Ejército de EE.UU abre las puertas a los homosexuales

Publicado: 2011-09-20

Desde este martes la política que prohibía a los homosexuales servir en el ejército norteamericano llega oficialmente a su fin.De esta manera  la cuestionada ley "no preguntes, no digas" que regía desde 1993 queda finalmente abolida tras haber ocasionado la dimisión de más de 13 mil efectivos de las fuerzas armadas.

En un hecho histórico para la comunidad LGBT alrededor del mundo, el presidente Barack Obama firmó en diciembre del 2010 la ley que abre a las puertas a los interesados en enlistarse en las fuerzas armadas sin importar su orientación sexual. En el discurso ofrecido aquella ocasión, el mandatario norteamericano señaló lo siguiente:

"Nunca más se les pedirá a miles de estadounidenses que vivan una mentira con el fin de servir al país que aman. La ley que estoy a punto de firmar esta destnada a fortalecer la seguridad nacional y defender los ideales que los hombres y mujeres que luchan poniento en riesgo sus vidas"

"Nuestro país no dejará de reconocer el servicio de miles de estadounidenses patrióticos que se vieron obligados a abandonar el ejército, independientemente de sus habilidades, sin importar su valor o su celo, sin importar sus años de desempeño ejemplar, por resultar ser gay".

A pesar de la oposición de grupos de opinión conservadores, los cuales consideran que la medida puede hacer disminuir la efectividad bélica y la disciplina dentro de las fuerzas armadas, las altas autoridades del ejército han señalado estar preparados para el cambio.

"Esto no es una sorpresa. Nosotros estamos preparados. La gente sabrá exactamente qué hacer respecto a la revocación", dijo el portavoz del Pentágono George Little a periodistas el lunes.

Los reclutadores militares están aceptando ahora solicitudes de alistamiento de gente abiertamente gay, sostuvo Little.

(...)

Little dijo que funcionarios del Pentágono pasaron meses preparando al personal militar para el cambio, agregando que nuevas políticas y normas serán emitidas cuando la revocación se haga efectiva el martes. La amplia mayoría del personal en servicio de Estados Unidos ha sido entrenado sobre cómo manejar el cambio, sostuvo Little.

Tres meses antes de que el Congreso aprobase la revocación el año pasado, un grupo de defensa de los derechos de los homosexuales, los republicanos del Log Cabin, consiguieron un fallo favorable de un tribunal que ordenaba terminar con la medida.