#CómoSalimosDeEsta

Merino, un ministro con más poder

José de Echave señaló que el ministro de Energía y Minas está concentrando más poder en el Gabinete con la insistencia de ejecutar polémicos proyectos mineros.

Publicado: 2013-06-20

En esta edición de "El Arriero", entrevistamos a José de Echave, investigador de Cooperacción, para conversar sobre conflictos sociales y minería.

El también exviceministro de Gestión Ambiental consideró que Jorge Merino Tafur, ministro de Energía y Minas, es uno de los hombres más poderosos en el gobierno.

"Estamos hablando de un personaje que ha adquirido un poder y una influencia gravitante en el gabinete. No sé si exagero, pero creo me da la impresión que es la segunda persona más influyente, después del ministro Castilla. Además, ha ido formando una estructura de funcionarios cercanos a él en varios organismos claves no solo en su sector, sino también en Proinversión", señaló de Echave.

Para de Echave, se espera un escenario con más conflictos sociales luego del paquete para destrabar las inversiones. "En los últimos meses, algunos conflictos que estaban durmiendo como Río Blanco en Piura están reapareciendo con movilizaciones. También vemos manifestaciones en Apurímac, en Andahuaylas. En unos casos, hay conflictos de resistencia a la minería y otros de convivencia", señaló. 

"Además del paquete de medidas anunciadas por el gobierno, también tenemos anuncios de empresas como Yanacocha en el caso de Conga de trasvasar las aguas de las lagunas. Esto ha provocado las manifestaciones en Celendín y Bambamarca", afirmó.


NO SE APRENDEN LAS LECCIONES

"Aparentemente no se sacan lecciones de lo que ha pasado en el país. Se piensa que tomando ese tipo de decisiones, milagrosamente las poblaciones van a dejar de lado sus cuestionamientos a los proyectos de inversión y los proyectos van a avanzar de una manera distinta. No se sacan lecciones".

"Si uno revisa los principales conflictos emblemáticos en los últimos diez años en el país, todos generaron polarizaciones y fueron claramente postergados. En su momento, la polarización los hizo inviable. Ahora, pensar que un proyecto como Conga, con todo lo que generó, pensar que es posible su desarrollo es no sacar las conclusiones adecuadas, insistir en una lógica que solo va a generar más polarización".


EL CASO DE ESPINAR