Yo me quedo en casa

15 curiosidades sobre los Premios Nobel

Publicado: 2012-12-10

Este lunes 10 de diciembre se celebra la entrega de los premios Nobel. Serge Haroche y David J. Wineland (Física), Robert J. Lefkowitz y Brian K. Kobilka (Química), Sir John B. Gurdon y Shinya Yamanaka (Fisiología o Medicina), Mo Yan (Literatura), Unión Europea (Paz) y Alvin E. Roth y Lloyd S. Shapley (Economía) se unen al selecto club de los nobeles.

A continuación se puede revisar algunas de curiosidades sobre este prestigioso reconocimiento:

1. ¿Cómo recibe su nombre? Por Alfred Nobel (1833-1896), famoso científico, inventor y hombre de negocios nacido en Estocolmo (Suecia). Descubrió la dinamita, y gracias a dicho invento, abrió 90 fábricas en 20 países. No se casó nunca, aunque estuvo enamorado de Bertha Kinsky von Chinic und Tettau, una austríaca activa en los movimientos pacifistas que trabajó con él como secretaria pero volvió a su país para casarse con el conde Arthur von Suttner.

2. Las categorías: Alfred Nobel legó la mayor parte de su fortuna para otorgar premios a la Física, Química, Fisiología o Medicina, Literatura y a la Paz. La fundación que lleva su nombre y que concede los galardones se creó en 1900. En 1968 el banco central sueco estableció el premio Sveriges Riksbank de Economía, en honor a Alfred Nobel.

3. ¿Por qué no hay galardón para las Matemáticas? Se dice que no existe porque Nobel, en venganza por una aventura de su esposa, prohibió en su testamento que jamás se otorgase este premio. Lo cierto es que no tenía esposa y no hay ni rastro de esta supuesta cláusula. Cuando escribió su testamento ya existía un prestigioso premio para esta categoría que otorgaba la casa real sueca y no tenía sentido competir con él.

4. La llamada: Los premiados saben que han sido los elegidos solo unos minutos antes del anuncio oficial a la prensa. La llamada de la Fundación Nobel llega a los premiados en situaciones de lo más dispares, como cuentan en su web: el escritor Günter Grass estaba en el dentista, por ejemplo. Algún incrédulo como William F. Sharpe pensó que se trataba de una broma, y James A. Mirrlees pidió educadamente una prueba de que lo que le anunciaban era cierto.

5. Solo 44 mujeres han sido premiadas. Entre 1901 y 2012 se han entregado 555 premios Nobel a 839 personas y 24 organizaciones. De entre los premiados, solo 44 han sido mujeres.

6. Es posible recibir un Nobel más de una vez. Algunas personalidades y organismos, como Marie Curie o el Comité Internacional de la Cruz Roja, han recibido el premio varias veces.

7. Siempre se entregan el mismo día. Los premios Nobel se entregan siempre el 10 de diciembre, el día en que murió Alfred Nobel.

8. Premiación es "reliquia". La ceremonia de entrega de los premios “constituye una reliquia de tiempos atrás”, según el experto en protocolo Carlos Fuente Lafuente, y “contradicen cualquier técnica actual de la organización de actos”. El responsable de la Fundación Nobel preside la ceremonia y la cena de gala y los reyes de Suecia se sientan a su derecha. Algo inimaginable en España y otros países.

9. Los premios: Los premiados reciben un diploma realizado en papel hecho a mano por los calígrafos más reconocidos de Suecia y Noruega. El diploma de Literatura está escrito en un pergamino como los que se usaban en la edad media. Se les entrega también una medalla con la efigie de Alfred Nobel de oro verde de 18 quilates bañada en oro de 24 quilates, y 8 millones de coronas suecas (unos 926.000 euros), a repartir si hay más de un premiado.

10. Invitados: Solo unas 2.000 personas (entre ellos unos 300 estudiantes, reconocibles por sus sombreros marineros) reciben la codiciada cartulina blanca, con el anagrama dorado en relieve y un medallón con la efigie de Nobel, para invitarles a asistir a la ceremonia. El estuche portador de las localidades en el Palacio de Conciertos, como cuenta Fuente, contiene también dos papeles de colores: uno amarillo que sirve para entrar y que indica el asiento y la platea, y otro verde chillón con indicaciones de protocolo: hay que llegar antes de las 16.30, y los asistentes deben estar sentados en sus asientos a las 16.15.

11. Existe un código de vestimenta: Para la entrega se recomienda a los hombres vestir traje de negocios y a las mujeres vestido corto. En la cena de gala la etiqueta obliga a ellos a llevar frac y a las señoras traje largo. En la práctica, dado que no hay tiempo entre un acto y otro para cambiarse, todo el mundo viste de gala.

12. La organización: Todo está listo para que los invitados lleguen y se marchen de forma ágil, sin atascos. Las azafatas entregan el programa, los datos de la orquesta invitada y los discursos en inglés. Los numerosos guardarropas están dispuestos para que la entrega y recogida de abrigos, e incluso de botas de nieve, sea rápida. Los empleados de seguridad, si existen, no se ven por ningún lado. En la entrada del edificio se reserva una zona para la familia real, y para los premiados en el sótano del garaje. A la salida, una caravana de autobuses conduce a los 1.400 invitados a la cena del Ayuntamiento.

13. La rol de la familia real. Su llegada viene acompañada de un amplio silencio en la sala y música de trompetas y clarines. El protocolo de su ubicación no es habitual, como explica el experto en protocolo Carlos Fuente: “Sólo una concepción de acto de carácter social, en el que la Familia Real juega el papel de invitados de honor, su papel está limitado a la entrega del galardón por el Rey, sin que éste tome la palabra en momento alguno”.

14. Ceremonia cronometrada. Dura una hora y media y todo discurre con un ritmo muy estudiado. Comienza con un discurso de 10 minutos del presidente de la Fundación. El maestro de ceremonias, que se sienta en una mesa en el escenario, da los galardones al rey, que lo entrega a los premiados. Distintos académicos presentan a cada ganador; estos reciben su diploma y medalla sin hacer uso de la palabra. Suena la música y se pasa a la siguiente categoría. Así hasta las seis de la tarde.

15. La cena. Se celebra bajo la bóveda central del Consistorio. La mesa presidencial, con capacidad para 80 personas, cruza la sala por el centro de un extremo a otro. 8 maitres y más de 200 camareros atienden los más de 4 kilómetros de mesas, donde los invitados están dispuestos en alternancia hombre-mujer. Se utiliza para la ocasión vajilla, cristalería y cubertería histórica de gran valor, sobre manteles rosas. El evento dura cinco horas (incluyendo un baile).

Fuente: Huffington post


Escrito por

Raisa Ferrer

@raisanomas: Comunicadora. Interesada en políticas públicas, estrategias de incidencia ciudadana y comportamiento de sistemas mediáticos


Publicado en

Redacción mulera

Aquí se publican las noticias del equipo de redacción de @lamula, que también se encarga de difundir las mejores notas de la comunidad.