la naranja está partida

Familia real española pone las barbas en remojo

Publicado: 2013-04-05

La familia real española accedió a ser incluida en una nueva ley de transparencia que pretende restaurar la confianza en las instituciones públicas, mermadas por la corrupción y la profunda crisis económica que atraviesa el país.

Dos días después de que la infanta Cristina, hija del rey Juan Carlos, fuera imputada en un caso de corrupción, una fuente del Palacio de la Zarzuela dijo a Reuters que la familia real, tras dos meses negociando con ministros, había aceptado ser incluida en la nueva ley, junto con otras entidades públicas.

La iniciativa refleja la preocupación de la familia real por seguir manteniendo su influencia, en momentos en que los escándalos han minado su popularidad entre unos ciudadanos abrumados por los problemas económicos.

El monarca de 75 años, que sustituyó al dictador Francisco Franco como jefe de Estado en 1975, ha contado en sus casi 40 años de reinado con un amplio respaldo popular, especialmente por ayudar a que no prosperara un golpe de Estado en 1981.

Pero las críticas por su supuesto despilfarro (basadas principalmente por su participación en una cacería de elefantes en África el año pasado) y el caso contra su hija y yerno han reforzado las peticiones para que abdique en su hijo, el príncipe Felipe.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, cuyo partido también se ha visto implicado en varios escándalos de corrupción, ha enviado al Parlamento un proyecto de ley sobre una nueva normativa de transparencia que daría a la opinión pública acceso a documentos oficiales.

Las nuevas normas podrían dar a la ciudadanía más derechos para supervisar cuánto destina el Gobierno a las funciones oficiales de la familia real.

La Constitución española establece una asignación anual para la Casa Real, que da trabajo a unas 500 personas. El año pasado, esa cifra fue de 8,26 millones de euros, un 7% menos desde 2010.

El miércoles, el juez instructor José Castro imputó a la infanta Cristina tras detectar indicios de complicidad con su marido, Iñaki Urdangarin, ex jugador profesional de balonmano que está acusado de apropiación indebida de casi seis millones de euros de fondos públicos.

La ley de transparencia, y otras normas anunciadas por Rajoy, proponen una regulación más estricta de las declaraciones fiscales, activos y actividades de funcionarios públicos, penas más duras para casos de corrupción y auditorías más amplias a fundaciones, sindicatos y otras cámaras empresariales que reciben financiación pública.

Un alto cargo de Gobierno había dicho previamente a Reuters que el Gobierno estaba esperando la respuesta de la familia real sobre si accedían o no a ser sometidos a las nuevas leyes.

Con información de Reuters


Escrito por

Tamara Lasheras

Politóloga, amante de la música y el buen vino. Buscando formas distintas pero posibles de hacer las cosas.


Publicado en

Redacción mulera

Aquí se publican las noticias del equipo de redacción de @lamula, que también se encarga de difundir las mejores notas de la comunidad.