Yo me quedo en casa

¿Por qué no podemos comer sólo una papa frita?

Un estudio revela el proceso químico que se lleva a cabo dentro de nuestros cuerpos cuando consumimos papas fritas.

Publicado: 2013-11-12

Las patatas fritas son irresistibles y eso todos lo hemos podido comprobar alguna vez en que no quisimos consumirlas pero comenzamos con una y ya no fue fácil controlarnos. Está reacción tiene un fundamento fisiológico. 

Al parecer, la raíz de esta conducta es la grasa contenida en las patatas fritas que desencadena en el intestino la producción de sustancias llamadas endocanabinoides, que son similares a los compuestos que contienen drogas como la marihuana.

Tal es la conclusión que se desprende de un estudio con roedores cuyos resultados se presentaron en 'Proceedings of the National Academy of Sciences'. Las ratas que se usaron en el experimento segregaban estas sustancias neurotransmisoras en su aparato digestivo cuando se las exponía a alimentos ricos en grasas, un efecto que no se reproducía cuando se las alimentaba con proteínas o azúcares.

El investigador Daniele Piomelli, de la Universidad de California en Irvine (EEUU), y sus colegas creen que este mecanismo ha de darse también en humanos, como un vestigio evolutivo que nos impulsa a consumir todas las grasas que podamos. El motivo es que estas escasean en un entorno natural y son fundamentales para el funcionamiento celular. Sin embargo, hoy en día, los productos ricos en grasas están por todas partes, y su abuso genera obesidad, diabetes y enfermedad coronaria.

El proceso químico que despierta la gula comienza en la lengua, que detecta las grasas y envía una señal al cerebro. Desde ahí, y a través del nervio vago, llega al tracto digestivo, donde se estimula la producción de cannabinoides. Estos neurotransmisores incrementan la señalización entre células de tal forma que despiertan un apetito voraz, según explican los autores del estudio.

Si bien en el futuro se piensa utilizar los datos de esta investigación para crear terapias que obstruyan la producción de endocanabinoides en el organismo y así, nos permitan controlar la ingesta de alimentos grasos, en la actualidad, podemos emplear esta información a nuestro favor para evitar la ansia por comer más y más.


Escrito por


Publicado en

Redacción mulera

Aquí se publican las noticias del equipo de redacción de @lamula, que también se encarga de difundir las mejores notas de la comunidad.