Otro jugador del Liverpool envuelto en polémica por racismo

Publicado: 2012-03-01

La empresa internacional de seguros Groupama retiró un anuncio de televisión protagonizado por el arquero del Liverpool inglés y de la selección española, Pepe Reina, tras la acusación de racismo presentada por la organización no gubernamental inglesa Operation Black Vote (OBV).

El anuncio mostraba en encuentro de Reina con una tribu africana en la selva, donde llama la atención de su líder, el "rey". El traductor explica: "Jefe dice: tú reina, él rey", pero no traduce las siguientes palabras y gestos del líder. Después, Reina ríe a la cámara y canta el lema de la campaña publicitaria de Groupama: "Me siento seguuuro".

En declaraciones a The Guardian, Simon Woolley, director de OBV, cuestionó el papel del arquero español en el comercial:

¿Cómo se sentirían los españoles si los ingleses pensaran que son estúpidos y homosexuales caníbales? Reina ha vivido y trabajado en el Reino Unido durante casi una década, ¿piensa que está bien caracterizar así a los negros? ¿Cree que sus compañeros de equipo negros se reirían de esa broma?

Woolley también apuntó a la reincidencia del Liverpool y de sus jugadores en polémicas de esta índole:

Teniendo en cuenta que el Liverpool Football Club está tratando de avanzar después del caso [Luis] Suárez, es una lástima que otro de sus jugadores haya aparecido en un anuncio ofensivo que parece venir de una época pasada.

En diciembre pasado, la Football Association (FA) suspendió por ocho partidos al delantero uruguayo del Liverpool, Luis Suárez, por llamar "negrito" al lateral francés del Manchester United, Patrice Evra, durante un partido entre ambos equipos.

El 11 de febrero, después de cumplir su sanción, Suárez se negó a estrechar la mano de Evra, en el saludo previo a un nuevo encuentro entre Liverpool y el United, y revivió la polémica.

El Liverpool no ha emitido pronunciamiento alguno sobre el comercial, mientras que la aseguradora lo retiró de sus espacios publicitarios, aunque difundió en un comunicado que "no considera que el anuncio sea ofensivo ni discriminatorio".