sin ciencia no hay futuro

"Legalizar no es una fórmula mágica para acabar con la violencia"

Diputado mexicano debate con cibernautas sobre el proyecto de legalización de marihuana en México.

Publicado: 2013-08-27
El 28 de febrero de este año el diputado Fernando Belaunzarán presentó ante la Cámara de Diputados de México una iniciativa para crear la Ley general para el control de la cannabis, la atención a las adicciones y la rehabilitación. La iniciativa, en palabras del mismo Belaunzarán, representa un cambio en el paradigma. En lugar de la represión, que ya fracasó, se basa en el fortalecimiento del ejercicio responsable de la libertad. Educación, información científica, persuasión, atención a enfermos. En esta conversación Fernando Belaunzarán intentará dar respuesta a los ¿por qué y para qué? de la legalización de la mariguana (Fuente y entrevista: Letras Libres).

La legalización del consumo de mariguana ¿es un acto de derrota o una respuesta inteligente a un problema insoluble?
Hay una derrota incuestionable del paradigma prohibicionista que lleva un siglo de aplicarse a nivel mundial y que lejos de resolver el problema lo ha complicado, y la regulación de la mariguana es un paso para cambiarlo en una lógica de establecer controles dentro un mercado que hoy tienen los criminales.
Si se legaliza la mariguana ¿por qué no legalizar otras drogas también?

Es un proceso. Con ella es con la que se puede comenzar. La mariguana es la sustancia ilegal más consumida en el mundo y en México. 8 de cada 10 veces que se consume una droga no permitida estamos hablando de cannabis, droga blanda. De tal manera que si regulamos esta nos queda el 20% del problema, y de acuerdo a la experiencia que tengamos regulando esta sustancia se deberá evaluar si es conveniente regular otras y cómo hacerlo.

Hay algunas experiencias internacionales. Una muy conocida es Holanda, en donde se despenalizó el consumo bajo ciertas condiciones, en los llamados coffee shops. Sus estadísticas son incluso un poco más debajo de países prohibicionistas, como Francia; y en drogas duras, sus resultados son notables, en virtud de lo que se llama “segregación de mercados”. Los consumidores habituales de mariguana ya no tienen contacto, en su inmensa mayoría, con drogas más duras ni con la delincuencia.

Cuáles son las estadísticas de los resultados de la legalización; en países donde se legalizó ¿aumentó, disminuyó o se mantuvo el consumo?
Uno de los problemas de la prohibición es que carecemos de cifras confiables, y tenemos que conformarnos con aproximaciones, pero está la Encuesta Nacional de Adicciones, en donde, si bien, tenemos un consumo bajo, este no ha dejado de crecer. En el caso del DF, específicamente, hay una encuesta localizable en línea de CUPIHD, con consumidores. 
Legalizar la mariguana implicaría un crecimiento exponencial del consumo. Al menos un gran porcentaje de la población la probará si bien no todos serán habituales. ¿Qué medidas concretas contempla su iniciativa para reducir el consumo?
Eso es discutible. Las experiencias de lugares en donde se ha regulado muestran que no se disparó el consumo. Quizás solo tuvo un leve aumento al principio, y luego se ha estancado. Cuando se legalizaron los abortos en la Ciudad de México, también se decía que se iban a multiplicar. Esto no solo no ocurrió sino que han descendido gracias a una buena política de prevención de embarazos no deseados.
¿Porque legalizar algo que la gente NO quiere que se legalice? Según las encuestas dicen que el 67% de la población dice NO a la legalización.
Los resultados tienen un amplio margen de error precisamente por la prohibición y el estigma. La metodología tampoco fue la mejor, pues muchos jóvenes pudieron pensar que las respuestas pudieran ser rastreadas en las computadoras donde contestaron el cuestionario. Pero aceptando que el consumo es muy bajo, ¿qué sentido tiene mantener una guerra con tanta intensidad y destrucción para tratar de evitar que una sustancia pase a Estados Unidos, en donde ya la tienen regulada y permitida en 20 estados, donde viven más de 100 millones de personas?
¿Legalizar la mariguana acabará con la violencia?
Legalizar no es una fórmula mágica para acabar con la violencia, ni resolverá por sí sola otros problemas graves del país; pero sí es un paso necesario en la dirección correcta para establecer un nuevo paradigma que signifique mayor seguridad. La mariguana no es la droga ilegal que más margen de ganancia otorga, pero sí es la más traficada y consumida del mundo. El golpe al crimen organizado por quitar estos ingresos varían, según estimaciones, del 15% al 60% de las “utilidades” del narco.
Los datos son contrarios en Holanda, Fernando. Las declaraciones hechas por el exministro de salud de los Países Bajos, Johannes Franciscus Hoogervost, y las estadísticas mostraron no sólo que aumentó el consumo, sino que la venta ilegal modifico su modus operandi.
En Guanajuato estuvo el embajador de Holanda y explicó su éxito con la segregación de mercados. Sí hay un debate entre liberales y conservadores, según quién gobierne, acerca de ajustes en la regulación, como por ejemplo, la aceptación o no de extranjeros en los coffee shops. Pero nadie está planteando ahí regresar a la prohibición.
Según su iniciativa, ¿quién tendría derecho a producir y a vender mariguana?
La Secretaría de Salud daría los permisos, investigando la probidad de los productores. De la legislación de Washington tomé la idea de poner una norma antimonopólica, de tal manera que quien produzca y procese no pueda distribuir ni vender. Los puntos de venta no podrán tener publicidad, tendrán que ser registrados y vigilados por la Secretaría de Salud. Habrá una regulación severa y prohibición absoluta para venderla a menores de edad.
¿Cuáles son los efectos negativos a la sociedad con la despenalización de la mariguana?
Los efectos negativos de la mariguana se incrementan con la prohibición. Por supuesto que no es una sustancia inocua. Así como tiene propiedades medicinales también causa daño, sobre todo cuando la edad de inicio es muy temprana, cuando se consume durante mucho tiempo y cuando se abusa de la misma. Pero también hay que decir, que la inmensa mayoría de los consumidores de mariguana no son problemáticos ni enfermos. Datos de la OMS hablan de menos del 10% de prevalencia.
¿Y al quitarles esas "utilidades" a los narcos no se incrementarían otras actividades que generarían mas violencia?
El narcotráfico ya es polifacético en el crimen y se dedica a todas esas actividades que mencionas. Sus posibilidades delictivas son directamente proporcionales a los recursos que manejan. Si pueden controlar territorios completos, corromper gobernantes y policías e infiltrar instituciones es precisamente por la inmensa cantidad de dinero que manejan, y que en buena medida viene del mercado negro de las drogas, el cual es el negocio ilegal más lucrativo del mundo.
Conozco a muchas personas interesadas en el tema ¿tiene alguna página donde se pueda consultar su iniciativa en concreto? En mi opinión se debe legalizar la pregunta es cómo.
Puede encontrar la iniciativa que presenté en la página de la cámara o en mi blog: http://herejiapolitica.blogspot.com y también si googleas “Ley general para el control del cannabis y la prevención de adicciones” junto a mi apellido te va a aparecer.
¿No se corre el riesgo de que el comercio ilegal de mariguana se perpetúe tras la legalización en un mercado negro de mariguana de menor precio y calidad?

Si hay mariguana regulada de buena calidad, el negocio ilegal de esta perderá muchísimos estímulos y alicientes. El margen de ganancia se les vendría al suelo.

Hay que agregar que existen propuestas de regulación que no promueven el mercado: por ejemplo, el autocultivo y las cooperativas de cannabis, también conocidas como “clubes sociales”.

¿Por qué el cannabis en particular? Las otras drogas seguirán generando ganancias a los cárteles y produciendo violencia.
Porque la cannabis es la que hoy se puede y que además tiene ventajas. Primero, porque es una droga blanda, cuyos efectos negativos a la salud son menores a otras drogas legales, como el alcohol y el tabaco, y por ser la más consumida, por mucho (80%).
Diputado, ¿usted consume mariguana, cannabis o como lo guste llamar?
No es una pregunta que me asuste. Fui estudiante de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM y, por supuesto, que conozco de lo que hablo, pero no quiero abaratar el debate. No quiero que se desvíe hacia temas personales cuando de lo que hablamos es de políticas públicas. Lo que pretendo transmitir es una visión de estado: regular la mariguana no tiene como primer objetivo beneficiar a los consumidores, sino cambiar el paradigma para atender mejor la salud pública y la seguridad, así como respetar de mejor forma, las libertades y los derechos de los mexicanos.
¿Como controlarían la distribución legal de la marihuana a menores de edad, si en años de intentarlo con el alcohol y el cigarro han fracasado totalmente?
Debe haber, en ese caso, sanciones muy severas a quien facilite mariguana a un menor de edad. Es importante decir que la prevención debe empezar desde los adolescentes, con información, con educación, con promoción de valores, etc. Es la persuasión lo que funciona mejor, no la prohibición.
¿Por qué no permitir que se cultive y se venda como cualquier otra planta? ¿Qué necesidad de regularla?
Es muy importante establecer controles porque no es una sustancia inocua. Y porque además la mariguana nos da la oportunidad de demostrar que la regulación es superior a la prohibición en materia de prevención. No queremos promoverla, sino controlarla.
¿Crees que existen las condiciones políticas necesarias para que esta iniciativa sea aprobada?
Las condiciones están mejorando. El debate en el país no ha dejado de crecer y la apertura de Miguel Ángel Mancera y Graco Ramírez abren la perspectiva de avanzar a nivel local. Pero además, el mundo está moviéndose: Uruguay está a un paso de ser el primer país del mundo en regular toda la cadena, desde la producción hasta el consumo, y México, como el resto de América Latina, deberá defender el derecho a decidir de ese país hermano. Y por si eso fuera poco, en Estados Unidos la regulación sigue avanzando y es inminente que California tendrá mariguana recreativa sea 2014 ó 2016, y eso tendrá un efecto telúrico en el país, pues tiene casi 50 millones de personas –es la octava economía mundial– y no hay frontera más cruzada diariamente en todo el orbe que la de Tijuana.
¿Cuáles son los temores que están detrás de la política prohibicionista del Estado mexicano?
La política prohibicionista le fue impuesta al Estado mexicano. Al final del gobierno de Lázaro Cárdenas, se aprobó tratar a las drogas como un problema de salud pública y darles tratamiento en hospitales a quienes lo necesitaran, pero las presiones norteamericanas hicieron que diéramos marcha atrás. Y de alguna manera, los Estados Unidos nos están dejando colgados de la brocha en una aventura que ha sido sangrienta, sobre todo para nosotros. Allá predomina el negocio, incrementado por el mercado negro.
¿Tu iniciativa contempla la prevención? ¿Qué riesgo hay de que otras drogas, más adictivas y dañinas, se abaraten para "neutralizar" a la mariguana?


En mi iniciativa todos los recursos recaudados por impuestos establecidos en toda la cadena se etiquetan para financiar el Programa Nacional de Adicciones. El problema de las drogas, ciertamente, no se circunscribe a la mariguana, pero con algo se empieza, aprendiendo por supuesto de los resultados que se vayan obteniendo. Es decir, evaluando de manera permanente.

Si la mariguana tiene competencia actual con alguna otra droga, es con los inhalables, que prácticamente son de acceso libre, y que son mucho más dañinos. En muchas esquinas de la ciudad de México, vemos a los niños con la muy nociva “mona”. Así como se debe regular la mariguana, de manera estricta, también debe regularse estrictamente los solventes inhalables.

¿Cual sería la posibilidad de que se permita, como en muchos otros países, el autocultivo de un número reducido de plantas?
Eso viene en mi iniciativa, el autocultivo, que otorga el derecho de tener hasta cinco plantas por propiedad. Seguramente en la iniciativa que se presentará en la Asamblea Legislativa del DF también contemplará el autocultivo.
¿Cuál es el mayor obstáculo que presenta esta iniciativa para poder ser aprobada?
Los prejuicios y los intereses creados de quienes sienten que el cambio de paradigma les significará también cambiar. Por ejemplo, la política para prevenir adicciones tendría que ser distinta, partiendo del asumir el hecho de que los ciudadanos son mayores de edad y como tales, en uso de sus libertades, pueden decidir sobre su organismo y sistema nervioso. Ellos son los primeros responsables de su salud y no un Estado interventor que, en lugar de decidir qué pueden y no pueden consumir las personas, informe, eduque y persuada de las mejores prácticas para promover la salud.
¿Cómo se verificaría el autocultivo? ¿cómo controlar la cantidad de plantas que una persona siembra? Potencialmente son millones de personas quienes podrían cultivar y consumir ¿cuántos verificadores se necesitan?
La gente tendría que informar a la Secretaría de Hacienda que tiene plantas, pues deberá pagar un impuesto por ellas. Estoy en contra de un Estado autoritario que, sin razón, viole la privacidad de los hogares, pero, si por alguna razón, se descubre que alguien tiene plantas y no las reportó, deberá pagar una multa.
¿Qué otras acciones propones aplicar de manera simultánea a la legalización, para disminuir la violencia del narcotráfico?
La estrategia alternativa para enfrentar al narco debe ser centrarse en sus recursos, puesto que manejan miles y miles de millones de dólares que no pueden ocultar debajo de sus colchones. En ese sentido, lo fundamental será fortalecer la inteligencia, la lucha contra el lavado de dinero y los convenios internacionales, para localizar los recursos del crimen organizado. De tal manera que buena parte de la batalla se gane con inteligencia financiera antes que en combates cuerpo a cuerpo.
Con esto llegamos al final de nuestra conversación. Muchas gracias a Fernando Belaunzarán y a todos ustedes por participar.
Gracias a todos. Este es un chat vivo, incisivo e inteligente. El debate apenas comienza y lo mejor está por venir. Agradezco especialmente a Letras Libres por su apertura a este tema espinoso, pero apremiante para el país. Síganme en Twitter: @ferbelaunzaran

Escrito por

Daniel Ávila

avilamonroydaniel@gmail.com


Publicado en

Redacción mulera

Aquí se publican las noticias del equipo de redacción de @lamula, que también se encarga de difundir las mejores notas de la comunidad.