#CómoSalimosDeEsta

Mapa de concesiones mineras en Cañaris.

Tensión en Cañaris por conflicto entre comuneros y empresa minera

Publicado: 2013-01-21

"Las minorías radicalizadas están por todos sitios. No hay duda que los opositores al proyecto Cañariaco son una minoría radicalizada. De lo contrario, estuvieran aquí ¿No le parece? Este es un problema que el Estado, oportunamente, lo está atendiendo", declaró a la prensa el presidente de la Oficina de Diálogo Nacional, Vladimiro Huaroc, quién lidera la Mesa de Trabajo para el Desarrollo de Cañaris en Lambayeque.

Con estas declaraciones, Huaroc no hace más que repetir la posición del economista Miguel Santillana quien anteriormente pretendió descalificar la protesta de los comuneros llamándolos 'radicales' y 'anti-mineros'.

Además, anteriormente, el sábado 19 de enero, en declaraciones a RPP Noticias, Huaroc afirmó que “el proyecto debe continuar porque esta es una etapa importante para definir finalmente cuál es el alcance de las prospecciones mineras". El conflicto alrededor del proyecto minero Cañariaco de Candente Copper se remonta a mediados del año pasado.

El 30 de setiembre del 2012, en una consulta popular, más del 90% de votantes del distrito de San Juan de Cañaris rechazó el proyecto minero. Este proyecto extraerá oro, plata y cobre: se proyecta como un yacimiento con 7,533 mil millones libras de cobre, 1,7 millones de onzas de oro y 45.2 millones de onzas de plata. Anualmente, la minera proyecto producir 262 millones de libras de cobre. Toda esta actividad con una inversión proyectada de aproximadamente 1,500 millones de dólares.

La oposición de la Comunidad Campesina de Cañaris radica en que la población, dividida en 38 caseríos, percibe al proyecto como una amenaza al ecosistema en una zona con fuerte vocación agrícola. Ellos temen que los bosques de neblina desaparezcan, que las cabeceras de cuenca del río Kañaris se contaminen y afecten a las 33 mil hectáreas de terreno agrícola. Además, según un mapa elaborado por CooperAcción, más de un 96% del territorio de San Juan de Cañaris está concesionado a actividad minera.

Luego, en el mes de diciembre la Autoridad Nacional del Agua (ANA) le otorgó a la minera canadiense el permiso de uso del agua, con lo cual se reiniciaron las perforaciones en el proyecto Cañariaco. "Se han planificado aproximadamente 11,000 metros de perforación de factibilidad para Cañariaco Norte y se han previsto aproximadamente 2,500 metros de perforación con fines de exploración para Cañariaco Sur", dijo en ese entonces Candente Copper en un comunicado.

Ante ello, en enero de este año, los comuneros de Cañaris convocaron a un paro distrital indefinido que se inició ayer, 20 de enero, para reafirmar su rechazo a la actividad minera de la empresa canadiense, a la cual le exigieron su retiro de Lambayeque. Vencido el plazo dado por la Comunidad Campesina, el día de ayer los comuneros bloquearon todas las vías de acceso a San Juan de Cañaris. Esta mañana, unos 400 comuneros se movilizaron hacia el campamento minero de Candente Copper para exigir el retiro de los trabajadores de la zona. Según informó el diario La República, un representante de la minera manifestó que la empresa no abandonará la zona, ya que cuentan con permiso del Estado.

ACTUALIZACIÓN:

Esta tarde, según informó RPP Noticias, la Policía utilizó gases lacrimóngenos para dispersar a unos 400 comuneros que se dirigían a tomar las instalaciones de Candente Cooper. A pesar de este hecho, según fuentes de LaMula.pe, se informó que alrededor de 2 mil comuneros se dirigen hacia el campamento minero.

Más información en nuestra sección Conflictos.


Escrito por

Jorge Luis Paucar Albino

Redactor nocturno en LaMula.


Publicado en

Redacción mulera

Aquí se publican las noticias del equipo de redacción de @lamula, que también se encarga de difundir las mejores notas de la comunidad.