sin ciencia no hay futuro

Terapia de electrochoque y sin anestesia

La terapia, aparecida en los años veinte, sigue utilizándose en distintas partes del mundo. Su efectividad está comprobada, y sus efectos negativos, son narrados por algunos testimonios. 

Publicado: 2013-08-05

Ésta no es una medicina del pasado. La terapia de electrochoques (TEC) o la electroconvulsoterapia induce convulsiones utilizando electricidad. Y en el Perú y en el mundo se sigue utilizando para tratar, por ejemplo, fuertes depresiones que no responden a la terapia de fármacos, así como manías, la esquizofrenia, entre otros casos.

Así, el reconocido psiquiatra peruano y también educador Honorio Delgado señaló, según comparte el blog Psiquiatriaymas, que casi todos los melancólicos comenzaban a mejorar de sus sufrimientos después de pocas sesiones electroconvulsivas.

Sin embargo, pese a las lecturas científicas al respecto, el testimonio de algunos de los que fueron tratados con este tipo de terapia pueden dar luces de sus efectos negativos y permanentes sobre las personas. Es el cerebro el que es impactado con cierto amperaje.

Según informó BBC Mundo, en un artículo sobre la terapia de electroshock en el Reino Unido, la británica Helen Crane recibió dos sesiones de terapia electroconvulsiva a fines de los años noventa y está convencida de que la segunda ronda borró de su memoria eventos familiares muy importantes y viajes al exterior.

"Tenía la sensación de que a mi mamá le había pasado algo malo, así que le pregunté a mi esposo que pudo haber ocurrido. Me dijo que había muerto dos años antes", relata Crane. 

Y prosigue: "Fue terrible hacer el luto de nuevo. ¿Cómo pude haber olvidado algo tan importante? No encontrar las palabras adecuadas al hablar es frustrante, pero perder cosas tan fundamentales, como el recuerdo de un evento como ése, es terrible".

Otro caso que comparte la BBC es más esperanzador al respecto. John Wattie, de 64 años, aseguró que el fracaso de su matrimonio y el estrés de su trabajo le generaron la crisis nerviosa que sufrió a fines de los años noventa. 

No obstante, ahora dice que todo cambió gracias a ese tipo de tratamientos psiquiátricos. "Antes de ser sometido a este tratamiento, era un muerto en vida, no me interesaba nada, solo quería desaparecer. Después de la TEC, sentí que tenía opciones y empecé a sentirme mucho mejor".

La terapia de electrochoque sigue siendo una terapia efectiva, y no es solo una intuición, sino algo comprobado. Pero entre los tiempos de Honorio Delgado y la situación de salud mental en Reino Unido hay mucha agua recorrida, y los cauces son totalmente distintos.

Recordemos que en el 2008, según el informe 140 de la Defensoría del Pueblo sobre la Salud Mental en el Perú, registró que los pacientes psiquiatricos en el hospital Honorio Delgado de Arequipa recibían electroshock sin anestesia, así como que no se contaba con el formato consentimiento informado, no solo para tratamientos de TEC.

A esta precariedad se suma una situación global, que se refiere a la rectoría del gobierno en materia de Salud Mental. En el 2012, la doctora María Edith Baca, consultora en Promoción de Salud Mental de la Organización Panamericana de la Salud, sostuvo que el Perú padecía la escasez de especialistas y sistemas de atención adecuados para atender y tratar a los pacientes con problemas de salud mental.

"Tenemos que pasar varios decenios para tener los psiquiatras que el país necesita. Son menos de 600 psiquiatras para casi 30 millones de habitantes; psicólogos hay como seis mil, pero es insuficiente; si uno quiere poner un psicólogo por colegio no alcanza", mencionó para RPP.

Ver: La salud mental está en estado de abandono en el interior del Perú

Por otro lado, la salud mental en el país no es una prioridad en materia presupuestal del Gobierno, así como su consiguiente distribución a nivel regional. Así, el "Informe sobre los servicios de Salud Mental del Subsector del Ministerio de Salud del Perú del 2008 ", cuando Óscar Ugarte era ministro del Minsa, detalla lo siguiente:

La prevalencia actual de cualquier trastorno mental en lima Metropolitana es de 23,5% (2002), en sierra 16.2% (2003) y en selva 15,4% (2004). la información nacional e internacional señala que de cada 1000 personas con problemas de salud mental, 40 llegan a los servicios de salud. 
Las cifras de estudios del Banco Mundial y de la organización Mundial de la salud-oMs, señalan que dentro de las diez primeras causas de discapacidad entre los 15 y 44 años de edad, el 50% se relaciona con problemas de salud mental, entre los que se encuentran la depresión unipolar, el uso nocivo de alcohol, la esquizofrenia y el trastorno bipolar. 
El Ministerio de salud es el principal proveedor de servicios de salud mental en nuestro país, dirigiendo aproximadamente el 3% de su presupuesto a la salud mental, siendo el 98% de estos recursos destinados a las tres instituciones psiquiátricas de Lima.




Escrito por

Daniel Ávila

avilamonroydaniel@gmail.com


Publicado en

Redacción mulera

Aquí se publican las noticias del equipo de redacción de @lamula, que también se encarga de difundir las mejores notas de la comunidad.