Exjefes del INPE: al trasladar a Antauro, el Ejecutivo reconoce que no puede controlarlo

Publicado: 2012-04-02

¿Qué significa reciente traslado Antauro Humala del penal Virgen de la Merced a la Base Naval? ¿Cuál es el mensaje de su hermano Ollanta Humala con esta decisión? LaMula.pe conversó con el exasesor presidencial, Carlos Tapia, y los exjefes del Instituto Nacional Penitenciario (INPE), Wilfredo Pedraza y Leonardo Caparrós, sobre las verdaderas razones que estarían detrás de la reclusión del etnocacerista en la Base Naval del Callao, la modificación del reglamento del penal un día antes, y los posibles efectos sobre la aprobación presidencial.

Tapia afirmó que Antauro "merecía ir [a la Base Naval] por retar al INPE, decirle 'a ver, qué puedes hacer conmigo'", y consideró que fue un error, en primer lugar, sacarlo del penal de Piedras Gordas.

"Fue exageradamente audaz al fumar marihuana en su celda. [...] Ahora ya no podrá recibir las visitas de sus 'grandes amigas', como en Piedras Gordas", afirmó Tapia. Sin embargo, aclaró que no cree que el presidente haya decidido "castigar el efecto político" que tuvo esa aparición: "La política tiene límites que no puede transgredir, como una relación familiar".

Tapia, además, no cree que Ollanta Humala haya intervenido directamente en el cambio de penal de su hermano o en el decreto supremo que lo facilitó, pero sí señaló que "el Ministerio de Justicia [que emitió el comunicado] puede haber inducido que lo favorecería".

"Antauro estaba siendo incontrolable"

Los exjefes del INPE, Wilfredo Pedraza y Leonardo Caparrós, coincidieron en señalar que la situación respecto de Antauro Humala se le estaba yendo de las manos el Gobierno, que ha recurrido a una "medida excepcional, pero necesaria", como la modificación del reglamento de la Base Naval, vía decreto supremo, y el comunicado emitido hoy por el Ministerio de Justicia.

"Las modificaciones publicadas en El Peruano otorgan base legal al traslado. Antes se requería de un decreto supremo para que un interno sea recluido en la Base Naval, y ahora depende de la voluntad del presidente del INPE", señaló Pedraza, y se preguntó: "¿Es un decreto supremo con nombre propio? No lo sé. Lo que es evidente es que esas modificaciones permitieron el traslado de Antauro".

Para Caparrós, en cambio, "todos los decretos supremos referidos a la Base Naval tienen nombre propio".

"La Base Naval no forma parte del sistema penitenciario ni está a cargo del INPE. Es una decisión política ver quién va allí, quién merece estar allí", explicó.

Según Caparrós, Antauro se convirtió en un "problema político" con sus actitudes, que merecieron la sanción de regresión en el trato —tal como figura en el comunicado del Ministerio de Justicia— y el traslado a otro penal con condiciones más duras (visitas y comunicaciones controladas). "El traslado al penal Virgen de las Mercedes fracasó. Su cambio a la Base Naval era inevitable, cuestión de tiempo", señaló Pedraza.

Caparrós afirmó que el cambio "le quita autoridad al INPE" porque, si bien es una señal de que el Poder Ejecutivo no se compromete con Antauro, es una manera de aceptar su derrota:

Están aceptando que no lo pueden manejar. Si en algún momento hubo la intención de que esté más tranquilo (entendible, porque es su hermano), no aceptó que [Antauro] hiciera lo que le diera la gana. [Ollanta] sopesó, hizo el deslinde presidencial y dijo: 'Basta. No voy a aguantar más de estas majaderías, el Estado se tiene que respetar'.

Por su parte, Pedraza manifestó que espera que la decisión se haya basado en temas técnicos y no necesariamente en un cálculo político y de encuestas, pero señaló que "Antauro estaba siendo incontrolable y se ha recurrido a una medida excepcional, pero necesaria".

No hay peligro con Polay y compañía

Con la entrada de Antauro Humala a la Base Naval, el cabecilla senderista Óscar Ramírez Durand, ‘Feliciano’, y los emerretistas Víctor Polay Campos, Miguel Rincón Rincón y Peter Cárdenas pasaron de manera provisional al penal de máxima seguridad de Piedras Gordas, como lo confirmó esta mañana el ministro de Justicia, Juan Jiménez.

Para Pedraza, la presencia de condenados por terrorismo en un penal con otro régimen no debería revestir mayor peligro:

Creo que Piedras Gordas, adecuadamente administrado, brinda una adecuada seguridad. Por ello, ese traslado no debería generar peligro, aunque, claro, las autoridades del INPE deberían adoptar mecanismos especiales de seguridad para evitar cualquier contingencia.

Sin embargo, aclaró que, a diferencia de lo que dice el comunicado emitido por el Ministerio de Justicia, ninguno de los trasladados a Piedras Gordas es de 'mando medio': "Es evidente que se trata de un error".

Caparrós tampoco ve riesgos en el traslado de los cuatro terroristas, sino, más bien, argumenta que "ya les corresponde pasar a un penal civil":

Es un pedido de años que ninguna autoridad ha querido atender, pero les corresponde un régimen ordinario, por cantidad de años y porque no les corresponde estar en un penal militar.

Agregó que la Base Naval debería desaparecer, porque está fuera del sistema y porque es "lo saludable":

El INPE debería poder asumir su responsabilidad. ¿Qué hace falta? Voluntad. Nadie quiere ser recordado como el que mandó a Abimael Guzmán a un penal civil.

Enlaces relacionados:

- Isaac Humala criticó traslado de Antauro a la Base Naval del Callao

Mario Vargas Llosa: Traslado de Antauro corta por lo sano unos excesos intolerables

Abogada de Antauro Humala cuestionó traslado a Base Naval: "No tiene privilegios"