desde este momento, no más hermanitos

Nueva Andoas, cruda realidad

Derrames de crudo acaban desde hace décadas con los principales recursos naturales con que cuentan varias comunidades nativas en Loreto para vivir.

Publicado: 2013-09-09

Llegar al distrito de Nueva Andoas (provincia de Loreto) no es tarea fácil. Son cerca de 16 horas de navegación en lancha desde el puerto de Yurimaguas. Se encuentra a solo dos horas de la ciudad de Quito, capital de Ecuador, y alberga a más de 2 mil habitantes aproximadamente.    

Cuenta con recursos primarios, pero con una organización bien definida: pobladores, representantes del Ejército peruano que resguardan la zona y miembros de las empresas petroleras que trabajan en el lugar (Pluspetrol y PetroPerú). Cada distrito, a su vez, está liderado por un Apu, quien cumple las veces de representante en las asambleas que se realizan frecuentemente para analizar los pasivos que deja la principal actividad que existe en esta comunidad nativa Quechua.

Sin embargo existe una presencia muy fuerte de ambas empresas y sus trabajadores, situación que puede notarse al observar las instalaciones a las cuales tienen acceso los campamentos de los trabajadores que viven en la zona, algo que contrasta con las carencias de servicios básicos que sufren los comuneros.

Aunque la explotación petrolera es la principal actividad en la zona -se trata de uno de los principales centros de abasto en todo el Perú- en el lugar consideran a la minería como su principal enemigo, pues diariamente contamina y envenena a recursos vitales como el agua y los alimentos. Las lagunas donde los comuneros cazaban peces hoy están muertas y con residuos de petróleo desde hace más de 30 años en algunos casos. Lo más preocupante es que esta agua llega a los principales ríos donde los niños se bañan y beben, lo cual evidentemente les produce males e incluso se han registrado casos de malformaciones.

En medio de este escenario, la empresa asegura cumplir con una buena labor social; sin embargo, quedan los registros de cómo están actualmente las principales lagunas y los alrededores de la zona del lote 1AB (Pluspetrol) y la pobreza y el total abandono en el que viven estos pobladores.

Por parte del Estado es poco o nada lo que se hace. Pese a que la zona ha recibido la visita en reiteradas ocasiones de diferentes congresistas e incluso del propio ministro de Ambiente, Manuel Pulgar-Vidal, quien reconoció el problema y pidió disculpas a los nativos a nombre del Estado, las promesas solo han quedado en palabras, incluso cuando nuevas cuencas han sido declaradas en emergencia, como la del río Corrientes, un afluente del río Tigre, que fue añadido a esta lamentable lista hace apenas unos días.

Precisamente para intentar encontrarle una solución a esta injusticia que viven los pobladores de Nueva Andoas, hoy se realizó una asamblea general entre los diferentes Apus de la zona, representantes de la Presidencia de Consejo de Ministros e integrantes de la empresa Pluspetrol. Andoas no merece vivir en el abandono, es algo que reclaman y que el Estado debe resguardar.

LaMula.pe se encuentra en la zona a la espera de las conclusiones de diálogo. Ampliaremos la cobertura.





















Escrito por

Ego Agurto

Historiador del minuto.


Publicado en

Redacción mulera

Aquí se publican las noticias del equipo de redacción de @lamula, que también se encarga de difundir las mejores notas de la comunidad.