la naranja está partida

Foto: Diario La República

Aidesep responde a críticas por recibir dinero de Petrobras

Publicado: 2012-11-06

Alberto Pizango respondió a las críticas por recibir dinero, a través de AIDESEP, de la empresa brasileña Petrobras. Según Pizango, "el dinero es para realizar talleres donde las comunidades se expresen libremente y para asesoramiento en conflictos legales".

Como se recuerda, la Asociación Interétnica de Desarrollo de la Selva Peruana (AIDESEP) reconoció recibir aportes económicos de empresas extractivas, las cuales serían para financiar el “Plan Nacional de Vida Plena”. A continuación el comunicado de la organización:

A nuestras organizaciones y a la opinión pública nacional e internacional Libre determinación es combinar el NO al extractivismo; con beneficios equitativos de las empresas, y seguir cuestionando a las petroleras en territorios de PPII.

Rechazamos el cargamontón contra AIDESEP y las lamentables tergiversaciones sobre el convenio con Petrobras. Extraños “periodistas” y “criticólogos”, que sin consultar ni considerar la opinión de AIDESEP, se dedicaron a personalizar ataques y soltar diversos prejuicios. Ante tales actitudes, pasamos a reiterar nuestras posiciones y algunas aclaraciones necesarias.

El asunto Petrobras, es solo un fondo “enano” (comparado con sus millonarias ganancias) para que AIDESEP realice 11 talleres donde las comunidades se expresen libremente. Nada más y nada menos. Serán espacios de libre expresión indígena para establecer correctivos a las operaciones hidrocarburíferas, como las que AIDESEP siempre hizo y seguirá haciendo. Y las repetimos nuevamente en el caso del propio Petrobras: Respetar la vida de los pueblos autónomos de Camisea ante la expansión de operaciones gasíferas. Respetar la decisión de los pueblos Aido Pai (Secoyas) y Quichuas del Gueppi de no aceptar que afecten sus territorios y reservas comunales. Investigar el rol de sus relacionistas sociales con los Kakinte para dividirlos y llenarse de plata con sus dudosas “cuentas” de adelantos de la empresa.

Rechazamos la satanización, sin siquiera analizar bien el texto convenio, que lo resumimos precisando las siguientes cláusulas:

*Se reitera que AIDESEP defiende derechos colectivos (1ª ) y que no queda vinculada legal ni administrativamente con Petrobras (6.1) *Se precisa que el objetivo es recoger y canalizar inquietudes de las comunidades sobre proyectos de Petrobras (4ª); tratar sobre controles ambientales y sociales (Anexo 1) y establecer “medidas correctivas y/o preventivas” (6ª,d) y a “satisfacción de las comunidades” (6ª, b) *La relación con Petrobras, no es en general, sino circunscrita al plan de trabajo del anexo 1 (4ª) *La chismografía ni pregunta “para que es el convenio” a pesar que está detallado en el Anexo 1 : para realizar 11 talleres regionales: 3 en COMARU, 3 en CODEPISAM, 3 en OIRA, 1 en FEKAPIR y OISPE, 1 en CORPIA; reuniones sobre educación intercultural (1 en CORPIA) y salud intercultural (2 con COMARU); asesoramiento de AIDESEP en conflictos legales; soporte de AIDESEP en emergencias médicas en comunidades.

Convenio Aidesep – Petrobras

Clausula Séptima: Liberación de responsabilidad de las partes: Las partes acuerdan que Aidesep se compromete a mantener indemne y a eximir de cualquier reclamo, acción o demanda entablada en contra de Petrobras, sea de índole administrativo, penal, civil, comercial, etc., sin que esta enumeración sea limitativa, por parte de integrantes de su organización que se relacionen al presente convenio sea de manera directa o indirecta. Igual obligación de liberación de responsabilidad asume Petrobras en lo que corresponde únicamente a la obligación que le compete.

Todo lo anterior forma parte del componente 4 del Plan de Vida Plena Amazónica “monitoreo y mitigación socio ambiental” ya difundido hace meses ante la opinión pública, Estado y empresas. Aquí no hay ninguna traición o retroceso, pero la chismografía nos condenó antes del “juicio”. El colmo fué el falso escándalo con la cláusula 7ª. Un texto de rutina en este tipo de convenios, referida a evitar “reclamos” sobre los fondos o asuntos específicos “que se relacionen directa o indirectamente” con las actividades del convenio. Es evidente que se trata de evitar reclamos financieros sobre los 11 talleres y demás actividades; y por tanto, absurdo y de mala fé, suponer o generalizar que se refiere a evitar reclamos de AIDESEP sobre las operaciones de Petrobras, que no solo sería inconcebible, sino que no es tratado en ninguna cláusula, y peor todavía cuando se dice claramente que recién se van hacer esos talleres para los informes, controles y correctivos del caso (6ª). Esta majadería, revela la persistencia de las viejas mañas de exageración y satanización sin fundamento.

Debatamos lo sustancial, no lo accesorio. Si se firmó un convenio institucional, es porque no hay ningún interés “personal” y porque forma parte del ejercicio indígena de tres derechos incumplidos: A decidir el tipo de desarrollo propio; a que eso decidido, sea financiado por el presupuesto público y por los “beneficios equitativos” de las industrias extractivas. Exigimos debatir ese enfoque y esa estrategia y no el acto aislado. Como no vivimos de las “noticias” hemos unido la protesta con la propuesta: un Plan de Vida Plena Amazónico con sus 9 componentes y su forma de financiamiento : Saneamiento territorial de 20 mills Has y 988 comunidades pendientes * Economía Indígena y Producción Agroforestal, Acuícola y bioindustrial * Crisis climática, manejo forestal y funciones ecosistémicas * Monitoreo y mitigación socio ambiental * Educación y Salud Intercultural * Derechos colectivos y ciudadanos Indígenas * Liderazgo de la Mujer Indígena * Comunicación e Incidencia * Solución a conflictos socio ambientales.

Así estamos cumpliendo los acuerdos del XXII congreso de AIDESEP, como los que indicamos: “actualizar el plan de vida de AIDESEP al 2050, teniendo como base nuestra cosmovisión indígena del buen vivir” (No.5). “… Impulsando modelos y mecanismos específicos de participación productiva en los mercados” (No.6); que incluye “desarrollar las capacidades de los pueblos indígenas como emprendedores del desarrollo económico y productivo de los territorios” (No.7).

Ese mismo Plan de Vida plena Amazónica, fue y seguirá siendo presentado a entidades estatales y privadas. En las respuestas no solo está la de Petrobras, sino las respuestas de diversos ministerios como los del Ambiente, Educación, Salud, SUNARP, sobre los diversos componentes del plan, como son los ofrecimientos de oficialización estatal de la carrera de “Enfermería Técnica en Salud Intercultural”, grupos de trabajo con el Estado para atender las reservas comunales y reservas territoriales pendientes de solución, manejo forestal comunitario, intervención de la SUNARP para legalizar las actas comunitarias y reducir costos de personerías jurídicas.

Basta entonces de vernos como “objetos” de “asistencia social” en un lado, o de extremismos electoreros, en el otro.

Somos sujetos de derecho social muy diferentes, con el corazón metido en nuestros territorios e identidades. Ningún convenio ni dinero, pero tampoco los politiqueros, van a cambiar 32 años de lucha de AIDESEP. Tenemos derechos a que las empresas paguen por lo que se llevan, y a la vez, seguir cuestionando ese modelo extractivista. No se puede esperar a que se reordene el canon o dejar que las empresas entreguen cualquier cosa como supuestos “beneficios”. Necesitamos que se financie un Plan de largo plazo y hemos iniciado esa construcción.

AIDESEP demuestra así que somos pueblos libres, no paporreta de discursos dogmáticos e intrigantes. Es inútil empujarnos al color “rojo” o al “amarillo”, porque somos del color de la tierra, de la yacumama, del arco iris. Déjennos entonces abrir nuestros caminos, propios y creativos, como dijera otro hereje como nosotros “sin calco ni copia, sino creación heroica”.

Demandamos solidaridad y horizontalidad, y no tutelajes. Hemos abierto un nuevo debate, colocado una estrategia para el futuro, que debe ser enriquecida, no con intrigas e insultos, sino con la crítica fraterna y solidaria. En esa línea, hay aportes, tomando en cuenta experiencias similares. Por ejemplo el CONAFOVICER es un fondo donde aporta el gremio de empresarios de construcción (CAPECO), participa el Estado y lo administra la Federación sindical del sector, principal base de la CGTP. Curioso que nadie los ataque, pero sí a los indígenas que hacemos algo parecido. Considerando experiencias mixtas donde se juntan aportes estatales, privados y de cooperación, hay la propuesta en debate en AIDESEP de impulsar un “Fondo Nacional para la Vida Plena Amazónica”, conducido por las 09 regionales y la dirigencia de AIDESEP; pero con asesoría especializada tanto en lo administrativo-financiero (como la del Fondo Indígena Latinoamericano u otros) como en lo técnico-político (entidades académicas y de cooperación amazónicas). Los aportes en adelante serían a ese fondo mixto. Cómo fortalecer y garantizar la transparencia y rendición de cuentas, siempre necesarios, y más todavía en un Perú donde la desconfianza, intriga y serrucho es el deporte nacional como estamos apreciando.

Estas y otras propuestas serán debatidas en eventos de las organizaciones regionales asociadas a AIDESEP, y esperamos aportes constructivos a las cuestiones de fondo, para el destino de nuestros pueblos. ¿Cómo iniciar ya el tránsito a una economía “post extractivista” que llamamos Vida Plena Indígena? ¿Con “reuniones”, “denuncias” o “discursos”, mientras las empresas presionan a las comunidades con “beneficios” ínfimos y pasajeros ? ¿ Ilusionándose con candidatos “nacionalistas” o “progresistas” que no cambian nada cuando llegan al poder, sino que el poder los termina cambiando y frustrando?. Sumemos a ese debate, y no lo desviemos.

El Consejo Directivo Nacional de AIDESEP jamás claudicará en los principios ni en la causa de su Organización, ni en las demandas de sus organizaciones y comunidades indígenas.

Lima, 5 de noviembre 2012

Consejo Directivo de AIDESEP

Con información de SERVINDI.

Notas relacionadas:

AIDESEP confirma que recibió dinero de PETROBRAS

¿Deben las organizaciones indígenas nacionales recibir dinero de las empresas extractivas?


Escrito por

Jorge Paucar Albino

Redactor y Editor nocturno de LaMula.pe (Redacción Mulera). Sígueme en Twitter: @jorgeluispa


Publicado en

Redacción mulera

Aquí se publican las noticias del equipo de redacción de @lamula, que también se encarga de difundir las mejores notas de la comunidad.