y la represión permanente de la autoridad colegial, el profesor, así como un plano general de salida, con Paco Yunque y sus padres internándose en el paisaje andino, y un extracto del poema 'España, aparta de mí este cáliz'.
¿Cuál es la importancia de Paco Yunque en los tiempos actuales? 
En Paco Yunque siento el alma de César Vallejo, plena de amor fraterno, de poesía y hondura humana. En unos cuantos trazos nos da inequívocamente al personaje, esto me interesó como dibujante e historietista. Alguna vez pensé que Vallejo caminaba al filo del abismo del panfleto, pero que no caía para nada en él justamente por su calidad humana. Los niños que hay aquí, parecieran responder a estereotipos como lo parecen quienes discriminan en una circunstancia cotidiana actual. El niño Humberto Grieve, ¿lo podemos imaginar haciéndose problemas internos sobre sus abusos con Paco Yunque? Difícil. ¿Es esto recortarlo, caricaturizarlo, zaherirlo? No menos que quienes se burlan de la víctima, identificándose con el agresor. Por algo será, alguna necesidad interior tendrán que los lleva en esa dirección. Pero no vamos a jugar a aprendices de psicólogo, lo que está claro es que hay violencia social en el abuso de un niño desprotegido y en inferioridad de condiciones. 
¿A dónde nos conduce Paco Yunque?
Paco Yunque es un cuento que convoca al sentimiento de solidaridad, que nos hace más fuertes y mejores personas, caería en una posición reduccionista quien quiera invocar con él al asistencialismo populista, utilitario e hipócrita. Creo que Paco Yunque tiene de denuncia, pero sobre todo anuncia que podemos cambiar las mezquindades del discriminador.

Escrito por

ALBERTO ÑIQUEN G.

Editor en La Mula. Antropólogo, periodista, melómano, viajero, culturoso, lector, curioso ... @tinkueditores


Publicado en

Redacción mulera

Aquí se publican las noticias del equipo de redacción de @lamula, que también se encarga de difundir las mejores notas de la comunidad.