VacúnateYa!

imagen: tuttomercatoweb.com

El partisano del fútbol

El Calcio nos trae la historia de un deportista que rechazó elevadas ofertas económicas con tal de jugar en el club de sus amores.

Publicado: 2014-01-18

"Con la plata baila el mono" o "todos tienen un precio" son frases características de cierto sector comercial que se beneficia con el modelo económico imperante. Ellos dicen eso, pero Cristiano hace oídos sordos. ¿Cristiano? Sí, Cristiano. 

Pero no nos referimos al reciente ganador del Balón de Oro, de conocida soberbia. Nos referimos a un colega suyo con quien comparte el nombre, pero no mucho más: Cristiano Lucarelli, un jugador emergido del Livorno de Italia y famoso, entre otras cosas, por haber sido un pertinaz comunista.

Nacido en Livorno, el 4 de octubre de 1975, Cristiano Lucarelli fue criado por una familia humilde. Su padre, miembro del gremio sindicalista y militante del Partido Comunista Italiano, ciertamente fue una gran influencia para el futuro crack del Calcio.

Su historia revolucionaria comienza en 1996, cuando, jugando por la selección sub-21 de su país, alzó su camiseta para celebrar uno de sus tantos y descubrir la efigie de Ernesto 'Che' Guevara. A pesar que muchos rescataron la innovación del jugador, esto fue sancionado por la federación italiana con una censura e inhabilitación de la escuadra 'azzurri'.

Pero su accionar rebelde no culminaría ahí. De hecho, el motivo de esta nota radica en la decisión histórica del futbolista, quien, tras jugar en el Torino 2003 y recibir ofertas económicas de gran envergadura, optó por reforzar al austero Livorno y desechar todos estos contratos.

Esta actitud derivó a la publicación del libro 'Quédense con sus millones', escrito por el representante del jugador, Carlo Palavecino.

Entre tanto, Livorno, cuya última presencia en 1ra división se registraba desde hace 55 años, culminó con éxito su paso por la Serie C y ascendió a la Serie B. Esto motivó a Lucarelli para que el 'Amaranto' se consagre en la 2da división y consiga un espacio en la liga máxima del Calcio. Y así fue. Con 29 goles en 43 partidos, el '99' colocó al Livorno en la división de la cual nunca tuvo que salir.

Considerado por muchos como un ídolo del cuadro italiano, Lucarelli cumplió el sueño que tuvo de pequeño: pasar a la historia con el club de sus amores.

Cristiano Lucarelli se retiró de las canchas, tras finalizar su contrato con el Napoli, en el 2012.


Nota relacionada en La Mula:
Fútbol + revolución: pasión de multitudes

Escrito por


Publicado en

Redacción mulera

Aquí se publican las noticias del equipo de redacción de @lamula, que también se encarga de difundir las mejores notas de la comunidad.