No indulta

Los tramposos del periodismo (y cómo fueron castigados)

Publicado: 2011-06-22

¿Cómo responden los medios de comunicación y las organizaciones a los casos de plagio e invenciones de sus periodistas y trabajadores?

A pesar de que no se cuenta con una base de datos suficiente para identificar tendencias en las respuestas y/o acciones que estas empresas suelen tomar, la periodista Mallary Jean Tenore, de Poynter.org, presenta un repaso a una serie de casos, contemplando los factores más importantes:

Paige Wiser - Sun Times (Junio)

Despedida tras decir que estuvo en un concierto completo, cuando no estuvo. Intentó cuidar de su hijo enfermo durante el concierto y acabó marchándose antes de que finalizara.

Trabajó en el diario durante 17 años.

Lo que ella dijo: "Lo que tenía que haber hecho era escribir que tuve que abandonar pronto el concierto, pero no quise dejar mal al diario, así que intenté que la crónica pareciera completa, incluyendo la canción "Friday", que me resulta familiar. No la escuché en el concierto, así que era una mentira".

Su editor, Donald Hayner, dijo a los lectores: La veracidad y la honestidad informando son partes esenciales de la promesa que le hacemos a nuestros lectores. Lamentamos el incidente y nos disculpamos".

Woody Paige - Denver Post (Junio)

Plagió tres citas que habían aparecido en un artículo del SportBussiness Journal.

El periodista no fue despedido ni suspendido. El periódico publicó una corrección y añadió una nota al artículo, diciendo que había sido actualizada e incluyendo la atribución de las citas incluidas.

Columnista de gran experiencia

Paige dijo: "Acordamos que las columnas fueran más cortas, y mi columna se excedía en unso 15 centímetros. En consecuencia, la recorté y en la columna final que entregué, de manera impropia, incorrecta y poco profesional, quité la atribución al SportBusinessJournal...no lo hice maliciosamente o para quedarme con el mérito por algo que no hice".

Sari Horwitz - Washington Post (Marzo)

Suspendida de trabajo por plagiar partes de una historia acerca del tiroteo de la política Gabrielle Giffords. El diario publicó una disculpa a los lectores.

Ganadora de un premio Pulitzer, trabajando en el periódico durante 28 años.

Lo que ella dijo: "Bajo la presión de un plazo límite de entrega, hice algo que no había hecho en toda mi carrera. Usé el trabajo de otro periódico como si fuera el mío. Estuvo mal. Fue inexcusable.

El editor Marcus Brauchli le comentó al periodista Paul Farhi: "Hicimos lo que consideramos apropiadamente severo, que reflejaba la gravedad con la que tomamos esa transgresión". Brauchli también dijo que los editores revisaron docenas de historias de otros trabajos de Horwitz y no encontraron partes plagiadas.

Rob Sgobbo - Village Voice, periodista freelance (Enero)

Reconoció que no podía seguir trabajando como freelance para el semanario Village Voice después de inventar una serie de personajes para una historia sobre universidades.

Periodista joven, recién graduado en la Escuela de Periodismo de Columbia.

El New York Daily News también finalizo su vinculo con él: su portavoz, Jennifer Mauer, comentó: "The Daily News ha terminado su vinculación con el freelance Rob Sgobbo. Nos ha asegurado que jamás ha inventado nada que fuera publicado en el Daily News; en cualquier caso, estamos revisando las historias en busca de inconsistencias".

Will Selva - ESPN (Enero)

Suspendido de empleo por utilizar partes de una columna de un periódico en un guión sin ninguna atribución.

Periodista televisivo con una experiencia de 15 años, y 3 años trabajando para ESPN.

Selva dijo: "Cometí un error y estoy muy arrepentido. No estuve a la altura de mi alto nivel o del de ESPN. Tal y como hago normalmente, busco historias locales para utilizarlas como contexto en mis guiones. En este caso, corté y pegué la nota con la intención de escribir la mía propia. Simplemente me olvidé de hacerlo, y entiendo completamente el porqué esto es un problema grave. Me disculpo sinceramente por mi torpeza..."

En la misma nota de Poynter, se incluyen los casos históricos más relevantes sobre plagios/invenciones periodísticas:

Maureen Dowd - The New York Times (2009)

Empleó un párrafo del blog Talking Point Memo, del editor John Marshall.

Dowd no fue despedido o suspendido. Su columna fue actualizada con una referencia a Marshall y una nota acerca la falta de una correcta atribución.

En un email enviado a The Huffington Post, Dowd explicó su error de la siguiente manera: "Estaba hablando con un amigo mío un viernes sobre lo que estaba escribiendo cuando me sugirió una idea, expresándola de una manera contundente - que yo asumí también espontánea- y quise elaborarla en mi columna. Sin embargo, claramente, mi amigo debió leer Josh Marshall sin mencionarmelo".

Mirch Albom - Detroit Free Press (2005)

Escribió una columna en la que hacía creer que estuvo presente en un partido de la Final Four cuando realmente no estuvo. Dijo que dos jugadores universitarios estuvieron allí, a pesar de que nunca asistieron al evento.

Suspendido brevemente, junto con cuatro editores.

Jack Kelley - USA Today (2004)

Se encontró que había inventado partes de, como mínimo, ocho grandes historias.

Kelley renunció, y el periódico llevó a cabo una investigación interna.

Jayson Blair - New York Times (2003)

Utilizó materias de otros medios de comunicación, e inventó citas.

Renunció.

El periódico publicó una portada sobre la historia de las invenciones y los plagios de Blair, diciendo que el escándalo era "una profunda traición a la confianza y un punto bajo en los 152 años de historia del periódico".

Mike Barnicle - Boston Globe (1998)

Empleó bromas del libro del humorista George Carlin, "Brain Droppings". Se cree que otras columnas incluían otras invenciones.

El periódico le suspendió, pidiéndole que renunciara.

Patricia Smith - Boston Globe (1998)

Inventó personajes en su columna del diario Boston Globe.

Fue obligada a renunciar. La Sociedad Americana de Editores de Noticias (ASNE, por sus siglas en inglés), le retiró un premio concedido en 1998 por su excelencia narrativa, aún cuando ninguna de las columnas premiadas fue inventada.

Stephen Glass - New Republic (1998)

Inventó más de 25 historias para The New Republic, George y Rolling Stone.

Fue despedido por The New Republic después de que la revistas Forbes informara que Glass se había inventado una historia titulada "Hack Heaven".

Janet Cooke - Washington Post (1980)

Escribió una historia sobre un niño de 8 años adicto a la heroína, ganadora de un premio Pulitzer. La historia resultó ser falsa.

Cooke renunció, y el Pulitzer le fue retirado.

El diario creó un sistema para revisar con mayor cuidado los CV's de los periodistas, y pidió a los editores ser más exigentes a la hora de confirmar la autenticidad de los personajes y las fuentes.


Escrito por

Ángel García Català

Redactor de lamula.pe


Publicado en

Redacción mulera

Aquí se publican las noticias del equipo de redacción de @lamula, que también se encarga de difundir las mejores notas de la comunidad.