sin ciencia no hay futuro

¿Aló, Cipriani?

Papa Francisco sostiene que la iglesia no puede seguir interfiriendo en la vida personal de los homosexuales

Publicado: 2013-09-19

Dicen que el Papa es la cabeza de la Iglesia Católica, y no estaría de más que sus representantes en el mundo lo tomaran como referente cada vez que pretenden opinar a nombre de dicha institución sobre determinados temas. Esta vez, Francisco se refirió en una reciente entrevista a La Civiltà Cattolica, histórica publicación de la Compañía de Jesús, a la constante 'obsesión' de la Iglesia con temas como el aborto o el matrimonio gay. 

Durante la entrevista, realizada en seis horas divididas en tres días a finales de agosto, Jorge Mario Bergoglio reconoció el derecho de los miembros de la Iglesia a opinar sobre determinados temas, pero hace énfasis en la libertad que tienen todos los seres humanos de tomar sus propias decisiones en su vida personal.

"Durante el vuelo en que regresaba de Río de Janeiro dije que si una persona homosexual tiene buena voluntad y busca a Dios, yo no soy quién para juzgarla. Al decir esto he dicho lo que dice el Catecismo. La religión tiene derecho de expresar sus propias opiniones al servicio de las personas, pero Dios en la creación nos ha hecho libres: no es posible una injerencia espiritual en la vida personal. Una vez una persona, para provocarme, me preguntó si yo aprobaba la homosexualidad. Yo entonces le respondí con otra pregunta: ‘Dime, Dios, cuando mira a una persona homosexual, ¿aprueba su existencia con afecto o la rechaza y la condena?’. Hay que tener siempre en cuenta a la persona", refirió.

Asimismo, criticó la incesante necesidad de la Iglesia de poner a debate siempre este tipo de temas ocasionando divisiones en la sociedad.

"No podemos seguir insistiendo solo en cuestiones referentes al aborto, al matrimonio homosexual o al uso de anticonceptivos. Es imposible (...) ya conocemos la opinión de la Iglesia y yo soy hijo de la Iglesia, pero no es necesario estar hablando de estas cosas sin cesar (...) Las enseñanzas de la Iglesia, sean dogmáticas o morales, no son todas equivalentes. Una pastoral misionera no se obsesiona por transmitir de modo desestructurado un conjunto de doctrinas para imponerlas insistentemente" explicó.

Y finalmente, consideró que ya es hora de evaluar el papel de la mujer dentro de la Iglesia, excluida desde hace años en respuesta a una 'ideología machista'.

"Es necesario ampliar los espacios para una presencia femenina más incisiva en la Iglesia. Temo la solución del ‘machismo con faldas’, porque la mujer tiene una estructura diferente del varón. Pero los discursos que oigo sobre el rol de la mujer a menudo se inspiran en una ideología machista. Las mujeres están formulando cuestiones profundas que debemos afrontar. La Iglesia no puede ser ella misma sin la mujer y el papel que esta desempeña. La mujer es imprescindible para la Iglesia. María, una mujer, es más importante que los obispos", manifestó.


Notas relacionadas

Ocho claves sobre la unión civil para personas del mismos sexo

Unión civil es un asunto de derechos en un Estado laico

Entrevista a Carlos Bruce: Razón de justicia


Escrito por

Ginno P. Melgar

Esperando un mundo regido por la igualdad con base en las diferencias. @ginnoceronte


Publicado en

Redacción mulera

Aquí se publican las noticias del equipo de redacción de @lamula, que también se encarga de difundir las mejores notas de la comunidad.