no tenemos planeta B

foto: www.rafaelnarbona.es

Albert Camus: cuando la libertad nace de la rebeldía

Defensor a ultranza de la autonomía del individuo, el escritor francés es uno de los intelectuales más influyentes en el pensamiento occidental.

Publicado: 2014-01-04

Un 4 de enero, pero en 1960, a la edad de 47 años, fallece en un accidente automovilístico el escritor Albert Camus. Paradigmático y consecuente, su obra narrativa, ensayística y dramática se halla inspirada, antes que un determinado sistema filosófico, en una defensa a ultranza de la libertad del individuo y la paz entre las sociedades. 

Tildarlo de idealista o soñador no vendría a ser un gesto propio únicamente de nuestra época. Y es que en su momento también se le calificó de ese modo. Al respecto, la respuesta de Camus fue la siguiente: "Hacen falta soñadores. Y yo, personalmente, aceptaría ese papel, pues no me siento inclinado al oficio de asesino."

El existencialismo ha sido la etiqueta fácil con la que se ha pretendido catalogar su obra. Sin embargo, el propio Camus marcó distancia con la tendencia que mantuvo su vigencia a mediados del siglo XX. Desde su perspectiva se trataba de algo más, una búsqueda filosófica que se remontaba hasta San Agustín: era ir tras el sentido de afrontar incesantemente el hecho de vivir, pese a las calamidades que se presentasen, y aún así tratar de superarlas. Es decir, ser consciente de y soportar hechos innegables como el vacío interior o la imposibilidad de adherirse a cualquier fe o creencia.

Estas líneas no pueden ser planteadas como una exposición de razones por las cuales alguien debería leer la obra de Albert Camus. Proceder de ese modo atentaría directamente contra el legado de este autor francés de orígenes argelinos que recibiera el Premio Nobel de Literatura en 1957. Ya que buena parte de sus títulos más relevantes inciden directamente en una reflexión sobre el valor de la voluntad del sujeto frente a los mecanismos de dominación desplegados desde todos los ángulos de la vida contemporánea: el comercio, el arte, la política, la religión.

Hay dos obras, de entre la veintena de títulos en distintos géneros que escribió, que hoy en día merecen ser revisadas y compartidas ampliamente: la novela El extranjero (1942) y el ensayo El hombre rebelde (1951).

En El extranjero, la desconcertante pasividad del protagonista ante la muerte de su madre y el imprevisto asesinato de un desconocido es una metáfora del sentimiento de tedio que somete al individuo contemporáneo, privado de soportes espirituales o mentales. La moral, entonces, no es más que una escala de valores que no son útiles para conducir al sujeto a la plenitud sino para condenarlo a un inacabable círculo de angustia.

El hombre rebelde, por su parte, es un ensayo que procura resolver la siguiente interrogante: ¿qué incita a que un sujeto diga no frente a las órdenes y exigencias de sus amos o superiores? Preocupado por escudriñar dicho asunto, no solo en un plano material —como el de la esclavitud—, sino también en uno intangible —la religión o los valores—, Camus lleva a cabo una revisión histórica del fenómeno. Así, también hace un análisis de obras de autores que de una u otra forma representaron un grito de rebeldía en su época, como el Marqués de Sade o los románticos decimonónicos. Una de las ideas principales del libro es que el sujeto crítico tiene que ser rebelde por antonomasia.

Camus, por lo tanto, es un autor necesario en nuestros días, no solo por registrar la alienación espiritual que sufriría Occidente o por develar la futilidad e intrascendencia de las instituciones consagradas, sino también por proponer al fin y al cabo una salida ante tal panorama: no rendirse ni postrarse ante el odio y la mentira y, más bien, bregar en la lucha porque seamos dueños de nuestra existencia.

No es casual que una de los aforismos más conocidos de Camus sea este que celebra la capacidad de soportar, de aguantar, de sobrevivir: "Bendito el corazón que se puede doblar porque nunca se romperá."


Escrito por

Paulo César Peña

Literatura. Historia. Arte. Lima. Y también dibujo ciudades en mis ratos libres. @dinamodelima


Publicado en

Redacción mulera

Aquí se publican las noticias del equipo de redacción de @lamula, que también se encarga de difundir las mejores notas de la comunidad.