Gobierno argentino presionó a Roncagliolo para que rechace visita británica

Publicado: 2012-03-20

Gestiones de la cancillería y la embajada argentina en Lima hicieron que el ministro de Relaciones Exteriores, Rafael Roncagliolo, cancelara la visita de una fragata británica a la Base Naval del Callao, informa el diario La Nación.

La estrategia diplomática de la Argentina de mantener inquebrantable al bloque de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) en el reclamo por la soberanía de las islas Malvinas corrió serios peligros de fisura por un socio estratégico de la región.

Según fuentes de la cancillería argentina, el embajador en Lima, Darío Alessandro, comenzó ayer desde muy temprano las negociaciones con el gobierno del presidente Ollanta Humala para frenar la decisión de autorizar la visita protocolar de la fragata británica HMS Montrose.

Al mismo tiempo, el canciller argentino Héctor Timerman se comunicó telefónicamente con Roncagliolo para evitar un conflicto diplomático.

La Nación informa que "entre las cartas de negociación de Argentina se planteó el incumplimiento de Perú ante la Unasur, y se puso en duda la visita oficial de Humala, prevista para mayo, en la que se reunirá con la presidenta Cristina Fernández. "Se analizó todo y hubo mucha tensión", comentó un funcionario de la cancillería argentina.

Perú tenía previsto recibir este jueves la visita protocolar de la fragata HMS Montrose. La noticia motivó críticas desde Buenos Aires, antes que el canciller Roncagliolo dejara "sin efecto” la autorización por “compromisos de solidaridad latinoamericana” con los reclamos argentinos sobre las islas Malvinas.

Sin embargo, según el embajador de Perú en Buenos Aires, Nicolás Lynch, la decisión se tomó antes de las quejas de Timerman y Alessandro.